Mundo

Juez concede libertad al expresidente Lula da Silva, pero Sergio Moro se niega a acatar la sentencia

08 de julio 2018.

Un juez federal en Brasil concedió este domingo un habeas corpus al expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, sentenciado a 12 años y un mes de cárcel por presunta corrupción, informó la Agencia Brasil, oficial del gobierno.

De acuerdo con el reporte, el recurso para la liberación del expresidente debe cumplirse “de urgencia” este mismo domingo.

La Justicia Federal de Brasil acató este domingo el hábeas corpus presentado el viernes por tres diputados del Partido de los Trabajadores (PT), en el que pedían que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva fuera liberado por no haber fundamento jurídico para su detención.

El recurso fue concedido por el juez de segunda instancia del Tribunal Regional Federal de la 4ta región, Rogério Favreto, y suspende la ejecución de la pena de 12 años y un mes por el caso de corrupción alrededor de un departamento de Lula en San Pablo.

La orden de liberación firmada por el juez Rogério Favreto

Juez Sergio Moro se niega a acatar sentencia de Favreto

Resultado de imagen para SERGIO MORO

Casi inmediatamente después de conocerse la sentencia del juez de segunda instancia del Tribunal Regional Federal de la 4ta región, Rogério Favreto, el juez Sergio Moro, quien condenó a Lula, aseguró que Favreto es “incompetente” para tomar la decisión, acrecentando la incertidumbre. “Si un actor o autoridad policial cumple la decisión de una autoridad absolutamente incompetente, estará incumpliendo la orden de prisión emitida por el colegiado del Tribunal Regional Federal de la 4ta región”, manifestó Moro en un comunicado.

En medio de esta confusión, Favreto reiteró a la Policía Federal su orden de liberación y el “inmediato cumplimiento de la decisión desde inicio de la mañana del presente día”, reportó O globo.

Favreto argumentó en la justificación de su decisión que el encarcelamiento atentaba contra el derecho de Lula a ser candidato a Presidente de la República en los próximos comicios.

“Y en la etapa actual, la ilegal e inconstitucional ejecución provisional de la pena impuesta al ex presidente Lula no puede castigar sus derechos políticos, tampoco restringir el derecho a los actos inherentes a la condición de pre candidato al cargo de Presidente de la República”, afirmó Favreto

EL CASO

En enero, Lula da Silva fue condenado a 12 años de prisión. Desde el pasado 7 de abril permanece preso en Curitiba (Paraná), en el marco de la megacausa conocida como Lava Jato (lavado a presión, en español), que reveló una trama de corrupción alrededor de la empresa estatal Petrobrás y los sobornos que pagó la constructura Odebrecht.

Al expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, líder del Partido de los Trabajadores (PT) lo acusan de aceptar un lujoso departamento triplex, frente a la playa, en el Condominio Solaris, en Guarujá (municipio del estado de San Pablo), a cambio de beneficiar a la constructora OAS en sus contratos con la estatal petrolera. Sin embargo, durante el juicio no se logró demostrar que Lula sea el propietario del inmueble, y tampoco se ha identificado cuál sería el acto o la omisión que habría dado origen al recibimiento del inmueble.

Por ese hecho, a Lula se le ha acusado bajo el cargo de corrupción pasiva, delito que supone que un funcionario público realiza o deja de cumplir un acto de su competencia a cambio de algún beneficio. Bajo ese alegato, fue condenado el año pasado a nueve años de prisión por un juez de primera instancia; la condena, revisada por un tribunal de apelación, fue confirmada en enero y elevó la pena a 12 años y un mes de cárcel.

La defensa de Lula alegó en varias oportunidades que su estadía en prisión era una “ejecución anticipada” de la pena y que por tanto era inconstitucional, puesto que fue encerrado antes de que se agotaran todos los recursos. Asimismo remarcó que Lula, nuevamente candidato a la Presidencia, lidera las encuestas electorales. El propio expresidente ha reiterado su inocencia y pone en duda la de sus acusadores.

Una consulta realizada en junio reveló que Lula da Silva cuenta con 33 % de la intención de voto, seguido por el ultraderechista Jair Bolsonaro, con 15 %; la ecologista Marina Silva, con 7 %, el laborista Ciro Gomes, con 4%; y el socialdemócrata Geraldo Alkmin, también con 4 %.

No obstante, la situación jurídica del favorito impide, de momento, que pueda postularse a las elecciones, previstas para octubre de este año. De acuerdo con la ley electoral en Brasil, ninguna persona con condena ratificada en segunda instancia, como es el caso de Lula, puede presentarse como candidato a un cargo de elección popular, porque corre el riesgo de ser vetado.

QUIEN ES EL jUEZ Rogério Favreto

Resultado de imagen para Rogério Favreto

Rogério Favreto, juez del Tribunal Regional Federal de la 4ta región de Brasil, fue el magistrado que ordenó la liberación del Lula da Silva, al aceptar un habeas corpus y exigir la “urgente” medida a favor del ex presidente, condenado por corrupción.

Según informa Folha de Sao Paulo, Favreto, de 46 años, estuvo afiliado al Partido de los Trabajadores (PT, movimiento liderado por Lula) durante casi dos décadas, luego de inscribirse en la agrupación en diciembre de 1991.

Tras conocerse su adhesión, según datos brindados por el Tribunal Superior Electoral, el juez se desafilió en 2010, antes de convertirse en juez. El periódico paulista asegura que su madre y una de sus hermanas también se registraron en el PT.

El miembro del TRF-4, con sede en Porto Alegre, fue el único del tribunal que se manifestó a favor de abrir un proceso contra el juez Sergio Moro, líder de la investigación Lava Jato. En su voto, lo acusó de tener “índole política” en su accionar.

El pronunciamiento ocurrió cuando Moro estaba bajo escrutinio por haber hecho público el contenido de conversaciones telefónicas privadas entre la entonces presidente, Dilma Rousseff, y su antecesor en el cargo.

Durante el gobierno de Lula, Favreto ocupó varios cargos en el Ministerio de Justicia. Su nombramiento se produjo en junio de 2011.

Actualmente está encargado de revisar las decisiones de primera instancia de Curitiba, con foco en los procesos civiles de la investigación Lava Jato.

Luego de pedir la liberación de Lula, Sergio Moro aseguró que Favreto no tenía competencia para tal pronunciamiento. Sin embargo, el juez emitió una nueva orden de liberación para el ex presidente.

K.Camacho

Con información de RT/Telesur/CNN/O GLOBO/INFOBAE/ AFP.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Cliquea para comentar

Déjanos tu opinión

Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: