Política

Jair Bolsonaro, el Jean-Marie Le Pen latinoamericano gana la primera vuelta presidencial en Brasil

08 de octubre 2018.

El ultraderechista Jair Bolsonaro ganó por amplio margen la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil y se medirá en segunda vuelta con el abanderado del PT Fernando Haddad

Con más de 98% de los votos escrutados, los resultados preliminares del Tribunal Supremo Electoral (TSE) señalan que Bolsonaro obtuvo el respaldo de 46,33% del electorado, mientras que Haddad alcanzó con 28,85% de los sufragios. Bolsonaro es conocido por su nostalgia por la última dictadura, sus insultos a las mujeres y a los gays y sus llamados a reprimir la delincuencia, dándole más garantías a las fuerzas de seguridad.

En el tercer lugar de la contienda quedó el candidato de centro izquierda, Ciro Gómes, con 12,51% de los votos; seguido por el derechista Geraldo Alckmin con 4,79% de los sufragios.

Bolsonaro denunció este domingo “problemas” con las urnas electrónicas que habrían impedido obtener una mayoría absoluta en la primera vuelta y evitar un balotaje en las elecciones presidenciales de Brasil. “Estoy seguro de que si ese problema no hubiera ocurrido y tuviéramos confianza en el voto electrónico, ya tendríamos el nombre del presidente de la República decidido en el día de hoy”, dijo Bolsonaro, sin llegar a denunciar explícitamente un fraude. Durante la campaña, el controvertido exmilitar ya había cuestionado abiertamente la fiabilidad del complejo sistema de voto electrónico en Brasil, e incluso advirtió de los riesgos de fraude.

“Ganamos en casi todas las regiones del país y perdimos sólo en el noreste”, declaró Bolsonaro, quien reconoció que esa zona del país es un fortín del Partido de los Trabajadores (PT), que postuló a Haddad tras la inhabilitación de Luiz Inácio Lula da Silva, en la cárcel por corrupción.

Bolsonaro, un extremista de la derecha, misogeno, xenófobo, racista, clacista y homofóbico, aseguró a sus seguidores que ahora la “misión” es que “ese pueblo trabajador del noreste se libere de las mentiras del PT, que hace un verdadero terrorismo contra la gente más humilde de nuestro Brasil”.

“Los brasileños deberán elegir entre dos caminos: el de la prosperidad, la libertad, la familia, o el de Venezuela”. Jair Bolsonaro

El candidato de la ultraderecha reiteró que en este proceso electoral “Los brasileños deberán elegir entre dos caminos: el de la prosperidad, la libertad, la familia, o el de Venezuela”, en alusión a los nexos de Lula con el Gobierno de Nicolás Maduro.

Sin citar a Haddad por su nombre, también dijo que “todos saben con quién el otro candidato se aconseja y dónde”, en referencia a la prisión en la que está Lula, a quien el candidato del PT visita cada semana.

“No queremos de vuelta a ese tipo de gente, que es lo peor que hay en la política. Hundieron al país en la más profunda crisis económica, moral y política y no podemos dar otra vez un paso a la izquierda”, manifestó, para agregar que Brasil “no puede seguir flirteando con el comunismo”.

La  gran diferencia entre Bolsonaro y Haddad sorprendió a los analistas quienes proyectaban una primera vuelta más cerrada.

Y es que el diputado Bolsonaro sigue siendo el político con mayor índice de rechazo (de 45% según Datafolha), ganado a lo largo de una carrera plagada de declaraciones misóginas, homófobas y racistas y su justificación de la tortura durante la dictadura militar (1964-1985).

“Ahora lo que parece primordial para la campaña de Bolsonaro es evitar cualquier tipo de error, hacer algo que pueda perjudicarlo, sacarle votos. Tiene que tratar de mantener perfil bajo, no tener ninguna sorpresa negativa”, dijo Fernando Meireles, politólogo de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG).

Bolsonaro se verá además imposibilitado de hacer campaña en las calles, dado que aún se recupera de la puñalada que le asestaron en un mitin el 6 de septiembre. Aunque eso no le impidió mantener la fidelidad de sus partidarios a través de redes sociales.

Bolsonaro y el izquierdista Haddad buscarán desde este lunes formar alianzas y superar las fuertes resistencias que cada uno inspira en amplios sectores sociales para ganar el 28 de octubre la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil.

“Queremos unir a los demócratas de Brasil. Queremos un proyecto amplio para Brasil, profundamente democrático, que busque de forma incansable la Justicia social”, expresó Haddad, de 55 años

La clave para que Haddad se acerque a los porcentajes de Bolsonaro reside en el centroizquierdista Ciro Gomes, que tenía 12,45% de los sufragios.

K.Camacho

Con información de AFP/ Telesur/ Globo/RT/AFP

COMENTARIOS EL JOJOTO
Cliquea para comentar

Déjanos tu opinión

Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: