Política

El mismo TSJ paralelo que desde Colombia condenó a Maduro ordena investigar a Henrique Capriles por caso Odebrecht. ¿Justicia o pase de factura?

24 de agosto 2018.

El TSJ paralelo, que sin legitimidad jurídica sesiona desde Colombia, emitió una polémica sentencia que demanda investigar al dos veces candidato presidencial Henrique Capriles Radonski por recibir comisiones ilegales de la constructora brasileña Odebrecht.

Este Tribunal Supremo de Justicia Paralelo fue designado por la Asamblea Nacional (AN) el 21 de julio del 2017, en la plaza Alfredo Sadel en Las Mercedes, municipio Baruta, en dicha sesión la AN designó a 33 nuevos magistrado del TSJ, 13 principales y 20 suplentes. Los magistrados del TSJ paralelo o ‘TSJ en el exilio’ designados por la Asamblea Nacional, salieron del país tras su designación al ser acusados de pretender usurpar funciones del máximo tribunal del país y subvertir el orden constitucional.

El pasado 15 de agosto ese TSJ Paralelo sentenció al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, a una condena de 18 años y tres meses de cárcel, que “deberá cumplir en la prisión de Ramo Verde, en Venezuela”. Adicionalmente este organo juridico paralelo sentenció al Jefe de Estado a pagar una  multa de 60 millones de dólares por los delitos de corrupción propia y legitimación de capitales. En la sentencia se publicó una lista donde se incluyen a personas naturales y jurídicas intermediarias que podrían estar implicado en el caso de pago de coimas por parte de la empresa Odebrecht.

En una rocambolesca acción carente de legitimidad y consecuencias jurídicas validas, el denominado “Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio” sesionó en Bogotá, Colombia, y ademas de emitir una sentencia de prisión contra el Presidente Maduro, se le solicitó nada más y nada menos que a la exfiscal general de la República, Dra, Luisa Ortega Díaz, investigar al exgobernador de Miranda, líder de Primero Justicia y dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles Radonski por recibir contribuciones y financiamiento de la constructora brasileña Odebrecht a cambió de otorgar contratos y licitaciones.

 

En la sentencia emitida por el TSJ Paralelo se ordena la investigación de Henrique Capriles Radonski así como de varias figuras del chavismo hoy críticas a la Administración Maduro como Jorge Giordani y Temir Porras, el documento emitido por este grupo de jueces deja además un espacio laxo cuando emplea la triste frase “entre otros” para concluir el punto Séptimo donde enuncia una serie de nombres implicados en el caso Odebrecht, esa lamentable frase de “entre otros” no es frecuente en las “sentencias” y da un amplio y manipulable espacio para incluir allí a futuros implicados según intereses político que manejen los juristas que desde Colombia juegan a promulgar sentencias.

Llama la atención que el TSJ paralelo no incluye en la lista de personas a ser investigadas a los también opositores Antonio Ledezma, Carlos Ocariz, Pablo Pérez, Manuel Rosales y William Ojeda, quienes han sido señalados por el expresidente de Odebrecht en Venezuela, Euzenando Prazeres de Azevedo, de recibir dineros de la constructora brasileña.

Capriles responde: ¡Seguimos trabajando! ¡Qué otros se ahoguen en sus ollas!

El exgobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, respondió a los señalamientos que lo vinculan a hechos de corrupción con la constructora brasileña Odebrecht. También rechazó la petición del Tribunal Supremo de Justicia Paralelo de que se inicie una investigación en su contra.

Capriles Radonski ha recibido múltiples acusaciones y cuestionamientos de factores opositores que tienden a ser tildados de radicales, incluso se ha llegado a acusar al líder de Primero Justicia como “colaboracionista” del Gobierno del Presidente Maduro.

El dos veces candidato presidencial ha manifestado en reiteradas oportunidades que no respaldaría una salida violenta ni un golpe militar para solucionar la confrontación en Venezuela entre los sectores del Gobierno y sus antagonistas, Capriles Radonski de igual manera ha emitido serios cuestionamientos a quienes promueven el respaldo al TSJ Paralelo y la designación de funcionarios paralelos que ejerzan desde el exterior. Estas posturas de Capriles contrastan con factores que son partidarios de la “fuerza” para terminar el Gobierno de Nicolás Maduro, por lo cual la investigación ordenada por el TSJ paralelo bien pudiera interpretarse como una retaliación política.

“Lo hemos dicho siempre, el que no la debe no la teme! Que se investigue lo que tenga que investigarse, eso sí, sin falsedades y sin objetivos poco transparentes. Somos nosotros los principales interesados en que se investigue y cese una clara intención de destruirnos. Nosotros sabemos bien de dónde vienen estos señalamientos, por eso nos preguntamos ¿Hasta dónde serán capaces de llegar aquellos que – al no contar con el favor de nuestro pueblo – insisten en su delirio por llegar al poder ungidos quién sabe por quién y engañando a los venezolanos con consignas vacías? En la Venezuela de hoy, agobiada por tantos problemas, no vamos a perder el foco de lo que sí es verdaderamente importante y de allí no nos van a sacar. ¡Seguimos trabajando! ¡Qué otros se ahoguen en sus ollas!”, aseveró Capriles.

El líder de Primero Justicia emitió un comunicado donde afirma que no tiene ninguna vinculación con el caso Odebrecht:

A LA OPINIÓN PÚBLICA

El que no la debe no la teme. Tengo 19 años al servicio de mi país siendo investigado permanentemente y jamás han podido ni podrán señalar alguna irregularidad o acto de corrupción que haya cometido.

Vine a la política a servir no a enriquecerme, pareciera que a algunos esto los saca de control y por tanto apelan a la única arma que tienen los perdedores: la infamia y la calumnia.

Por eso en la gravedad del momento que vivimos y ante los señalamientos con los que se me intenta vincular es necesario que nos preguntemos:

¿Quiénes se benefician políticamente de esto? ¿Quién financia toda esta operación de difamación y calumnia? ¿Cómo es que mi nombre, que nunca fue mencionado en un juicio, aparece en una sentencia de unos magistrados en el exilio? La relación de Odebrecht en Venezuela fue y es con el gobierno nacional, esto lo hemos explicado una y otra vez.

¿Cómo es que se hace una acusación de este tamaño, la vuelven noticia, arman la bulla y aquí nadie ha venido a formalizar una investigación seria, a revisar documentos, a trabajar? Que se investigue lo que tenga que investigarse, eso sí, sin falsedades y sin objetivos poco transparentes. Somos nosotros los principales interesados en que se investigue y cese una clara intención de destruirnos.

¿Acaso una declaración de un ejecutivo vinculado al gobierno es una sentencia? ¿Si mañana alguien acusa a otro de violación eso lo convierte en culpable? ¿No es necesario un examen forense, por ejemplo? ¿Dónde están las pruebas de esto? ¿Dónde están los supuestos registros? NO EXISTEN

¿Hasta dónde serán capaces de llegar aquellos que – al no contar con el favor de nuestro pueblo – insisten en su delirio por llegar al poder ungidos quién sabe por quién y engañando a los venezolanos con consignas vacías?

Las aspiraciones presidenciales son respetables, cada quién está en su derecho, pero para lograrlo ¿Tienen que destinar dinero a una campaña sucia en mi contra? ¡Por amor a Dios! Los invito a pensar antes en nuestra Venezuela y a invertir esos recursos en la lucha contra el régimen de Maduro que sigue hundiendo al país

En la Venezuela de hoy, agobiada por tantos problemas, no vamos a perder el foco de lo que sí es verdaderamente importante y de allí no nos van a sacar. ¡Seguimos trabajando! ¡Qué otros se ahoguen en sus ollas!

Caracas, 23 de agosto de 2018

REVELACIONES DE EUZENANDO AZEVEDO

Resultado de imagen para EUZENANDO AZEVEDO

El expresidente de la constructora Odebrecht en Venezuela, Euzenando Prazeres de Azevedo, reveló en un video publicado el pasado 3 junio de 2018 que durante la campaña presidencial de 2012, “fui contactado por un empresario venezolano. Muy conocido, que inclusive trabajaba para Odebrecht, porque tenía una empresa que nos proveía concreto y piedra. Él me contactó en nombre de Henrique Capriles”.

El expresidente de Odebrecht aseguró que el encuentro más cercano que sostuvo con Capriles fue en el propio apartamento del exgobernador de Miranda.

Azevedo aseguró ante la Fiscalía de Brasil que “tenía la preocupación de que si llegara un Gobierno de oposición, conociendo mi relación con el Presidente Chávez, rescindiera los contratos de Odebrecht en el país y agregó que le manifestó a Capriles tal inquietud. En ese sentido, comentó que el candidato presidencial opositor le respondió: “‘Euzenando, usted se puede quedar tranquilo, porque yo soy un candidato de la oposición y estoy luchando para sustituir al presidente Chávez. Porque yo sé que Venezuela necesita continuar generando empleo y sus obras son muy importantes. Yo continuaré las obras. Ahora, como sé que usted tiene una relación muy importante con el presidente Chávez, sería bueno que nadie sepa que nos hemos reunido’”.

¿Son legítimas las sentencias del TSJ Paralelo?

Dr. Miguel A. Martin, Presidente del TSJ Paralelo.

Desde hace varios meses el denominado “TSJ en el Exilio” o TSJ Paralelo ha venido efectuando procesos jurídicos y emitiendo sentencias vinculadas a Venezuela, sin embargo es importante aclarar que todas y cada una de esas sentencias no tienen más que un valor simbólico y para nada son legalmente vinculantes sus rocambolescas sentencias.

El Tribunal Supremo de Justicia venezolano está compuesto por 32 magistrados, que sesionan y emiten sentencias en el territorio de la República Bolivariana de Venezuela.

El TSJ Paralelo esta compuesto por 13 magistrados principales y 20 suplentes que fueron designados por la Asamblea Nacional, el 21 de julio del 2017, en la plaza Alfredo Sadel en Las Mercedes, municipio Baruta, el parlamento realizó esas designaciones invalidando lo que denominó como “magistrados express” designados por la anterior Asamblea Nacional en diciembre del 2015.

En el año 2016, el Tribunal Supremo de Justicia declaró a la Asamblea Nacional en desacato invalidando así todo carácter jurídico emanado por el parlamento nacional, incluyendo la revocatoria de las designaciones de los jueces que realizó la anterior AN en diciembre del 2015 y los nombramientos de los nuevos magistrados realizada por el parlamento presidido por Julio Borges en julio del 2017.

Adicionalmente la Dra. Luisa Ortega Díaz, quien fungió como Fiscal acusadora en la causa que condena a Nicolás Maduro y ordena investigar a Henrique Capriles, fue destituida por la Asamblea Nacional Constituyente a principios de agosto del 2017.

Para completar los elementos que comprometen la legalidad del denominado “TSJ en el exilio” en una rocambolesca acción carente de legitimidad y consecuencias jurídicas validas, sesiona en territorio extranjero, específicamente en Bogotá, Colombia,

Incluso Organizaciones no gubernamentales que adversan a la Administración Maduro, como Acceso a la Justicia, cuestionan la conformación de este tribunal porque argumenta que la Asamblea Nacional solo designó a los sustitutos de los llamados “magistrados exprés” y no a un nuevo Tribunal Supremo de Justicia.

Rortz.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: