Mundo

Horacio Cartes presentó renuncia a la presidencia de Paraguay

28 mayo 2018.

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, renunció este lunes a su cargo, mediante una misiva enviada a la cámara de Senadores del Congreso de ese país.

“Presento mi renuncia al cargo de Presidente de la República del Paraguay. Para continuar sirviendo al país desde el Senado de la Nación, cumpliendo con la voluntad popular depositada en las urnas. ¡Dios bendiga al Paraguay¡”,señaló Cartes a través de su cuenta Twitter.

“He adoptado esta determinación para dar cumplimiento a la decisión democrática del pueblo expresada en las urnas el pasado 22 de abril, que me eligió para el cargo de Senador de la Nación para el período 2018/2023, habiendo sido proclamado en tal carácter por el Tribunal Superior de Justicia Electoral”, “Hemos trabajado a lo largo de estos casi cinco años con total dedicación para lograr el desarrollo de nuestra gran nación y ratifico mi propósito de seguir sirviendo a nuestro país y a nuestra gente con dignidad y patriotismo desde el Poder Legislativo de la Nación”, explicó en la carta.

De ser aprobada la renuncia, la Presidencia recaerá en la actual vicepresidenta, Alicia Pucheta, que se convertiría en la primera mujer paraguaya en ocupar la jefatura del Ejecutivo.Sin embargo, Pucheta estará hasta el 15 de agosto, cuando asumirá el Gobierno de Mario Abdo Benítez, ganador de las elecciones de abril, también del Partido Colorado.

El siguiente paso es que el Senado analice la nota presentada por el jefe de Estado y acepte o no su dimisión. Hasta ahora, los votos en la Cámara Alta son cambiantes y de esto depende el futuro inmediato del mandatario.

El artículo 237 de la Constitución de Paraguay establece que el presidente de la República y el vicepresidente “no pueden ejercer cargos públicos o privados, remunerados o no, mientras duren en sus funciones. Tampoco pueden ejercer el comercio, la industria o actividad profesional alguna, debiendo dedicarse en exclusividad a sus funciones”.

El viernes pasado, el Tribunal Superior de Justicia Electoral proclamó como senador activo a Cartes siendo aún presidente de la República de Paraguay.

Sus detractores criticaron la participacion de Cartes en los pasados comicios, puesto que el artículo 189 de la Carta Magna reza que “los expresidentes de la República, electos democráticamente, serán senadores vitalicios de la Nación, salvo que hubiesen sido sometidos a juicio político y hallados culpables. No integrarán el quórum. Tendrán voz pero no voto”.

No es la primera vez que ocurre esta situación en Paraguay. En 2008, el entonces presidente Nicanor Duarte Frutos también fue electo senador, luego de ser habilitado por por la Corte Suprema de Justicia para participar en los comicios, y resultó ser proclamado legislador, aún siendo mandatario.

Cartes ejerce como presidente de Paraguay desde 2013, pero fue electo senador en los comicios celebrados el pasado 22 de abril, luego que fuera habilitado para candidatarse por la Corte Suprema de Justicia. entre sus ultimas polémicas acciones se cuenta el oprdenar el traslado de su embajada en Israel a Jerusalén. “Con la apertura de la embajada paraguaya en Jerusalén estrechamos la histórica amistad que une a Paraguay con Israel. Tenemos fe en que este vínculo que nos une se fortalecerá cada vez más”, señaló Cartes.

Cartes vinculado a actividades ilegales

Algunos especialistas consultados sostienen que Horacio Cartes, busca protegerse en el parlamento paraguayo bajo la figura de la inmunidad parlamentaria, evitando así eventuales investigaciones producto de actividades ilicitas a las cuales historicamente ha estado vinculado el mandatario paraguayo.

A continuación enumeraremos algunos de los nexos ilicitos que exhibe Cartes en su historial:

En 1985, fue condenado por un caso de estafa al Banco Central del Paraguay, por cerca de 34 millones de dólares. En aquella ocasión estuvo prófugo durante de 4 años. En 2008 fue sobreseído por la Corte Suprema de Justicia, lo que el Banco Central consideró inconstitucional.

Según un cable de Wikileaks también fue investigado por la DEA (Administración para el Control de Drogas) por supuesto lavado de dinero proveniente, entre otros, del tráfico de drogas.

Además, diarios de diversos países publicaron artículos según los cuales el tráfico de los cigarrillos de la Tabacalera del Este S.A. financiaría a organizaciones delictivas del continente como las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). El tabaco paraguayo comercializado ilegalmente en Brasil se estima en un valor de 2200 millones de dólares.

En el 2000 fue aprehendida una avioneta en la estancia La Esperanza, perteneciente a Cartes. Llevaba 343 kg de marihuana y 20 de cocaína. En marzo del 2000, la Dinar incautó 343 kilos de marihuana y 20 kilos de cocaína de un avión que aterrizó en la estancia La Esperanza, de Cartes. Este también compró a principios de los años 1990 una hacienda perteneciente el brasileño Milton Machado, que a su vez estuvo en la noticia por haber sido derribado en su establecimiento un avión con 210 kilos de cocaína.

El tío de Cartes, Juan Domingo Viveros Cartes, tuvo en varias ocasiones problemas con la justicia. Pasó 6 años en las cárceles brasileñas por narcotráfico. Es prófugo en Paraguay, donde cuenta con una orden de captura también por narcotráfico. Finalmente fue detenido en Uruguay en 2013, y procesado por tráfico internacional de drogas.15​16​ Actualmente el “narcopiloto”, tío del presidente de la República, tiene una orden de captura por narcotráfico del 5 de junio del 2012, firmada por el juez Juan Bogarín Fatecha.

Cartes también ha sido vinculado con la ocupación ilegal de tierras,​ situación paradójica en un país en el cual la tenencia y ocupación ilegal de tierras ha sido un conflicto histórico. Con relación a estos conflictos por la tierra el caso más reciente es el caso aún no resuelto de la masacre de Curuguaty, que desencadenó la Crisis política en Paraguay de 2012 y la destitución del entonces presidente Fernando Lugo. La finca donde se produjo la masacre de Curuguaty está en litigio entre el Estado paraguayo y la empresa Campos Morombí, propiedad de la familia de Blas Riquelme, un histórico dirigente del gobernante Partido Colorado durante la dictadura de Stroessner.

Los nombres de los ejecutivos relacionados con las empresas de Cartes, Juan Carlos Ramírez Villanueva y Eduardo Campos Marín, pueden encontrarse relacionados a investigaciones por presuntos delitos económicos en el Brasil. En la Dirección del Superior Tribunal de Justicia del Brasil, se puede leer un párrafo como este: “El quinto turno del Superior Tribunal de Justicia restableció la prisión preventiva del paraguayo Juan Carlos Ramírez Villanueva. El es acusado de crímenes contra el sistema financiero nacional, por la supuesta evasión de más de 35 millones de reales en operación no autorizada en el mercado de cambio”.

Andrés Pérez.

Con información de Telesur/ EFE/ ABC/ El Clarín/ Wikileaks/ RT.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: