Caracas

Historias de misterio y actividad paranormal en el Metro de Caracas

11 de octubre 2018.

Desde tiempos inmemoriales, los seres humanos nos sentimos fascinados, aterrorizados e incrédulos a partes iguales con respecto a las “historias de fantasmas”, aunque, el término adecuado para referirnos a este tema es eventos o actividad paranormal.

Muchos de los relatos y leyendas que escuchamos comúnmente parten de acontecimientos reales, porque, aunque no seamos capaces de, en la mayoría de los casos, ver entes o manifestaciones paranormales, estas existen y, sin nosotros saberlo nos rodean y forman parte de nuestra cotidianidad. Lo que ocurre es que, los seres humanos tenemos el hábito de buscarle una respuesta científica y, por demás racional a todo lo que nos ocurre y que, de buenas a primeras no podemos explicar. El encendido de un artefacto electrónico, de una luz, el abrir de un grifo, el paso de alguna sombra, el movimiento de algún objeto o la caída del mismo, por tan solo mencionar las manifestaciones más frecuentes, a todas buscamos darles una respuesta racional que nos permita negar la evidente existencia de manifestaciones paranormales.

Los casos documentados de actividad paranormal en Caracas son muchos, en este artículo nos dedicaremos a exponer únicamente 5 casos que están bien documentados en las instalaciones de nuestro principal medio de transporte público, el Metro.

La novia de los dientes

En la estación Colegio de Ingenieros existe una historia que perturba al personal de seguridad. Uno de los trabajadores narró la historia de una joven odontóloga, quien según comenta, se iba casar en un templo que queda en las afueras de la estación. Sin embargo, al llegar el día de su boda, el novio la dejó plantada y ella, en su desespero, decidió entrar en las instalaciones con su vestido de novia y lanzarse a los rieles del tren.  Recientemente, el operador detalla que “entrado el turno de la noche, haciendo el recorrido visual de las cámaras de seguridad, mi compañero de trabajo me indica que observe la cámara número 3 del andén, porque le pareció haber visualizado algo, cuando verifico, pudimos observar inmóviles la imagen de una mujer vestida de novia, caminando por los rieles de la estación, desapareciendo al pasar unos segundos”.

La paciente diabólica

En la estación Petare  se cuenta la historia de una mujer que aparece en el desahogo (descanso donde labora el personal operativo) y en la sala de primeros auxilios.  Los trabajadores relatan que se trata de una paciente, que “aparece vestida con una bata de quirófano y una vía intravenosa colocada en el brazo izquierdo”.

Quienes trabajan en el horario nocturno, suelen escucharla llorando y gritando “¿quién me va ha atender? Uno de los operadores comenta desde el anonimato, que la paciente diabólica -así llaman a la fantasma-, solo logra verse por medio del monitor de las cámaras de seguridad y al recorrer los pasillos de la estación se escuchan sus lamentos.

El espectro del grifo

En el baño del cuarto de la sala de primeros auxilios de la estación Chacaíto se siente y aparece un espectro que ronda en la noche. La imagen de una niña suele ahuyentar al personal.  “Era una jornada laboral normal, jamás pensé que vería eso pues no creo en esas cosas. En la noche, tras organizar los papeles decidí acostarme a dormir en la sala de primeros auxilios, apagué las luces para descansar y escuché el sonido del grifo del lavamanos abrirse. Me levanté y observé que el grifo estaba cerrado. Mi cansancio era tal que decidí ignorarlo, apagué la luz y me acosté otra vez. Al cerrar los ojos escuché nuevamente el sonido del grifo, por lo que prendí la linterna de mi celular y desde mi puesto apunté la luz al baño y al pasarla por el lavamanos observé la imagen de una niña sin rostro, abriendo y cerrando el grifo”, dijo el empleado.

La Caminante

En la estación Los Dos Caminos relatan la historia que una mujer suele aparecer caminando en la oscuridad de los túneles. Un señor del área de seguridad comentó lo que espera sea su primera y única experiencia paranormal: “Una noche, mientras realizábamos el chequeo y control de acceso a la estación, para controlar los trabajadores que van a laborar en los túneles, vemos por uno de los monitores de seguridad el ingreso de una joven a las vías del tren”.

Impactados por lo que vieron, el encargado de la seguridad de la estación y su compañero decidieron llamar por radio a los operadores que se encontraban cerca del andén, “nosotros les indicábamos por radio y dije ‘está caminando en vías, está en las vías del tren’, pero los operadores no observaban nada y mientras pensaban que era una broma de mal gusto, pudimos ver como la mujer desaparecía en zigzag”.

El mecánico del tren fantasma

En Propatria, específicamente en los patios y talleres, un lugar donde resguardan las unidades y vagones que no están operativos, en el horario de la noche generalmente empiezan a moverse las maquinas, se encienden los trenes y se apagan las luces. “El mecánico”, como lo conocen en Propatria, suele aparecer cuando hay personal nuevo, cauteloso de cualquier cosa que suceda en los trenes inactivos.

Así como este tipo de manifestaciones paranormales, nuestra cotidianidad entera está plagada de ejemplos que son claro testimonio de la existencia de vida después de la vida y que, esto no debe ni sorprendernos ni tampoco asustarnos ya que, estas manifestaciones forman parte de la existencia aunque en un plano distinto.

Alexis Delgado Alfonzo

Historiador

Fuente: Tu Zona Caracas y  5 escalofriantes historias de fantasmas del Metro de Caracas. Xiaver Tovar

COMENTARIOS EL JOJOTO
Cliquea para comentar

Déjanos tu opinión

Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: