Deportes

Real Madrid afronta la era post Cristiano Ronaldo con la dura derrota en la Supercopa de Europa

23 de agosto 2018.

Después de más de un mes de receso de actividad futbolística de primer nivel tras la obtención de la Copa del Mundo por parte de Francia, poco a poco los principales clubes del deporte rey se van poniendo a tono tanto en el campo de juego por medio de encuentros preparatorios y giras promocionales, como en un agitadísimo mercado estival de fichajes.

Hace pocos días el FC Barcelona obtuvo su primer título de la naciente temporada 2018 – 2019 al derrotar al Sevilla en medio de la disputa de la Súper Copa de España, torneo que midió al ganador de la Liga, FC Barcelona y al campeón de la Copa del Rey, Sevilla.

Tras esta victoria culé, la pelota pasaba al tejado del club merengue, un Real Madrid que, sin lugar a dudas, se encuentra por arrancar la era post Cristiano Ronaldo. El nuevo entrenador del Real Madrid, con muy pocas incorporaciones en su plantilla, únicamente Vinicius JR, Álvaro Odriozola y el portero belga Cortois, dio su apoyo irrestricto a su club.

Las esperanzas merengues, a pocos días para vencerse el plazo de fichajes estivales están basadas en una delantera integrada por Karin Benzema, Garrett Bale y Marco Asencio, en donde, en los 9 goles que, hasta el momento ha anotado el Real Madrid en su pretemporada, 8 son de los dos primeros y el restante fue para Asencio.

La campaña 2018 – 2019, para los dos rivales de la liga española representan el inicio de nuevas etapas, como ya se ha comentado, para los merengues apertura la era post Cristiano Ronaldo, mientras que para los de la ciudad condal, inicia la era post Andrés Iniesta. Dos referentes históricos del balompié mundial que cambiaron de aíres para este torneo.

ATLÉTICO DE MADRID GANA LA SÚPER COPA DE EUROPA

Resultado de imagen para ATLETICO DE MADRID CAMPEON

 

El encuentro que midió este miércoles 15 de agosto a Real Madrid, campeón de la Liga de Campeones y Atlético de Madrid campeón de la Liga Europa, abrió formalmente la campaña de fútbol europeo en un importante casting para los dirigidos técnicamente por el vasco, Julen Lopetegui.

Esta era la tercera oportunidad en la que los dos clubes más importantes de la capital española medían fuerzas por esta copa tras lo ocurrido en Milán y más recientemente en Lisboa.

Las acciones iniciaron de una manera trepidante con un Atlético de Madrid que, tan solo a los 47 segundos   del juego, el hispano brasileño Diego Costa anotó un golazo para darle la mal venida a Julen Lopetegui en su primer encuentro oficial en el banquillo merengue. Es importante destacar que este tanto se convirtió en el tanto más rápido en la historia de las finales de copas europeas.

Tras este tanto, el equipo colchonero tomó las iniciativas y se hizo dueño del balón y de los compases del encuentro en las primeras de cambio.

Sobre la fracción 10, el Real Madrid tomó el balón y empezó a hacerse sentir en el campo al ponerle dinamismo a las acciones, no obstante, el Atlético se sentía cómodo jugando a la defensa.

Después de varios minutos en los que, el Real Madrid dominaba las acciones, sobre todo con el atinado accionar de Marcelo, en el minuto 27, con una penetración del súper veloz Bale (el Expreso de Gales), sirvió un bello centro que fue definido por Benzema de cabeza cambiándole de poste el balón  al guardameta colchonero.

Desde ese momento se convirtió en una avalancha merengue el accionar del encuentro y, tan solo un minuto después del tanto del empate, Marco Asencio probó suertes con un chute a media distancia que pasó muy cerca de la portería colchonera.

Con paridad terminó el primer tiempo de la Súper Copa de Europa con un claro dominio del Real Madrid sobre un Atlético de Madrid que, sin ser los primeros 8 minutos de encuentro hizo muy poco contra su rival.

El segundo tiempo arrancó con un poco más de lentitud y con entradas más bruscas por parte de algunos jugadores del Atlético de Madrid, los cuales seguían manteniendo la supremacía en las acciones.

En el minuto 63, tras una jugada entreverada, el árbitro principal decreta una mano en el área y, por ende un penalti favorable al Real Madrid que transformó en el gol de la ventaja merengue su capitán, Sergio Ramos.

El Atlético intentó de manera dispersa conseguir el empate pero sin poder aliarse ni mantener la pelota con calma suficiente para inquietar el arco de Keylor Navas. Por su parte, el actual tricampeón de la Liga de Campeones siguió manteniendo la posesión y las oportunidades más claras de cara al gol.

Después de una jugada de contragolpe, Diego Costa anotó su segundo tanto en el encuentro para empatar el partido a dos tantos en el minuto 79.

De la misma manera como ocurrió en las dos finales de Súper Copa de Europa tanto en Milán como en Lisboa, esta final entre clubes madrileños se dirimió en tiempo extra, ya que tras los 90 reglamentarios el marcador se mantuvo en empate a 2.

En la Fracción 98, lo que parecía improbable se dio, el Atlético de Madrid se puso arriba en el marcador con un auténtico golazo ante un fallo defensivo de Raphael Varane.

La guinda en el pastel se colocó tan solo dos minutos después con un gol de Koke para concretar la victoria de los dirigidos técnicamente por Diego “Cholo” Simeone.

De este modo el Atlético de Madrid gana su primer torneo del año sin jugar muy vistoso pero sabiendo sacar la casta en el momento necesario. Por su parte, el Real Madrid se vio bien en el encuentro exceptuando en el tiempo extra, donde los merengues se desmoronaron en la defensa y las ideas ofensivas abandonaron a los jugadores del Real Madrid.

Alexis Delgado Alfonzo

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: