Deportes

Argentina con gol salvador de Marcos Rojo derrota a Nigeria 2-1 y clasifica a octavos

26 de junio 2018.

En la última doble jornada de este 26 de junio, una de las favoritas de siempre, Argentina le tocaba jugarse sus esperanzas contra la selección que les había salvado con su victoria en la jornada anterior, Nigeria.

Argentina y su director técnico Sampaoli estaban bajo la lupa por el bajísimo nivel mostrado por la Albiceleste en sus dos primeras participaciones, en donde no pudo pasar de un empate con la debutante Islandia y ser goleada por su similar de Croacia.

Jorge Sampaoli le dio entrada en el once titular a jugadores como Ángel Di María y Gonzalo “Pipita” Higuaín para tratar de profundizar en las ofensivas del conjunto argentino, así como el cambio de portero ante la nefasta participación de su guardameta titular de los dos primeros accionares en esta copa mundial.

Como era de imaginarse, desde que se dio el pitazo inicial, los suramericanos se arrojaron al ruedo con hambre de gol y de un mágico resultado que les permitiera clasificar a los octavos de finales.

Nigeria intentaba tímidamente presionar las salidas de los argentinos, pero estos, con la gran presión mediática que tenían encima, jugaron con paces muy rápidos que les hacía difícil de ser marcados.

En los 10 primeros minutos del encuentro, Argentina era la dueña absoluta del balón, pero, de igual modo tuvieron una alta cantidad de pases equivocados, sobre todo por parte de Javier Mascherano.

En el minuto 14, después de un pase filtrado de Banega, la pelota le llegó a Lionel Messi quien, definió de pierna derecha para hacer un tanto muy bonito que, además de darle la clasificación a octavos de final para ese momento a su selección, le bajaba la extrema presión que los medios de comunicación mundial tenían sobre los hombros del astro del FC Barcelona.

Con el tanto marcado por los suramericanos, las acciones se pusieron más lentas y, únicamente de manera episódica Argentina colocaba el botín sobre el acelerador para buscar los múltiples espacios libres que dejaban los nigerianos, los cuales jugaban sin ambición alguna y, hasta pasado el minuto 30 del primer tiempo, no solo no tenían tiros a puerta, sino que además tampoco habían desempeñado ninguna acción ofensiva de importancia de cara al arco del portero argentino Franco Armani.

Tras los tres pitazos que daban fin al primer tiempo, los resultados combinados entre el empate a 0 de Islandia y, la victoria parcial de una pálida y poco atinada Argentina, de manera parcial le estaban dando la clasificación a octavos a los suramericanos.

El segundo tiempo inició con una Selección nigeriana con un poco más de presencia en el encuentro y, aunque con poco talento y a trompicones se fue acercando al arco de Armani.

En el minuto 51, una gran confusión de Javier “Jefecito” Mascherano regala un tiro de esquina para los nigerianos. En el cobro de dicho córner, una infantilada nuevamente del ex jugador del FC Barcelona, Javier Mascherano deriva en un claro penalti a favor de los africanos, el cual fue marcado mediante su jugador Víctor  Moses.

Desde ese momento, Argentina que no estaba teniendo un partido brillante, volvió a sufrir los efectos de los fantasmas de los juegos anteriores contra Islandia y Croacia. Un mediocampo sin ideas y desconectados de los delanteros y un Jorge Sampaoli que no era capaz de darle la vuelta a los encuentros con los cambios.

Sobre la fracción 80 el arco  defendido por Armani sufrió dos ataques complicados que no llegaron a concretarse.

En el minuto 86 el alma suramericana volvió a los pechos de los jugadores argentinos, Tras una escapada y centro de Mercado, Marcos Rojo define de media volea con su pierna menos hábil para lograr la remontada que parecía imposible.

Después de los tres  pitazos finales, Argentina haciendo gala de su experiencia y del peso histórico de su camisa clasificó a la siguiente ronda sin jugar nada bien pero, en todo caso obteniendo los resultados que es lo realmente importante, haciéndonos recordar a la Selección de Portugal que ganó la Euro Copa de Francia 2016.

La Albiceleste con serias dudas en su accionar en la primera etapa le tocará enfrentarse en octavos de final contra otra de las selecciones favoritas, Francia.

Para los puristas del buen juego, les resultará indignante que esta Argentina de tan mal desempeño en la era Sampaoli siga en carrera en la búsqueda del título mundial, pero, en definitiva, el fútbol no es un deporte de merecer sino  de hacer y, a estas selecciones de altísimo prestigio como Argentina, Brasil o Alemania no las puedes dejar medio viva porque te liquidan si tienen la más mínima posibilidad.

FOTO:FIFA.

FOTO:FIFA.

FOTO:FIFA.

FOTO:FIFA.

 

Alexis Delgado Alfonzo.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: