Mundo

Trump amplía el control del Senado pero los Demócratas le arrebatan la Cámara de Representantes en las Elecciones Legislativas de EEUU

07 de noviembre 2018.

El presidente de EEUU, Donald Trump y su Partido Republicano retuvieron y ampliaron el control del Senado, luego de derrotar a senadores demócratas en Indiana, Dakota del Norte y Missouri, concediendo una victoria al magnate Trump que le garantiza que la cámara será la guardiana de su agenda conservadora durante dos años más.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presumió de un “tremendo éxito” en las elecciones legislativas de Estados Unidos, pese a que, según las proyecciones, los demócratas recuperaron el control de la Cámara de Representantes. “Un tremendo éxito esta noche. ¡Gracias a todos!”, escribió el mandatario en un tuit.

En el Senado los republicanos añadieron escaños a su mayoría, al tiempo en que senadores republicanos en peligro de ser desbancados en los estados de Indiana, Missouri, Dakota del Sur, Tennessee y Texas lograron mantenerse gracias a una fuerte campaña que el presidente Trump hizo a su favor.

Sin embargo el triunfo de Trump no fue extensivo a la Cámara de Representantes donde la oposición demócrata recuperó el control perdido desde el 2010.

Después de dos años en el poder, Donald Trump ha vuelto a conseguir un apoyo masivo de una parte del país, mayoritariamente rural, blanca y conservadora. La otra mitad del país, urbana, multicultural, y liberal, también salió a votar masivamente en su contra. No hay un ganador definitivo en esta elección.

Estas elecciones, agitadas por el racismo sin disimulo del Presidente Trump, se agrandan la brecha entre la mayoría metropolitana y la minoría rural en Estados Unidos

Los republicanos han ampliado la mayoría en el Senado, lo que permitirá al presidente contener las propuestas legislativas de los demócratas y, en última instancia, resistir sin problemas un posible ‘impeachment’. Este juicio político debe iniciarlo la cámara baja, pero es la cámara alta la que juzga al presidente y es necesario un voto en contra de dos tercios para destituirlo. Los demócratas, conscientes de esta dificultad y del deterioro electoral que sufrieron los republicanos tras el “impeachment” a Bill Clinton en 1999 no contemplan, de momento, iniciar el proceso contra Trump.

Los demócratas obtuvierton los 23 escaños necesarios para tener la mayoría en la Cámara de Representantes, al derrotar a los republicanos en estados clave como Virginia, Florida, Pensilvania y Colorado. con el triunfo del Partido Demócrata se garantiza que Trump no podrá pasar una sola nueva ley de importancia en el resto de su periodo hasta las elecciones presidenciales de 2020, pues los demócratas bloquearán cualquier iniciativa en el Congreso.

Con una Cámara demócrata, la cantidad de investigaciones contra Trump impulsadas desde la legislatura en los próximos dos años será apabullante, lo que hará todavía más caótico el ritmo de gobierno del magnate de la Casa Blanca.

Uno de los grandes y sorpresivos triunfos de los Demócratas fue la victoria de Donna Shalala quien ganó al Partido Republicano el decisivo distrito 27 de Florida, que durante años estuvo en manos de la veterana congresista Ileana Ros-Lehtinen, Shalala, que fue secretaria de Salud en la administración de Bill Clinton, obtuvo el 51,72% de los votos frente al 45,96% de su principal oponente, la candidata Republicana María Elvira Salazar, una conocida periodista de medios hispanos. La hegemonía republicana de Miami, que por muchos años fue la máquina política más poderosa de los latinos en Estados Unidos, ha quedado malherida. Dos de los tres cubanos Republicanos que representaban a Miami en la Cámara perdieron las elecciones. La anomalía de Miami parece ceder y acoplarse a lo que pasa en el resto del país, donde las zonas con mayoría hispana votan abrumadoramente por los Demócratas.

A pesar de la victoria conquistada por los Demócratas en la Cámara de Representantes, no se materializó el sueño de una “ola azul”, una especie de contra-revolución demócrata contra el fenómeno de Trump. En ese sentido las elecciones son una gran desilusión para el liberalismo estadounidense.

“Sólo ha habido 5 veces en los últimos 105 años que un Presidente titular ha ganado escaños en el Senado en las elecciones del año pasado. Trump tiene magia sobre él. Este tipo tiene la magia saliendo de sus oídos. Es un captador de votos y un activista asombroso. Los republicanos son increíblemente afortunado de tenerlo y estoy asombrado de lo bien que han hecho. Es todo el Trump Magic-Trump es el hombre mágico. Increíble, tiene a todos los medios en su contra, lo ataca todos los días, y saca estas enormes victorias “. señaló el analista Ben Stein.

Trump manifestó este miércoles: “Recibimos tantas felicitaciones de muchos en nuestra gran victoria de anoche, incluso de las naciones extranjeras (amigos) que me estaban esperando, y esperando, en los acuerdos comerciales. ¡ Ahora todos podemos volver al trabajo y hacer las cosas!”; “Los que trabajaron conmigo en esta increíble elección de mitad de período, abrazando ciertas políticas y principios, hicieron muy bien. Los que no, ¡ Despídanse! Ayer fue una victoria muy grande, y todo bajo la presión de un medio desagradable y hostil!”. El presidente aseguró que la mayoría de los candidatos a los que él apoyó en sus 30 mítines de los últimos dos meses “lograron tremendos éxitos anoche”, y atribuyó las derrotas de algunos republicanos a que no se ligaron lo suficientemente a él y a sus políticas.

Trump advirtió a los Demócratas q ganaron la Cámara de Representantes: “Si los demócratas piensan que van a desperdiciar dinero de los contribuyentes que nos investigan a nivel de la casa, entonces también nos veríamos obligados a considerar investigarlos por todas las filtraciones de información clasificada, y mucho más, a nivel del Senado. ¡ Dos pueden jugar ese juego!”.

El magnate norteamericano que preside EEUU afirmó exultante en una rueda de prensa ofrecida estye miércoles, que estas elecciones legislativas representan el triunfo más grande para un presidente desde 1962. “Esta elección marca el mayor avance en el Senado del partido de un presidente en su primer mandato desde por lo menos Kennedy en 1962″. “Los Republicanos triunfaron en estas elecciones, a pesar de que para ellos fue un entorno complejo en la Cámara de Representantes”.

De cara a las elecciones presidenciales de 2020, los indicios apuntan a unos comicios muy competidos. Trump sigue desatando la ira de mitad del país, pero continúa siendo una locomotora electoral pese a dos años de oposición acérrima de los demócratas. Trump sigue siendo imparable en las zonas rurales del país y en el sur conservador de Estados Unidos. También, de modo importante, varios candidatos que lo seguían ganaron en la zona del “midwest“, el corazón industrial del país, la misma zona que le dio la presidencia en 2016. Lo que lleva a predecir, una vez más, que el fenómeno de Trump goza de buena salud, y su candidato estará más que dispuesto a buscar la reelección en 2020.

K.Camacho.

Con información de Fox/CNN/El País/El Mundo/BBC Mundo

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: