Arte

Mi visión sobre Ventrílocuo y Lorca1936. Por Orlanis Barreto

13 de mayo 2018.

A continuación plasmo mi visión sobre dos presentaciones que pude apreciar en el marco del Festival Internacional de Teatro de Caracas 2018:

-Lorca 1936

-Ventrículo

Ventrílocuo

En el  sótano del Teatro Teresa Carreño, donde yacían elementos escenográficos y la humedad prevalecía  con unas sillas algo incomoda, el espectador se sumergió por más 50 minutos apreciar un performance VENTRÍLOCUO de los jóvenes del Taller Nacional de Trujillo, dirigido por Juan Viloria

Una propuesta irreverente, capaz de abrirse y disolver los distintos códigos de la puesta en escena, debido a que no existe una estructura dramática,  sino más bien una invitación al público a vivir una experiencia netamente sensorial, donde aparecían y desvanecían personajes con sus dramas y alegrías. Una puesta basada en la re-contextualización de la obra, donde el teatro posdramático se apodera del escenario con el fin de que el director, Juan Viloria, jugara a su antojo  para plasmar a través de los  personajes un conjunto de imágenes, donde las denuncias se  hacían palpables al espectador.

La Génesis de Ventrículo 

Juan Viloria señala: Decidí hacer ventrículo después de un trabajo de investigación de aproximadamente siete meses, con la novela Fuegos ( Feux) de la escritora francesa Marguerite Yourcenar, quien basada en textos griegos como: Antigona, Aquiles, Clitemnestra, Patrusco mas la aparición del mito de María Magdaleno y mi visión como puestista, me funcionaron para crear  mi propio lenguaje estético…todo comenzó en Valera, Estado Trujillo, con un grupo de soñadores que pese a su corta edad, se dejaron llevar por mí y desde allí decidimos experimentar ¿ qué es eso que los griegos y María Magdaleno, quiere decirnos desde la contemporaneidad?.

Es así como nace las distintas denuncias que esperaba que el público haya captado, tales como una  sociedad desequilibrada e inerte antes las atrocidades que hoy en día se viven en todo el mundo (Cáncer, VIH, Drogas, Discapacidad, etc.)

“Descifrar los códigos que expusimos con la sincronización de los movimientos de los actores  -que no son bailarines-, no es una tara difícil, pero tampoco fácil si el espectador no se deja permear por los sentidos, más que por los textos…todo lo hicimos en colectivo la música, el vestuario atemporal y los cuatros elementos que utilizamos, los discutíamos y allí están los resultados; me esforcé en llevar al FITC 2018, un espectáculo de calidad donde cada uno de los intérpretes, pudieran lucirse”.

Despojado de prejuicios Viloria aclara: Sabía que esta forma de expresarnos les gustaría a unos, pero  también tendría sus detractores tal vez por eso algunas personas salieron del sótano, afortunadamente no fue  la mayoría (risas)… Ventrículo es la reafirmación de que el arte es subjetivo y que estas marionetas (personajes) que no tienen voz ni voto pero como creador espero que algún día estos personajes  se revelen  ante una sociedad que necesita más personas dispuestas a luchar por un mejor porvenir.

Lorca 1936

Eran las 5:30 pm en plena sala Juan Bautista Plaza, de la Biblioteca Nacional de Caracas, cuando el equipo de El Jojoto, tuvo el privilegio de conversar con el actor y director Rufino Dorta, intentar plasmar todos sus símbolos no es tarea fácil, porque su línea estética aunque está definida no se puede  encasillar  en un color o en una forma precisa.

Por más que perteneció  a la fundación Rajatabla por  dos décadas y lleva seis años como independiente, en todas las propuestas de Dorta hay códigos que no fallan en ser vinculados con su antigua escuela, sin embargo es destacable que el director lograr renovarse ante nuevos retos teatrales.

Dorta sabe cuidar los detalles de su creación,  en este caso en la obra Lorca 1936, donde se nota el dominio que tiene el director para recrear las diferentes atmosferas, donde la  iluminación fue bien ejecutada por lo cual logro un rol preponderante para crear ese ambiente poético acorde a los personajes emblemáticos  del gran poeta español Federico García Lorca.

Por otra parte debemos decir que algunas interpretaciones desequilibraban esa plástica y rompían por  momentos  la emocionalidad que deben llevar   estos personajes para llegarle al público con mayor honestidad, sin embargo es rescatable el valor que tuvieron estos  actores y actrices al asumir ese reto con apenas tres meses de preparación con los  clásicos Lorquianos.  Todo proceso inicial no es traba para replegarse, sino para continuar la formación.

¿Cómo surge esta propuesta?

Rufino Dorta (Director): Se basó en un taller montaje que dura aproximadamente tres meses, donde lo que hice fue engranar las ideas de estos jóvenes basándome en los textos de Yerma, El público y Bodas De Sangres…algunos de ellos se montaban por primera vez en las tablas, para reforzar el equipo me busque a una actriz de trayectoria como lo es Yuray Castro.

¿Al asumir el reto no confrontó el temor de que los participantes del taller no llegaran a cubrir sus expectativas como director?

Rufino Dorta: No, por el contrario, hubiese sido egoísta si no les diera la oportunidad.

¿Esto quiere decir que está enfocado a motivar a todos aquellos que le interesa el teatro?

Rufino Dorta: Indiscutiblemente yo me esfuerzo en descubrir en ellos sus debilidades y fortaleza que ellas y ellos tienen y en función de ellos buscar  limpiar esos detalles que todos  tenemos.

¿Según esta obra  la misma se basa en la muerte del poeta Federico García Lorca,  antes que le disparan por la espalda, es así?

Rufino Dorta: Totalmente lo que intento poner en la palestra pública es que: aun en plena guerra civil española y sabiéndose herido,  su mente brillante funciono  hasta el último momento.

¿Cuales son esos otros mensajes que anhelaba que el público descifrara?

Rufino Dorta: Yo creo que lo femenino de Lorca a través de la religión mostrando un hombre más humano y susceptible.

Orlanis Barreto.

@Orliteatro

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: