Caracas

Caos del apagón se prolongó hasta horas de la mañana de este miércoles

01 de agosto 2018.

Un nuevo apagón padecieron los habitantes de la Gran Caracas e importantes sectores de los estados Miranda y Vargas.

Durante la mañana de este martes, con un apagón que generó el caos, los capitalinos experimentamos en carne propia el padecimiento que soportan a diario los habitantes del interior de la república los cuales frecuentemente pasan hasta 48 horas sin servicio eléctrico.

Desde el 2013 la República Bolivariana de Venezuela ha padecido un colapso generalizado en todas los servicios deteriorando aceleradamente la calidad de vida de los ciudadanos.

El apagón de este martes paralizó el transporte, el comercio y otros servicios como telefonía celular e internet, el Metro de Caracas y el Ferrocarril de Los Valles del Tuy evidenciaron como el Estado de la manera mas negligente carece de un adecuado plan de evacuación, cientos de personas quedaron atrapados y en el caso del Metro, ancianos, niños, mujeres embarazadas, personas con discapacidad y demás usuarios tuvieron que caminar por los túneles del subterráneo capitalino sin una efectiva coordinación de las autoridades quienes aparecieron mucho tiempo después de la contingencia, aspecto sumamente grave tomando en cuenta que en una emergencia, unos segundos pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte.

En las calles de la ciudad se observaba un autentico colapso, paradas llenas de gente, unidades de transporte atestadas, especuladores inescrupulosos que llegaban a cobrar pasaje con sobreprecio que variaba entre 30 y 40 mil bolívares por pasajero, todo ante la mirada inútil y en ocasiones complaciente de los pocos funcionarios de seguridad que hacían presencia en las calles.

La Urbina, California, Macaracuay, Centro de Caracas, Montalban, El Paraiso, Caricuao, Los Ruices, Los Palos Grandes, Altamira, El Cafetal, El Marqués, Palo Verde, La Trinidad, Baruta, Chuao, Las Mercedes, La Florida, La Castallena, La Candelaria, Plaza Venezuela, Petare, Santa Eduvigis, Valle Coche, Capuchinos, Capitolio, El Hatillo, Catia son algunos de los sectores de la Gran Caracas que reportan fallas en el servicio eléctrico.

En el estado Miranda se reportaron sin servicio eléctrico; Los Teques, San Antonio de los Altos, Carrizal, Guarenas, Guatire, Los Valles del Tuy, Charallave, Cua, Santa Teresa del Tuy reportan estar sin el servicio eléctrico.

El sistema ferroviario Caracas-Cúa activó un plan de contingencia este martes para el desalojo de la vía, como medida de protección de los usuarios, luego de producirse la interrupción del servicio eléctrico de un 80% en la ciudad de Caracas, por fallas en Santa Teresa del Tuy.

El diario El Nacional reportó sobre la crisis: “¡Ay, Dios mío! Yo vengo caminando desde Plaza Venezuela porque no había servicio del Metro”, expresó una mujer de edad avanzada cuando se enteró de que estaban desalojando a los pasajeros en la estación Chacao. “Tengo que llegar a mi trabajo en Caurimare. Tendré que caminar hasta Los Cortijos para poder agarrar el transporte de la clínica. Esta situación es horrible; me siento desesperada y frustrada”, dijo.

La mujer es una de las muchas personas que se vieron obligadas a buscar la manera de llegar a sus puestos de trabajo. Un empleado de una farmacia, ubicada en el oeste de Caracas, relató que cerca de las 8:40 am se cortó la luz justo cuando estaba dentro de la estación Los Dos Caminos, que fue desocupada por la falla y tuvo que tomar una camioneta hasta Chacaíto, donde se volvió a montar en otra unidad de transporte público para llegar a Parque Central, desde donde caminó hasta la parroquia Candelaria. Allí se encuentra el local.

Las aceras de la ciudad estuvieron sobre pobladas de ciudadanos que caminaban hasta su destino y se observaban largas colas en las paradas de autobuses. También se generaron atascos de vehículos, debido a que dejaron de funcionar los semáforos por la falla del sistema eléctrico. Las gasolineras tampoco funcionaron mientras duró el apagón.

Pese al uso de plantas eléctricas en locales ubicados en Los Cortijos, la avenida Francisco de Miranda, la Francisco Solano López, la Casanova y en el centro de la ciudad decidieron cerrar por temor a un posible conato de alteración pública.

“Más que un apagón es una muestra de un país en decadencia. ¿Cómo te explicas que por falta de luz tengas que paralizar tu vida en un día, en horas, que luego no vas a poder recuperar?”, comentó Francesco Di Martino, encargado de una tienda en La Florida.

Argenis Contreras también cerró su comercio. Desde su local, ubicado en Sabana Grande, debía cancelar la nómina de sus empleados a través de transacciones vía Internet, pero el apagón generó un colapso en el servicio. “Pude hacerlo desde mi teléfono, pero las líneas colapsaron y no había acceso a Internet ni con datos en tu cuenta”, comentó.

Lo que relató Contreras es consecuencia de una serie de cortes intermitentes que se originaron en los servicios de telefonía celular, fija y de Internet.

Otro de los servicios que se vio afectado fue el de los bancos. Cuando se fue la luz en Candelaria desalojaron a todas las personas que estaban dentro del Banco de Venezuela. Lo mismo sucedió en un banco privado, ubicado en el este de Caracas. “Llevaba adentro como 15 minutos cuando se fue la luz. Es lamentable y muy grave lo que está pasando. Por culpa del gobierno, que no sabe administrar ni gerenciar las cosas, el pueblo es el que está pagando las consecuencias”, expresó un hombre.

Dos apagones, dos versiones. El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, informó por Twitter a las 6:35 am que hubo una interrupción del servicio eléctrico en 80% de Caracas, debido a una falla en la subestación Santa Teresa. El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, ofreció otra versión a las 2:45 pm: “Se produjo por una afectación en el Parque Nacional Guatopo, en el Peñón, Ocumare del Tuy, en el estado Miranda”.

A las 8:09 am, Motta Domínguez aseguró que 90% del servicio había sido restablecido, pero que las labores de mantenimiento eran complicadas por las fuertes lluvias en la zona de la falla. Sin embargo, fue a partir de esa hora cuando varias zonas del Distrito Capital comenzaron a reportar la falla.

Un segundo apagón se registró en varias zonas de la Gran Caracas a las 12:50 pm. En Los Cortijos se cortó dos veces la luz: de 8:30 am a 11:45 am y de 1:00 pm hasta las 2:00 pm. Al igual que el centro, que estuvo a oscuras desde las 9:00 am hasta las 9:30 am y luego desde las 12:50 pm hasta las 2:00 pm. Lo mismo sucedió en Santa Mónica y Candelaria.

En Los Palos Grandes, La Castellana, La Urbina, Petare y buena parte del municipio Baruta, como La Trinidad, eran más de las 3:00 pm y aún no había regresado la energía. Esas zonas estuvieron más de seis horas sin servicio.

Motta Domínguez dijo que recibió un informe del Sebin que atribuye la falla del servicio a un “corte de cables de control de los transformadores de tensión”, pero no explicó cómo se produjo en medio de la lluvia y en una zona de difícil acceso. Poco antes Rodríguez justificó el retraso en la restitución del servicio alegando que la culpa fue del clima: “Ya está identificada la falla eléctrica, pero las condiciones atmosféricas del lugar han dificultado los trabajos de recuperación”.

Sin embargo, sindicalistas advierten que la falla se debió a la falta de mantenimiento que han denunciado desde hace años atrás. Ángel Navas, presidente de Fetraelec, confirmó que la avería se originó en una línea de transmisión que va desde Santa Teresa el Convento, que alimenta, sobre todo, al este de Caracas. “El sistema se desestabilizó por falta de energía y cuando se da la falla causa inestabilidad en la Gran Caracas y en otras entidades como Vargas y Miranda”, explicó.

Alexis Rodríguez, sindicalista de Corpoelec, advirtió que han denunciado desde hace años las faltas de mantenimiento programado y de inversiones importantes. Dijó que la discusión del contrato colectivo, prevista para ayer, fue suspendida por el apagón.

Aeropuerto en penumbra. En dos oportunidades hubo corte eléctrico en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía. Uno fue a las 9:00 am y el otro a la 1:00 pm. En ambos casos se prolongó por más de una hora. Y aunque en la cuenta oficial del terminal en Twitter se asegura que las operaciones aéreas no se vieron afectadas por el apagón, empleados de las aerolíneas y pasajeros señalan lo contrario.

“Las plantas de emergencia no se activaron y hubo colapso en taquillas y pasillos. El vuelo a Santo Domingo de la línea Laser, previsto para las 12:30 pm, salió pasadas las 4:00 pm. Los vuelos a Miami salieron también con retraso. El de las 2:00 pm partió a las 6:00 pm, mientras que el de las 6:00 pm fue reprogramado para las 10:00 pm. “Todos los vuelos se retrasaron, al menos, hasta cuatro horas. Después que se normaliza el servicio hay que esperar hasta una hora más para que se activen los sistemas de cada aerolínea”, informó una tripulante de cabina de la empresa.

“Estuvimos parados en migración cerca de una hora; no tenía señal telefónica ni de Internet”, dijo a la AFP Estefanía Freire, quien esperaba en el aeropuerto para tomar un vuelo internacional.

En Conviasa los vuelos nacionales con destino Porlamar, Maturín, Las Piedras y La Fría salieron hasta con dos horas de retraso. “Cada vez que hay falla eléctrica se aplica un plan operativo y se procede al cierre de todos los accesos. Nadie entra ni sale a plataforma y zona de tráfico”, afirmó un empleado de seguridad de la aerolínea. Los vuelos de Avior, Venezolana, Estelar y Rutaca también se retrasaron.

Caos se prolongó hasta horas de la mañana de este miércoles

Las consecuencias del colapso generado por el apagón que afectó el 80% de la Gran Caracas y sectores de Miranda y Vargas se prolongaron hasta horas de la mañana de este miércoles.

En el municipio Sucre, sectores de Petare, La California, Macaracuay, La Urbina presentaron hasta 12 bajones de luz desde el dia de ayer hasta horas de la mañana de hoy. Habitantes de La Trinidad, municipio Baruta, estuvieron más de 20 horas sin luz. Desde este martes en horas de la mañana no tenían el servicio.

Ángel Navas, presidente de la Federación de Trabajadores del Sector Eléctrico (Fetraelec), explicó este miércoles para el programa Por donde vamos, de Unión Radio, que la falla eléctrica que se presentó el martes en Caracas se debe a la falta de mantenimiento del servicio.

En las primeras horas de este miércoles el ferrocarril de los Valles del Tuy no prestó servicio comercial debido a fallas eléctricas, desde las 5:30 de la mañana el sistema ferroviario informó que no se estaba prestando servicio comercial. Este sistema de transporte es el que utilizan los habitantes de los Valles del Tuy para trasladarse hasta Caracas. “Se les recomienda a los usuarios tomar vías alternas”, anunciaban los trabajadores del ferrocarril a través de la megafonía.

Muchos de los usuarios debieron retornar a su casa caminando, esto debido a que no habían unidades de transporte público en el lugar. Además, los transportistas aprovechándose de la situación, estaban cobrando sobreprecio en los pasajes.

Capitalinos vivieron por unas horas lo que padecen a diario los habitantes del interior de la República

Los cortes eléctricos son frecuentes en Venezuela, especialmente en el interior de la República. En varios estados del oeste, como el petrolero Zulia, se aplica un racionamiento eléctrico diario que en ocasiones dura hasta 12 horas.

Debido a ello y a las fallas en el suministro de agua, las protestas son habituales en el país con las mayores reservas de crudo del planeta, cuya economía no para de caer desde 2014.

El apagón causó traumatismos en el comercio, dependiente de los pagos electrónicos a raíz de la escasez de efectivo, que se ha profundizado a raíz de una hiperinflación que podría llegar este año a 1.000.000%, según el FMI.

El gobierno atribuye los apagones a “sabotajes” de sus adversarios para crear descontento popular, mientras que expertos los vinculan con el deterioro de la infraestructura por falta de inversión, impericia y corrupción.

En febrero pasado, el presidente Nicolás Maduro ordenó a la Fuerza Armada activar un plan contra la “guerra al sistema eléctrico”.

“Todos los servicios públicos están manejados por instituciones deterioradas en las que priva la fidelidad política sobre los méritos”, declaró a la AFP José María De Viana, expresidente de la estatal Hidrocapital.

En Caracas no son tan frecuentes los cortes, pero entre diciembre y febrero pasado se registraron varios que se prolongaron entre tres y cinco horas.

Andrés Pérez.

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: