Mundo

Murió el terrorista Luis Posada Carriles

23 de mayo 2018.

Luis Posada Carriles, el exiliado cubano, exagente de la CIA y nacionalizado venezolano en la decada de los 70′, falleció las primeras horas de este miercoles.

Posada Carriles había cumplido 90 años en febrero, “Falleció cerca de las 5 de la mañana en un hogar del gobierno para veteranos”, localizado en Miramar, confirmó su abogado Arturo Hernández. “Ya venía enfermo bastante tiempo.” Su salud se había deteriorado tras sufrir un cáncer de la garganta. En el 2015 sufrió varias fracturas en un accidente automovilístico.

“Lo siento mucho porque yo pasé cinco años de mi vida defendiéndolo y en ese tiempo se manifestó como una gran persona, por lo menos trató de hacer algo por Cuba”, agregó Hernández.

Resultado de imagen para luis pósada carriles

Posada Carriles fue una figura controversial, considerado como un héroe por muchos exiliados cubanos, por su participación en la fallida invasión de Bahía de Cochinos y otros intentos de derrocar al líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro.  En 1961, se incorporó a los preparativos de una invasión a Cuba por Playa Girón y formó parte de la Operación 40 encargada de apoyar el desembarco.

La Operación 40 estaba a destinada a facilitar las labores de invasión de contrarrevolucionarios en la Bahía de Cochinos. En ese contexto, Posada Carriles es enviado en marzo de 1961 a Guatemala, en donde entrena a los exiliados cubanos para la operación militar. El barco que lleva a los operativos de la operación no se atreve a desembarcar en Cuba tras el fracaso de Bahía Cochinos y deciden bordear toda la isla en lo que Miami se conoció irónicamente como el «Bojeo a Cuba», para recalar finalmente en Puerto Rico.

En octubre de 1967, la CIA traslada a Posada Carriles a Venezuela, donde se incorpora a la Dirección General de Policía (DIGEPOL). Bajo el seudónimo de “Comisario Basilio” enfrenta a grupos venezolanos y latinoamericanos de tendencias comunistas y socialistas.

Resultado de imagen para luis pósada carriles

Luis Posada Carriles con uniforme del Ejército de los Estados Unidos, durante su estancia en Fort Benning, Georgia, en 1963

Al conocerse de su muerte, la estación de radio La Poderosa, un bastión del llamado exilio histórico, hizo un minuto de silencio.

Luis Posada Carriles nació en Cienfuegos, Cuba, en 1928. Se nacionalizó en Venezuela y fue entrenado para formar parte del Ejército de Estados Unidos.

Luego de pasar por el ejército estadounidense entre 1963 y 1964 y alcanzar el grado de subteniente, fue reclutado por la CIA en abril de 1965 como instructor en un centro de entrenamiento en la Florida. Posada Carriles trabajó como agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) entre 1960 y 1974, tiempo en el que fue enviado por esta organización como asesor de Seguridad de los servicios secretos de Venezuela, Guatemala, El Salvador, Chile y Argentina.

Posada trabajó entre 1968 y 1976 como informante dentro de la Dirección de Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), en Venezuela.

Fue encarcelado en Venezuela por la voladura del avión de Cubana pero logró escapar y en Estados Unidos nunca fue acusado por ese motivo. Hasta su muerte, negó su participación en el atentado. También salió libre de acusaciones de violar la ley de inmigración de Estados Unidos en conexión con su papel en los atentados contra hoteles y sitios turísticos en Cuba en 1997.

“No queríamos lastimar a nadie”, dijo. “Solo queríamos hacer un gran escándalo para que los turistas ya no vengan”. No queremos más inversión extranjera”, dijo a The New York Times en 1998,

Posada Carriles fue condenado en Panamá en el 2000 por su participación en un complot para asesinar a Castro en ese país, pero fue perdonado por la entonces presidenta Mireya Moscoso, tras cumplir cuatro años en la cárcel.

En el 2005 encaró un proceso de deportación en El Paso, Texas, y el Departamento de Seguridad Interna lo declaró un “riesgo a la seguridad nacional de Estados Unidos”. Su deportación a un tercer país que no sea Cuba ni Venezuela —donde las autoridades estadounidenses creen que no había garantías legales para un juicio en su contra— nunca se realizó.

Actividades terroristas de Luis Posada Carriles

En 1961, se incorporó a los preparativos de una invasión mercenaria a Cuba por Playa Girón y formó parte de la Operación 40 encargada de apoyar el desembarco.

En Venezuela, actuando como asesor y funcionario de las extintas: Dirección General de Policía (DIGEPOL) y Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP) dirigió varias torturas contra líderes sociales y estudiantiles.

Recibió financiamiento por la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), integrada por seguidores del dictador cubano Fulgencio Batista en Estados Unidos.

En 1971, planificó un atentado fallido contra el líder de la revolución cubana, Fidel Castro, quien realizaba una visita oficial a su homólogo chileno, Salvador Allende.

Tras ser enviado a Chile en 1976, durante la dictadura de Augusto Pinochet, sostiene reuniones con el neofascista italiano Stefano Delle Chiaie, miembro de la Operación Gladio. De esta reunión surge la coordinación de los atentados terroristas contra blancos de la izquierda chilena y de otros blancos potenciales. Tras esta coordinación en 1976 se produce una epidemia de atentados terroristas en América Latina, entre los que se cuentan:

  • 22 de abril: detonación de una bomba contra la embajada de Cuba en Portugal, hecho en el que pierden la vida dos diplomáticos cubanos.
  • 1 de julio: una bomba es detonada en el Centro Cultural Costa Rica-Cuba, en Costa Rica.
  • 9 de julio: bomba en equipajes de vuelo de Cubana de Aviación, en Jamaica.
  • 10 de julio: bomba en la oficina de la línea aérea Cubana de Aviación, en Barbados.
  • 11 de julio: bomba en las oficinas de la Air Panamá, en Colombia.
  • 4 de octubre: la CORU (Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas que dirigía una enorme operación de terrorismo contra Cuba) se adjudica haber colocado una bomba contra un canal de televisión en San Juan, Puerto Rico, donde se proyectaba la película cubana La Nueva Escuela.

Resultado de imagen para luis pósada carriles

Investigaciones vinculan Posada Carriles con la planificación del atentado explosivo acontecido en septiembre de 1976 en el cual es asesinado Orlando Letelier, excanciller chileno durante la gestión de Allende, quien antes de su asesinato ejerciá un fuerte activismo contra la dictadura de Augusto Pinochet.

En 1976, junto a Orlando Bosh, planificó desde Venezuela el atentado explosivo contra un avión de Cubana de Aviación, la aeronave, que había salido de Venezuela rumbo a Cuba estalla en pleno vuelo el 6 de octubre de 1976, en el que hasta esa fecha representaba el mayor atentado terrorista aereo acontecido en el continente americano murieron 73 pasajeros, entre ellos jóvenes deportistas cubanos, “Mataron a mi única hija y dejaron una niña y un bebé sin su madre. Yo no reclamo venganza, yo exijo justicia”, declaró a la BBC Evangelina Jorge bañada en lágrimas, “ningún ser humano puede justificar ese tipo de cosas donde mueren inocentes”.

El mismo Posada Carriles declaró al diario estadounidense The New York Times estar financiado por la Fundacion Nacional Cubano-americana el grupo mas importante del exilio cubano, algo que la organización ha negado tajantemente.

Por este hecho, fue encarcelado en Venezuela, pero se fugó el 18 de agosto de 1985, durante el cambio de guardia nocturna de los vigilantes. Desde ahí, se desplazó por Honduras, Guatemala y El Salvador, desde donde siguió ampliando su historial de terror y apoyó las actividades de contrarrevolución en Nicaragua.

Un documento desclasificado del FBI informa que (una fuente reservada) confirma que Posada y Bosch fueron los que desarrollaron la bomba del avión 455 de Cubana de Aviación.

Posada Carriles organizó numerosos ataques con explosivos a varios hoteles en La Habana en 1997, acciones que él mismo reconoció públicamente un año después en una entrevista con el diario estadounidense The New York Times.

En el año 2000, intentó acabar de nuevo con la vida de Fidel Castro, en esta ocasión durante la Cumbre Iberoamericana que se desarrolló en Panamá. La acción fue frustrada y Posada Carriles quedó detenido junto a otros tres criminales: Gaspar Eugenio Jiménez, Pedro Remón y Guillermo Novo. Sin embargo, en el 2004 fue indultado por la presidenta saliente de Panamá, Mireya Moscoso.

En 2005 entró ilegalmente a EE.UU. Fue encarcelado por esta acción, pero dos años después pagó una fianza y un juez lo dejó en libertad. En 2011, la jueza Kathleen Cardone lo libró del delito migratorio por considerarlo “viejo e inválido”. Desde entonces, vivió en ese país, específicamente en Miami, amparado por el Gobierno norteamericano.

Rortz.

Con Información de EFE/ The New York Times/ Reuters/ El Mercurio/ El Nacional/ Telesur/ AFP/El Nuevo Herald.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: