Historia

Francisco de Miranda: El Venezolano Universal

15 de julio 2018.

Imagen relacionada

Nuestra historia se engalana con un abanico de grandes proporciones en lo tocante a héroes que, en mayor o menor medida y en todo tipo de contexto han contribuido a enaltecer el gentilicio venezolano, tanto en nuestro suelo como en tierras lejanas. Entre las muy distinguidas páginas de historia nacional, uno de los personajes con los cuales tenemos más deuda con su invaluable aporte es, sin lugar a dudas, el Generalísimo Francisco de Miranda. Si bien es cierto que una gran cantidad de intelectuales han arrojado un poco de luz sobre la vida de tan complejo personaje, la labor de abarcar todos los aspectos en los cuales destacó Miranda en aras de tener una dimensión más justa de este ciudadano ejemplar se antoja: poco menos que titánica. La vida de Miranda tiene muchas aristas que dificultan mucho a los investigadores que se han sumergido en el encanto de sus vivencias, ya que, aquel hijo de canario destacó en áreas como filosofía, idiomas, estrategia militar, diplomacia, música, escritura, espionaje, por solo citar los ámbitos más comúnmente desarrollados por sus biógrafos.

En esta primera de dos entregas, haremos un importante esfuerzo por hacer una aproximación al personaje en su más que importante transitar por tierras lejanas al suelo patrio, donde el gran hombre fue moldeando su carácter y, después de tantas experiencias, fortaleció los planes independentistas para el continente americano. Presentamos excusas a nuestros siempre ávidos lectores si tenemos que ser tan puntuales a la hora de desarrollar tantas vivencias de Miranda, pero, debido a la imperiosa brevedad de este artículo hemos tenido que hacerlo de este modo.

Sebastián Francisco de Miranda y Rodríguez nace en Caracas el 28 de marzo de 1750. Hijo de un pulpero canario y de una panadera mestiza, a pesar de ser una familia con importantes recursos económicos, la dinámica social criolla imperante en el siglo XVIII venezolano, hizo que la familia Miranda Rodríguez fuera vista en todo momento como una clase social inferior.

Escena de la película “Miranda Regresa”, Yanis Chimaras (Sebastián de Miranda Ravelo-Padre de Miranda) y Jorge Reyes (Francisco de Miranda).

El joven Francisco de Miranda tuvo la mejor educación que el dinero y su condición social pudo permitirse. En el momento en el que el futuro hombre ilustrado entraba en la adolescencia, el padre de Francisco, Sebastián de Miranda solicita al monarca un certificado de limpieza de sangre, el cual era un documento que garantizaba la pureza de su linaje católico. Después de pagar los aranceles por el documento, al padre de Miranda se le otorga la limpieza de sangre y el nombramiento de Capitán de milicias de pardos. Esta medida enojó sobremanera a los mantuanos criollos quienes nunca aceptaron dicho nombramiento aun cuando estaba firmado y ordenado por el Rey. Este tipo de menosprecios por parte de la clase mantuana, definitivamente fueron moldeando las ideas de libertad, igualdad y fraternidad que le acompañarían toda su vida.

Resultado de imagen para retrato del padre de francisco de miranda

Después de graduarse como bachiller en artes en la Real y Pontificia Universidad de Caracas, Francisco de Miranda, en 1770 se embarca para iniciar la aventura de toda una vida, la cual dejaría por escrita en Colombeia, su diario personal que consta de 63 tomos, en los que el caraqueño dejó para la posteridad todo su colosal legado. Colombeia es uno de los más grandes tesoros documentales de la nación y, en la actualidad reposan en el Archivo General de la Nación.

Miranda llega a España donde, como era costumbre, compra su nombramiento militar de Capitán del Ejército de la Princesa. En estos primeros meses en la metrópolis, Miranda perfecciona el manejo del francés, inglés y de la flauta, para lo cual no escatimó en gastos para hacerse con los mejores tutores. A la par de estos estudios, Miranda destacó notablemente como militar gracias a conquistas como la que protagonizara en la ciudad de Melilla, lo cual le hizo acreedor de la envidia de muchos compañeros.

Aunado a su brillantez, el espíritu de Miranda se fue rápidamente convirtiendo en indómito e ilustrado, lo cual derivó en numerosos arrestos y mucha vigilancia por parte de la Santa Inquisición, institución que reprobaba el contenido de las lecturas de Miranda, todas ellas sobre arte militar e ideas libertarias.

Sirviendo a la corona española, Miranda es destinado a luchar en la guerra de independencia de los Estados Unidos, donde el venezolano tuvo una destacada participación en la batalla de Pensacola. Aquí es injuriado por unos compañeros de armas quienes lo acusan de haber vendido información. Ante esta traición, Miranda es forzado a huir. Se mezcla con la crema y nata de la revolución norteamericana y se gana el respeto y admiración de los líderes de esta.

Luego Miranda decide iniciar lo que el mismo definió como la lectura del Libro del Universo, que no fue otra cosa que un ambicioso viaje por la mayor parte de los países de Europa, iniciando en Inglaterra y de allí pasando por, Holanda, Austria, Italia, Grecia, Turquía, Rusia, Suecia, Suiza, Dinamarca, Hungría, Bélgica y Francia. En todo este peregrinar, Miranda se codeó con las principales cortes europeas en donde ganó una importante fama de galante y ferviente defensor de la libertad. De este periplo de aprendizaje es muy estudiada su estadía en el imperio Ruso y su amistad con su emperatriz, Catalina II.

Resultado de imagen para francisco de miranda

Al terminar la lectura del Libro del Universo, Miranda se dirige a Inglaterra con el firme propósito de obtener apoyo de su Primer Ministro para encabezar una expedición que libertara el continente americano iniciando por su suelo patrio, Venezuela.

Después de numerosas negociaciones que Miranda tuvo con las autoridades inglesas y, después de soportar muchas largas al respecto, Miranda, seducido por las ideas libertarias imperantes en Francia, decide ir a las tierras galas para unirse a la Revolución Francesa, donde tiene una destacadísima participación que le hicieron merecedor del nombramiento de Mariscal de Campo.

Resultado de imagen para NOMBRE DE MIRANDA EN ARCO DEL TRIUNFO

El apellido de Miranda escrito en el Arco del Triunfo.

Una vez que la Revolución Francesa es tomada por el sector más radical de esta, Miranda, junto con otros más, defensores a ultranza del libre pensamiento fueron apresados y muchos de ellos perdieron la vida en la guillotina. El mismo Miranda hubiese tenido el mismo destino sino es porque el venezolano logra escapar del reino de terror que se habían instaurado en Francia.

Al huir de Francia, Miranda retorna a Inglaterra donde retoma una vez más sus negociaciones con los ingleses para invadir a América y liberarla del dominio que sobre ella ejercía el imperio español.

Como hemos podido ver de manera muy superficial, Francisco de Miranda fue uno de los personajes que más viajó y que más se preparó en toda la época que le tocó vivir. Su espíritu indómito y su carácter fuerte e incluso, en muchas oportunidades intransigente, le llevaron a ser una referencia europea obligada entre todos aquellos que se introducían en el impresionante pero complicado mundo de la libertad. Participó de manera protagónica en las tres revoluciones de su contexto histórico, la de los Estados Unidos, la francesa y en la revolución independentista americana.

Francisco de Miranda tuvo un importante periplo por el continente europeo, en ese importante tránsito que el mismo denominó el Libro del Universo, haciendo clara alusión a lo que esos viajes representaban para su formación política, social, militar, cultural y filosófica que lo llevarían a convertirse en uno de los hombres más ilustrados de su época que, dicho sea de paso es conocida como el Siglo de la Ilustración o Siglo de las Luces.

Resultado de imagen para francisco de miranda

Desde el mismo momento en el que el Teniente Francisco de Miranda se ve forzado a escapar de la injusticia e injuria que le perseguía en el ejército español, el venezolano se convirtió en un codiciado premio de dos poderosos enemigos, la Corona Española y la Santa Inquisición. Mientras el caraqueño se encontraba en Inglaterra, primera parada de su peregrinar por el viejo continente, Miranda se pone en contacto con la embajada de España de dicho país con el firme propósito de aclarar el mal entendido y limpiar su imagen, para lo cual escribe dos voluminosos memoriales de su participación en el ejército de Su Majestad. Dichas comunicaciones fueron dirigidas directamente al Monarca Español, pero los funcionarios que ya estaban empeñados en darle cacería al caraqueño le dieron largas a su caso y nunca entregaron la documentación al Rey. Miranda, hombre muy perspicaz, se dio cuenta de esta circunstancia y decide emprender todos sus viajes por el gran Libro del Universo. En cada puerto que llegaba, el venezolano entregaba credenciales con nombres falsos para despistar a las autoridades españolas que habían emprendido una tenaz persecución contra aquel “hijo de la panadera”. La furia española se hizo más evidente cuando aquel “desertor” y “traidor” se convirtió en protegido del Imperio Ruso, el cual le permitió desplazarse con toda tranquilidad con el uniforme de Coronel de Rusia y con Pasaporte Imperial, lo cual le hacía inmune a las intrigas españolas.

Resultado de imagen para francisco de miranda

Después de largos años de perder el tiempo en interminables e infructíferas negociaciones con las más altas autoridades francesas e inglesas, un desilusionado pero esperanzado exponente de la Libertad, Francisco de Miranda se embarca con rumbo a los Estados Unidos, donde viejos amigos de la época en la que el caraqueño luchó en la guerra de independencia de ese país, de manera disfrazada le prestan el apoyo para invadir a Venezuela. Decimos que la ayuda prestada a Miranda fue disfrazada porque al gobierno americano no le convenía que se viera que ellos apoyaban abiertamente al movimiento insurgente ya que Estados Unidos no tenía pugnas políticas contra España y tampoco querían tenerlas.

En 1806 con una tripulación plagada de inexpertos marineros, entre los cuales el único venezolano era él y, con tan solo tres barcos como flota, Miranda intenta su primer ataque a Venezuela, en esa oportunidad por Ocumare.

Los espías españoles ya habían alertado a las autoridades de las ideas de Miranda y, a la llegada de éste a las costas fueron atacados de manera inclemente. Una de las tres embarcaciones es tomada prisionera en la refriega y Miranda, a bordo del Leander, buque insignia de su flota logra escapar hacia las islas del Caribe donde se refugia por pocos meses para reabastecerse y tomar más hombres.

Resultado de imagen para francisco de miranda

En agosto de ese mismo año, Miranda ataca y toma la Vela de Coro, pero para su sorpresa, se percata que el lugar se encontraba muy poco poblado, ya que las autoridades españolas, adelantándose a sus movimientos habían desalojado el lugar y habían dado órdenes que aquel que ayudara a Miranda en sus propósitos sería tratado como enemigo de la Corona Española y por ende de la fe católica.

Empero, la breve estadía que Miranda tuvo en Coro dejó sembrada la semilla de la independencia en esta tierra, ya que, no solo se izó por primera vez la bandera nacional, símbolo indudable de un sentido de pertenencia y fidelidad a esta tierra de gracia, sino que además, algunos valientes nativos, en especial mestizos e indígenas, desobedeciendo las órdenes de las autoridades españolas, se dejaron seducir por el proyecto mirandista.

Al no recibir el apoyo esperado, Miranda, haciendo gala de una paciencia increíble, decide replegarse e irse nuevamente a Londres para planificar futuras contiendas para cumplir su propósito de liberar el suelo americano.

Después de los sucesos del 19 de abril de 1810, Simón Bolívar, Luís López Méndez junto a otros patriotas son comisionados a viajar a Inglaterra y traerse al veterano y protector de la Libertad, Francisco de Miranda, para que ilustrara con sus vastos conocimientos al movimiento que se estaba gestando en estas tierras. Miranda acepta encantado y, plagado de ilusiones retorna al suelo patrio, donde, de inmediato es recibido por las intransigencias y desconfianzas de los blancos criollos, principales gobernantes del país.

Resultado de imagen para francisco de miranda

Miranda es escogido como diputado en el primer Congreso de Venezuela y, de inmediato, el gran hombre se dedica a la dura tarea de convencer a sus compatriotas que era el momento de declarar la independencia definitiva del país. Después de tantos esfuerzos, sus deseos se cristalizaron el 5 de julio de 1811 cuando, el Congreso declara la Independencia de Venezuela. Empero, las desigualdades sociales que imperaban en esta naciente república, aunadas a la indisciplina y falta de unión en el ejército patriota, así como los alzamientos de negros, el terremoto de marzo de 1812 y el alzamiento de los realistas liderados por Monteverde, dieron al trasto con este primer ensayo de República. El Congreso, en un postrero intento de salvar la República, le da poderes extraordinarios a Miranda, así como el nombramiento de Generalísimo. Pero esta medida ya no podía solucionar nada. El Venezolano Universal, gran conocedor de la guerra y sus normas, decide pactar con Monteverde para entregar la República a cambio de que se respetara la vida y los bienes de los patriotas. Este pacto se conoce como la Capitulación de San Mateo y tuvo lugar el 24 de julio de 1812.

Miranda se dirige al puerto de La Guaira con parte del tesoro nacional para escapar a Inglaterra con la idea de planificar otra vez la retoma de la Libertad, sin embargo, un grupo de jóvenes mantuanos encabezados por el futuro Libertador Simón Bolívar, interpretando de manera equivocada las intenciones del Generalísimo, lo arrestan bajo el injusto cargo de traición a la patria y le entregan a Domingo de Monteverde.

Contrario a lo que se piensa, el presidio de Miranda, primero en La Guaira, luego en Puerto Rico y finalmente en Cádiz, no sepultaron las ideas y propósitos independentista de Francisco de Miranda, ya que, en sus diarios se encuentran muchos escritos del Generalísimo en donde solicita a sus antiguos aliados el apoyo para escapar de la prisión de La Carraca.

El proyecto independentista de Miranda era realmente ambicioso debido a que planteaba hacer una República unificada que ocupara los territorios desde el Misisipi (al sur de los Estados Unidos) y que se extendiera hasta el Cabo de Hornos en la parte más sur del continente americano. Esta República soñada él la denominaba Colombia en homenaje a Cristóbal Colón.

Imagen relacionada

Francisco de Miranda, el “hijo de la panadera”, fue uno de los personajes más esclarecidos e ilustrados de su contexto, por lo que la historiografía le ha acuñado el epíteto “El Venezolano Más Universal” y, aunque el famoso retrato de Arturo Michelena nos presenta a un Miranda vencido a las puertas de la muerte en su celda, para el concepto de quien tiene el agrado de escribir estas líneas, Francisco de Miranda nunca fue vencido ya que sus ideas libertarias le sobrevivieron y triunfaron en las manos de otros actores de la Historia.

 

Alexis Delgado Alfonzo

Historiador.     

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: