Política

Intereses fascistas asesinaron a tres campesinos en Barinas como represalia por los logros de la Marcha Campesina Admirable

04 de agosto 2018.

Tres líderes campesinos fueron asesinados el pasado jueves en Barinas, en una acción homicida que se presume fue en represalia por la valiente Marcha Campesina Admirable que luego de recorrer más de 500 kilómetros logró llegar al Palacio de Miraflores, reunirse con el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros y plantearle una serie de exigencias, denuncias y demandas.

Reyes Parra y Pedro Vielma, fueron dos de los tres trabajadores del campo asesinados por facciones fascistas en el estado Barinas.

El Padre Numa Molina denunció, “Ayer, sicarios pagados por un terrateniente, asesinaron a tres campesinos en Barinas minutos después de que el Presidente Maduro terminara su reunión con la Marcha Campesina Admirable. Justicia y acompañamiento en la lucha para nuestros campesinos”.

Intereses derechistas obstaculizaron al Movimiento Campesino durante toda la movilización, incluso al llegar a Caracas, el día miércoles, “alguien” ordenó a un gran componente de la GNB impedir el acceso de los trabajadores del campo hacia Miraflores, ante la inexplicable orden que claramente favorecía a los intereses latifundistas varios líderes socialistas elevaron a través de redes sociales su protesta, sin embargo los llamados fueron ignorados, incluso se llegó a rumorar que los funcionarios tendrían ordenes de dispersar la marcha al llegar la noche, los intereses fascistas de quienes ordenaron bloquear al movimiento campesino fueron frustrados cuando el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello Rondon convocó a los líderes Marcha Campesina Admirable para una reunión en el Palacio Legislativo, sede del Poder Constituyente.

Los valientes planteamientos del Movimiento Campesino

Desde la Plaza Bicentenario del Palacio de Miraflores en Caracas, ante el Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello; la Vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez y el Jefe de Estado, Nicolás Maduro Moros;  integrantes del movimiento campesino entregaron un conjunto de propuestas para fortalecer e impulsar la producción y defender en derecho a la tierra al mandatario nacional. Dos de los líderes de los trabajadores del campo, Arbonio Ortega y Jesús Osorio, pidió al Presidente de la República declarar en emergencia el sector agroalimentario, reestructurar Pequiven, Agropatria y el Instituto Nacional de Tierras e investigar administración de recursos, “Proponemos la estructuración de todo el Ministerio y los organismos adscritos; hay que tener cuidado con los que se ponen en las instituciones porque a los mejor se llevan lo que es nuestro, no se pueden mover personas que no lo hicieron bien para otro lugar. Estamos de acuerdo que si alguien lo hizo bien sea recompensado, pero si lo hizo mal debe ser castigado”, “No podemos dejar en cargos a personas indolentes que no les duele la patria… reestructuración a Pequiven y Agropatria porque los dos se echan la culpa de lo que pasa”. “No se explica cómo existen 210 predios recuperados y gran parte de ellos son un cementerio de maquinarias y tierras improductivas”, “Nos preocupa, señor Presidente, la corrupción, la ineficiencia, la incapacidad, la indolencia y el tráfico de influencias”, “Hay muchas cosas que revisar, vemos con preocupación, cómo se desestimó nuestra capacidad de producción. No hubo insumos, no tuvimos acceso a la urea”. “Los lomitos se lo reparten ya saben quien, miseria humana diría Chávez… nosotros estamos conscientes del momento que estamos viviendo”. “Dicen que el campesino es flojo y no se revisan hacia adentro y ven el latifundio de Estado que se ha fomentado todos estos años”.

“Hoy en día tenemos 57 desalojos en predios agrícolas ¡No podemos ir para atrás! Es por eso que decidimos caminar ¡Y si tenemos que caminar 1000km más lo haremos”. “Los derechos de los campesinos no se mendigan, se conquistan peleando!”, El movimiento campesino ratificó su lealtad a la Revolución Bolivariana, “Estamos claros y conscientes del momento y no vamos a permitir que la derecha y algunos infiltrados en el gobierno vengan a raspar la olla, eso no lo vamos a permitir, estamos resteados con usted Presidente Nicolás Maduro por tanto merecemos respeto de iguales”.

“Ha sido difícil nuestra travesía, muchos de nuestros compañeros se quedaron en el camino, por las llagas en los pies o su salud, pero aquí estamos ¡Lo logramos!”, “Hubieron muchos intereses que se movieron para que no llegáramos a Caracas, trataron de impedirnos llegar pero no pueden con la voluntad del pueblo”, aseguró Arbonio Ortega.

Los líderes del campesinado denunciaron; “Una empresa nos acusa de delitos ambientales porque cuando nos quemaron la escuelita, las mujeres con hacha empezaron a preparar el terreno para hacerla de nuevo. Vino un muérgano a pretender derogar el título y que por crimen ambiental”.

“Lo que más duele, es que hayan intereses dentro del estado que buscan refundar el capitalismo”, “Mil y un excusas buscan los burócratas para joder al campesino ¡La esperanza de tener una patria libre, jamás nos la van a quitar!”, aseveró el líder campesino Jesús Osorio quien pidió al Presidente Nicolas Maduro verdad y justicia por los más de 300 campesinos caídos por las balas de los terratenientes y el sicariato.

El Presidente de la República, Nicolás Maduro, ordenó establecer una alianza productiva con las fuerzas campesinas revolucionarias del país al frente, a fin de dar solución a los problemas que afectan este sector. “Ustedes no deben dudar de nuestro compromiso con la causa revolucionaria del movimiento campesino, de la tierra venezolana y el legado de nuestro Comandante Chávez, con esa fe y ese compromiso conseguiremos las soluciones a sus necesidades”.

Maduro se comprometió a revisar todo el sistema agrario y revisar Jueces Agrarios, “Para la tercera semana de septiembre se iniciará el Gran Congreso Campesino para hacer el Plan Productivo 2019 -2025. Encargo a la vicepresidenta Delcy Rodríguez y al compañero Diosdado Cabello, para que en conjunto con el movimiento campesino, fijen la agenda del Congreso”.

El Primer Mandatario prometió que se desarrollará una reunión con la Comisión de la Verdad, para que sean tratados los casos de sicariato y persecución judicial que ha sufrido el sector campesino. “A partir de mañana mismo se deben solucionar los problemas en la misma medida que levantamos el plan productivo tierra por tierra, yo encargo de este tema al compañero Diosdado Cabello y la vicepresidenta Delcy Rodríguez”.

Las represalias criminales de los intereses latifundistas

Los valientes planteamientos del Movimiento Campesino ante el Poder Ejecutivo y el compromiso del Presidente Maduro de antender dichas denuncias, generaron la ira de los intereses latifundistas quienes ese mismo jueves ejecutarían criminales represalias contra trabajadores del campo.

El mismo jueves sicarios encapuchados balearon a tres representantes del movimiento campesino, entre los trabajadores del campo asesinados se encuentran los líderes regionales Reyes Parra y Pedro Vielma, los homicidios fueron ejecutados en el predio La Escondida, ubicado en el municipio Rojas del estado Barinas.

La Coordinación Nacional Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora denunció:  Apenas horas después del encuentro con el presidente, fueron asesinados por sicarios tres campesinos en el predio La Escondida, ubicado en el municipio Rojas del estado Barinas. Está claro que la oligarquía terrateniente desafía el poder y la autoridad del ejecutivo nacional y de la ANC. Ante los anuncios y decisiones realizados ayer por el presidente Nicolás Maduro responden con balas, muerte, violencia.

Una nota de prensa de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora denunció el 10 de julio del 2018, el ostigamiento del cual eran objeto los trabajadores del campo en el predio La Escondida en el municipio Rojas del estado Barinas, a continuación la nota textual realizada por la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora: El predio La Escondida, municipio Rojas del estado Barinas, fue entregado en el mes de mayo al consejo campesino Los Lanceros de la Pescalinera de Zamora. El documento de garantía de permanencia fue firmado por el director del Instituto Nacional de Tierras, Luis Soteldo. Los campesinos deberían en este momento estar haciendo lo que siempre pidieron hacer: producir sin obstáculos.

Sin embargo, la situación es más compleja, ya que, a pesar del documento entregado, el antiguo supuesto dueño de las tierras, Ricardo Mora, se niega a irse y arremete contra los campesinos. Sucedió en el mes de mayo cuando Mora junto a un grupo de hombres contratados dispararon sobre los campesinos. Sigue sucediendo a través de las amenazas y las trancas a vías que realiza Mora y sus administradores para que los campesinos no puedan pasar los insumos para la producción.

“Allí estamos trabajando con las uñas, como podemos, estamos pasando gallinas, cochinos, frijoles, maíz lo que podemos a pesar de los obstáculos que nos ponen (…) Se nos hace bien difícil pasar semillas porque no tenemos entradas y salidas”, explicó José Zapata, del consejo campesino.

Las trancas puestas para impedirles el paso los obliga a tener que, entre otras cosas, realizar caminatas por el terreno para acceder a la finca, pasar por encima de árboles caídos para cruzar los ríos, ya que las vías principales han sido cerradas. Esto dificulta el traslado de insumos, la posibilidad de trabajar la tierra, que es lo que pidieron desde el principio.

El consejo campesino, ante la situación de hostigamiento por parte de quien ya no debería encontrarse en esas tierras, se dirigieron a la jueza agraria para manifestar los reclamos, denunciar: no encontraron respuesta.

Mora no puede además demostrar cómo accedió a esas tierras ya que no son suyas. En efecto, se trata de un fundo de 860 hectáreas de propiedad de la Nación, del cual se había apropiado un privado, y en el marco de la Ley de Tierras fue rescatado en el 2010 por el Inti y entregado en comodato al Complejo Industrial Azucarero Ezequiel Zamora. ¿Qué hizo luego el Central? Lo seguro es que ya en el 2014 la comunidad campesina formuló una denuncia sobre esas tierras por estar ociosas, y en el 2017 decidieron ingresar al predio para ponerlo a producir.

¿De dónde salió entonces Mora que dice ser propietario de tierras del Estado que por ley no pueden ser vendidas ni enajenadas?

La situación de La Escondida es un caso que evidencia las dificultades del mismo Estado para llevar adelante las políticas que anuncia, no contradecirse entre instituciones, ir hasta el final: rescate de tierras, seguimiento de procesos, apoyo al campesinado. Eso se traduce en escenarios de gran conflicto, donde, en este caso, Mora ya demostró que es capaz de contratar a un grupo de personas y encabezarlas para disparar sobre los campesinos. La situación es extendida a una gran cantidad de rescates. El resultado es amenazas, muertes, judicializaciones y grandes dificultades para lo que pide el campesinado y necesita el país: producir alimentos.

Luego de los asesinatos de los líderes campesinos el Ministro de Agricultura Productiva y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, señaló; “Desde el MINPPAPT repudiamos de manera categórica el cruel asesinato perpetrado contra nuestros compañeros campesinos en Sabaneta de Barinas, a quienes le habíamos entregado la titularidad del predio donde fueron asesinados y se les había aprobado proyecto de desarrollo”. “Hemos instruido al Pdte. del INTI, Ing. Luis Soteldo, para que personalmente acompañe a los familiares de las victimas; retome con los campesinos dicho predio y acompañe junto a los cuerpos de seguridad del Estado las investigaciones que den respuesta a este oprobioso caso”. “Que todo el peso de la justicia caiga sobre los autores materiales e intelectuales de este repudiable crimen!”.

Rortz.

 

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: