Deportes

Khabib Nurmagomedov fue una aplanadora contra Conor McGregor y retiene el título ligero de la UFC con polémico final

07 de septiembre 2018.

En una de las peleas más esperadas de la historia de la Ultimate Fighting Championship (UFC), el campeón ruso, Khabib Nurmagomedov, retuvo su título de campeón del peso ligero, al vencer por sumisión en el cuarto asalto a la estrella irlandesa Conor “The Notorius” McGregor, en combate disputado en el T-Mobile Arena de las Vegas (Nevada).

En la pelea promocionada por la UFC como la “más grande de la historia”, Nurmagomedov dominó durante todo el duelo imponiendo su estilo al de McGregor que jamas pudo desarrollar su estrategia de combate, el ruso Nurmagomedov, retiene así su título de campeón y su marca perfecta de invicto con 27-0 (ocho victorias por nocáut y nueve por sumisión), algo que ningún peleador de la UFC había podido lograr hasta ahora en el deporte de las artes marciales mixtas.

Por su parte McGregor, con la derrota baja su marca a 21-4-0 (18 de sus victorias por nocáut). Conor McGregor fue el primer peleador en la historia de la UFC en ostentar títulos en dos divisiones distintas al mismo tiempo. Uno de esos cinturones se lo arrebató a José Aldo en 13 segundos de acción, logrando de esta manera el KO más rápido en la historia de las peleas por un título de UFC.

Al final del combate luego de declarar la victoria de Khabib Nurmagomedov por sumisión de  Conor McGregor, se generó un batalla campal entre los integrantes de los equipos de trabajo de ambos luchadores y tuvo que subir la policía al octágono después que un individuo no identificado también entró para golpear al McGregor que necesitó ser escoltado fuera del mismo por los agentes del orden y personal de seguridad.

Resultado de imagen de McGregor

El denominado combate “Mas Grande de la Historia” de la UFC, comenzó de manera dominante por parte de Nurmagomedov que ganó con facilidad los dos primeros asaltos, con un excelente trabajo de manos al conectarle un gran derechazo a McGregor que sintió los efectos y aunque se recuperó, de inmediato fue mandando a la lona por el campeón.

Al final pudo recuperarse y McGregor sobrevivió al primer asalto, pero en el segundo volvió a ser dominado y su única virtud fue el mantenerse en pie y tratar de seguir en la pelea.

Algo que hizo en el tercero, el mejor que tuvo el luchador irlandés, que se mantuvo en pie y aunque Nurmagomedov lo sorprendió con algunas manos derechas en el interior, McGregor hizo un buen trabajo al cuerpo que le permitió acercarse en las puntuaciones.

Pero en el cuarto, de nuevo Nurmagomedov dominó por completo a McGregor al golpearlo en el suelo e incluso consiguió una caída en el juego de pie, antes de bloquear el cuello para provocar la sumisión a los 3:03 minutos de acción del asalto.

Claves de la victoria de Khabib Nurmagomedov

1. Falta de patadas de McGregor

Conor no usó una de sus mejores armas. La patada frontal le hubiera dado distancia y poder para no ser derribado.

2. Presión constante

En la lona Nurmagomedov no cambió su estilo ni buscó sorprender a nadie. Siguió haciendo lo que lo tiene con una marca de 27-0 que es machacar al rival poco a poco, trabajarlo hasta cansarlo. Fueron cuatro asaltos en los que estuvo encima de ‘The Notorious‘ y lo terminó.

3. Acortó la distancia

Conor tenía una ventaja importante con 11 centímetros más en distancia de brazos. Sin embargo, Khabib se movía lateralmente y con el cabeceo acortó el espacio entre él y su rival para conectar y poner en práctica su sambo. Tanto, que con un volado de derecha mandó al suelo al irlandés.

4. La llave

En lugar de desesperarse, fue paciente y cuando McGregor le entregó la espalda trabajó para acabarlo. Más que una estrangulación, fue un cross face que puede dislocar o romper la quijada. Así, Nurmagomedov mostró que estudió a su rival, pues todas sus derrotas tienen en común terminar con sumisión.

5. Se metió en la cabeza de Conor

Sorpresivamente, quién ganó la guerra mental fue el ruso. Cada que terminaba un asalto hablaba y amedrentaba a ‘The Notorious’. Llegó un punto en el que el dominio era físico y psicológico. A pesar de no ser de este tipo de peleador que hace el famoso ‘trash talk‘, lo manejó muy bien.

Resultado de imagen de McGregor

Resultado de imagen de McGregor

UFC

El polémico final

Espectacular y vergonzoso. El evento UFC 229 pasará a los anales de la historia de la compañía tras lo sucedido en el T-mobile . Tanto por lo deportivo, como por lo antideportivo. Khabib Nurmagomedov, que buscó el KO desde el primer asalto con una brillante actuación, destruyó a Conor McGregor en el cuarto asalto con una espectacular guillotina para retener el cinturón del peso ligero en combate estelar del UFC 229 que tuvo lugar en Las Vegas.

Resultado de imagen de McGregor

Cuatro asaltos de pura adrenalina que acabaron de la peor manera posible. Khabib Nurmagomedov, luego de derrotar a McGregor, salió del ring y comenzó a arremeter contra todo el equipo de ‘The Notorious‘ que se encontró por su camino. Había conquistado el reinado del luchador irlandés, pero no fue suficiente. El ruso invicto (27-0), que aguantó todo tipo de ataques verbales durante la promoción del evento, sencillamente estalló.

Nurmagomedov se lanzó por encima del octágono al rincón de su oponente, aparentemente para pegar al entrenador de su rival, Dillon Danis, lo que dio paso a una pelea multitudinaria en la que incluso varios miembros del público subieron al cuadrilátero a golpear al irlandés mientras este se recuperaba, obligando a la policía a actuar.

 Dillon Danis, entrenador de Conor en UFC, es especialista en jiu-jitsu y se sumó al equipo de Conor McGregor en 2016. A partir de ese momento, se mantuvo cerca a ‘The Notorious’. Para Khabib, Dillon Danis fue parte del hostigamiento que recibió en los últimos meses.

“Él también me insultó, habló sobre mi religión, sobre mi padre y mi familia. Me llamó terrorista”, declaró Khabib Nurmagomedov. “En mi cara nunca me dijo nada. Nadie habla de todo lo que sufrí”,

McGregor abandonó el ring abucheado, su rival fue despedido con lanzamiento de objetos por parte de los aficionados y el jefe de la UFC, Dana White, se negó a entregarle el cinturón a Khabib por miedo a provocar más altercados en medio de una trifulca generalizada y señaló que el cheque del ruso ha sido retenido mientras estudian los acontecimientos.

“Esto no es lo que somos, esto no es lo que hacemos, no somos esto. Nadie esperaba que Khabib saltara de la jaula , la policía hizo un gran trabajo controlándolo. Era demasiado perfecto, todos dieron el peso, la seguridad fue perfecta. Así no es normalmente un evento de artes marciales mixtas”, “Quienes saltaron nunca pelearán aquí. Tukhugov no peleará contra Lobov por su participación en el incidente. Apesta terminar así. Es una mierda. Una larga suspensión puede significar que Khabib sea despojado del título”, advirtió Dana White, presidente de la UFC.

Nurmagomedov EXPLICÓ LO QUE SUCEDIÓ AL final de la pelea

Khabib Nurmagomedov pidió que no le quiten el cinturón (AP Photo/John Locher)

Horas después del escandaloso episodio, el campeón ruso, Khabib Nurmagomedov, ofreció disculpas por lo sucedido y explicó los motivos que lo llevaron a actuar de manera violenta contra el equipo de McGregor.

“Lo primero de todo, quiero disculparme ante la Comisión de Nevada y ante la ciudad de Las Vegas. Sé que esta no es mi mejor cara, pero soy un ser humano”. Tras ofrecer disculpas, el monarca ruso, dio los motivos de su reacción: “No entiendo cómo algunos pueden hablar sobre lo que hice tras el final de la pelea. Antes, McGregor sí había hablado sobre mi religión, sobre mi país y sobre mi padre”.

“Vino a Brooklyn y casi mata a un par de personas. ¿Qué hay de esta mierda? ¿Por qué tienen que hablar sobre lo que hice yo hoy? No lo entiendo. Este deporte tiene que ver con el respeto y no con los comentarios basura. Yo quiero que siga siendo así y no centrarlo en hablar sobre religión o nacionalidades”.

“Lo siento Las Vegas, lo siento Nevada. Yo no soy así, estaba caliente. Este deporte es respeto, no se puede hablar basura. Siento lo que pasó después de la pelea. Mi padre me aplastará cuando llegue a casa. Putin me felicitó tras la victoria. Lo culparán a él y no a McGregor por insultarme. Por favor no me quiten el título”, concluyó en la conferencia de prensa posterior al combate.

La reacción de Nurmagomedov fue un sentimiento de ira que estuvo conteniendo desde principios de abril, fecha en la que Conor McGregor se hizo presente en una velada de UFC en Brooklyn e interceptó el micro en el que viajaba Nurmagomedov, quien esa noche iba a subir al octágono. En aquel momento, el irlandés lanzó una carretilla, causó fuertes disturbios y huyó, continuos insultos contra el campeón ruso, su familia, su nación, caracterizaron el encendido verbo de McGregor antes del combate, tras aplastar a la leyenda irlandesa de la UFC, Khabib implosionó.

En las próximas horas se dará a conocer la resolución de la Comisión Atlética de Nevada, la cual está haciendo un arduo trabajo de investigación para determinar qué fue lo que sucedió tras la sumisión con la que el ruso defendió con éxito el cinturón de peso ligero de la UFC.

Andrés Pérez.

Con información de EFE/ Marca/ AFP/ Infobae

COMENTARIOS EL JOJOTO
Cliquea para comentar

Déjanos tu opinión

Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: