Arte

Entre el caos y las migajas llegó a Rajatabla la obra: Muere, Numancia, Muere

26 de mayo 2018.

Muere, Numancia, Muere es una obra del español Carlos Be inspirada en la Destrucción de Numancia de Miguel de Cervantes, es la radiografía de  cualquier nación que anhela  paz. El público caraqueño puede ver esta obra dirigida por Consuelo Trum en una producción de la Fundación Rajatabla. La misma se está presentando desde 11 de mayo  y hasta el domingo 03 de junio 2018. Los viernes a las 7pmy los sábados y domingos 5pm.

Esta propuesta teatral, está basada en la derrota de Numancia de las Guerras Celtíberas a manos del poder romano en el siglo II A.C, fue versionada muy ágilmente por el experimentado autor español Carlos Be y dirigida perspicazmente por la directora Consuelo Trum. Ella empleó códigos contundentes y trazó  una línea muy delgada para que cada quien asuma de qué lado quiere estar en Numancia. ¿Y que  es Numancia? para unos la nada, el vacio. Para otros un reino de pocos.

Dicho de otra manera, la Directora con estos personajes intentan demostrar  que hoy más que nunca estamos ante una sociedad donde los valores son etéreo y a veces colgados con guantes blancos, donde los gritos de paz no son escuchados, donde el poder se empalaga de promesas falsas y donde la libertad según con el  cristal que se mire es una quimera.

Hay que reconocer que es teatro dentro del teatro, porque rompe el celofán de la cuarta pared con compromiso y honestidad por parte del elenco. Aunque hubo momentos donde el ritmo bajó en algunas situaciones, también es cierto que  los intérpretes logran en lo personal y en lo colectivo lanzar al público con precisión dardos al alma. Son jóvenes comprometidos con la obra así lo denotan sus acciones. Se observa la entrega por parte de las dos actrices Amneris Treco y Elena Marín así como de los cuatro actores Eduardo Gulino, Moisés Berr, Juan Bautista y John Vicent.

Por otro lado debemos decir que, la escenografía de Oscar Salomón, recrea en dos dimensiones un caos total que daba la sensación que en cualquier momento todo se iba a caer en pedazos como Numancia. Asimismo vale destacar el vestuario que roído, sucio o ligero emitían un mensaje. La iluminación de manos de David Blanco fue bien ejecutada. La música también jugó un rol fundamental es original de Claudia Aponte y Stephanos Mavridis para la obra, en la asistencia de producción  esta Gonzalo Irigoyen y como productor ejecutivo Hany Rivera.

Una obra sin desperdicio, donde como dicen un de los personajes “Los visionarios son seres en extinción… y nosotros (los jóvenes) somos los ancianos de Numancia  que prefieren morir que arrodillarse al poder”.

 

Orlanis Barreto.

@Orliteatro

Fotografías Leonardo Sequera.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: