Política

Donald Trump: El socialismo o el comunismo han producido sufrimiento, corrupción y deterioro en Venezuela y en todos los lugares donde se ha intentado

25 de septiembre 2018.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante la 73º Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, emitió un radical discurso en el cual emitió fuertes criticas contra  China, los países de la OPEP, Alemania, y la República Bolivariana de Venezuela.

Trump se refirió al retiro de Estados Unidos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y del desconocimiento estadounidense de la Corte Penal Internacional de La Haya. “Estados Unidos está gobernado por estadounidenses. Nunca cederemos la soberanía estadounidense a una burocracia que no rinde cuentas ni ha sido elegida por nadie. Rechazamos la ideología de lo global y abrazamos la doctrina del patriotismo”, dijo. “America first” en estado puro.

El magnate estadounidense defendió su política de fronteras cerradas y rechazó suscribirse a un acuerdo global sobre migraciones. “Vamos a mantener la política de migraciones según los intereses de Estados Unidos”, remarcó.

El presidente de EEUU manifestó sus críticas a las Naciones Unidas, el organismo global por excelencia. “Estados Unidos es el país que más dona a la ONU, pero nadie nos da nada a cambio. Vamos a examinar qué funciona y que no”.

Donald Trump: El socialismo o el comunismo han producido sufrimiento, corrupción y deterioro en Venezuela y en todos los lugares donde se ha intentado

Trump ratificó su línea dura contra Venezuela y desempolvó frases retoricas de la guerra fría.

“Actualmente, somos testigos de una tragedia humana, por ejemplo en Venezuela, más de 2 millones de personas han huido de la angustia infringida por el régimen socialista de Maduro y sus patrocinadores cubanos”. “No hace mucho Venezuela era una de las naciones más ricas del planeta, y hoy, el socialismo ha llevado a la banca rota a esta nación, ha hecho que su pueblo esté sumido en la pobreza. El socialismo a hecho que el país mas rico de latino América se convierta en el más pobre”. “El socialismo o el comunismo han producido sufrimiento, corrupción y deterioro en Venezuela y en todos los lugares donde se ha intentado”.

“Hoy, el socialismo ha quebrado al país rico en petróleo y ha empujado a su pueblo a la pobreza abyecta. En casi todos los lugares donde el socialismo o el comunismo se ha intentado, ha producido sufrimiento, corrupción y deterioro. La sed de poder del socialismo conduce a la expansión, incursión y opresión. Todas las naciones del mundo deben resistir el socialismo y la miseria que produce para todos. En ese espíritu, le pedimos a las naciones reunidas aquí que se unan a nosotros en reclamar por la restauración de la democracia en Venezuela. Hoy anunciamos sanciones adicionales contra el régimen represivo, dirigidas contra el círculo íntimo de Maduro y sus asesores cercanos”.

Trump un discurso radical del “America first” 

El magnate norteamericano pronunció uno de los discursos más polémicos de los últimos años, empleó la adaptación del eslogan de su campaña presidencial del 2016. Donde antes era “Hacer grande a EEUU otra vez”, ahora se trata de que los inmigrantes “se queden en casa para hacer a sus países grandes otra vez”. El presidente estadounidense aprovechó para insinuar que la inmigración está vinculada al tráfico de menores.

El presidente de Estados Unidos,ha lanzado la señal más clara de que intenta desempolvar un viejo pilar de la política de su país hacia América Latina que parecía enterrado: la Doctrina Monroe. “Aquí en el hemisferio occidental, estamos comprometidos a mantener nuestra independencia de la intrusión de potencias extranjeras expansionistas”, dijo Trump este martes ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. “Ha sido la política formal de nuestro país desde el presidente (James) Monroe que rechacemos la interferencia de naciones extranjeras en este hemisferio y en nuestros propios asuntos”,

Sin explicitar a qué naciones aludía, Trump refrendaba así una doctrina presentada por Monroe en 1823 contra el colonialismo europeo en el continente, resumida en la frase “América para los americanos”. Esa doctrina establecía que cualquier intervención de los europeos en América sería vista como un acto de agresión que requeriría la intervención de Estados Unidos. Con el paso del tiempo esa idea fue vista como la justificación para que EE.UU. se expandiera en el hemisferio. En 1904, el presidente Theodore Roosevelt le añadió un “Corolario” que establecía que si un país europeo amenazaba o ponía en peligro los derechos o propiedades de ciudadanos o empresas estadounidenses, el gobierno de EE.UU. estaba obligado a intervenir en los asuntos de ese país para “reordenarlo”. En la práctica eso significó que Estados Unidos empezara un intervencionismo unilateral en América Latina.

Como es habitual en él, Trump no desgranó en el discurso ninguna política de cooperación con el resto del mundo. Atacó a Irán, en lo que se supone que va a ser la norma en esta Asamblea de la ONU; en la que Washington va a buscar el enfrentamiento con Teherán. De hecho, el presidente estadounidense ya recurrió a su canal de comunicación oficial, Twitter, para declarar esta mañana que “pese a las peticiones [en ese sentido] no tengo planes para reunirme con el presidente iraní, Hasan Rohani”. Lo verdaderamente curioso es que Rohani había declarado el lunes, en una entrevista a la cadena de televisión estadounidense NBC, que no se iba a reunir con Trump debido, precisamente, “a las sanciones y amenazas” de Estados Unidos. En otras palabras: Trump rechazaba una reunión que su interlocutor ya había rechazado.

Claro que los discursos de hoy son sólo el primer episodio del choque entre Washington y Teherán. El segundo llega mañana. Trump va a presidir la reunión del Conejo de Seguridad de la ONU sobre Irán, en lo que promete ser una sesión, como poco, complicada.

El discurso de Trump no sorprende. En lo que va de su mandato liquidó el pacto nuclear con Irán, se retiró del acuerdo del clima de París, trasladó la embajada de EE.UU. en Israel a Jerusalén, eliminó los fondos para Palestina, anuló la participación de su país en la Unesco y el Consejo de Derechos Humanos, redujo la contribución a las fuerzas de mantenimiento de la paz y subió los aranceles de importación.

El “America first” es un mensaje que causa escozor en el mundo, pero en realidad Trump viene empujando esta visión desde la campaña que lo llevó al poder. A muchos les sorprende que lo haya puesto en práctica durante su mandato, con tanto fervor y convencimiento.

Representaciones mundiales se burlaron del discurso de Trump

“Hace un año, me presenté ante ustedes por primera vez en esta gran sala. Hice frente a las amenazas que enfrenta nuestro mundo. Y presenté una visión para lograr un futuro mejor para toda la humanidad”, Trump aseguró que regresaba a Naciones Unidas para compartir “el extraordinario progreso” logrado bajo su mandato y afirmó que Estados Unidos es ahora “más fuerte, más seguro y más rico” que cuando él llegó al poder.

“En menos de dos años, mi gobierno ha conseguido más que casi ningún otro gobierno en la historia de nuestro país”, subitamente en el auditorio comenzaron a oírse risas. Tanto, que Trump tuvo que hacer una pausa en la lectura de su discurso para decir: “Es verdad”, para entonces, las risas comenzaron a extenderse. Sonriente, Trump respondió: “No esperaba esa reacción, pero está bien”, acto seguido las carcajadas y aplausos se apoderaron de la 73º Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.

Lo inusual de esta reacción en plena Asamblea General de Naciones Unidas hizo que el momento obtuviera gran repercusión en medios y redes sociales, en ocasiones por delante de los mensajes expuestos por Trump sobre Irán, Corea del Norte u otras cuestiones de actualidad.

En palabras del corresponsal de la BBC en Nueva York, Nick Bryant, el momento “entrará en los anales de Naciones Unidas”.

“Trump se convirtió en el amenazante hazmerreír de Naciones Unidas”, publicó Granma, el periódico del partido comunista de Cuba.

“La risa escuchada alrededor del mundo: Trump en Naciones Unidas”, resumió el diario The Jerusalem Post.

El portal de noticias del medio conservador Fox, por su parte, destacó que “Trump no se inmuta cuando los líderes mundiales se ríen mientras presume de economía en la ONU”.

“El mundo simplemente se rió literalmente de Donald Trump durante su discurso de Naciones Unidas”, tituló el sitio web Mashable.

Andrés Pérez.

Con información de CNN/ El País/ Telesur/ RT/ FOX/ Clarín/BBC Mundo/ El Mundo

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: