Mundo

La histórica cumbre entre Kim Jong Un y Moon Jae-in, inicio de una nueva era de paz

28 de abril 2018.

La cumbre intercoreana entre el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, fue un “encuentro histórico” que abrió el camino hacia una nueva era de paz.

Fue un encuentro histórico que abrió una nueva era para la reconciliación nacional y la unidad, la paz y la prosperidad, “Corea del Sur y Corea del Norte confirman el objetivo común de obtener, a través de una desnuclearización total, una península coreana no nuclear”, dice la Declaración de Panmunjom.

Durante la histórica cumbre del pasado viernes, los dos líderes alcanzaron un compromiso para lograr la “desnuclearización total” de la península coreana y acordaron buscar un tratado de paz que ponga fin al enfrentamiento entre Corea del Norte con el Sur y EE.UU. a raíz de la Guerra de Corea, que concluyó en 1953 con un alto el fuego pero no con un tratado de paz.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, aseguró que no es “el tipo de persona que dispara armas nucleares” durante una conversación privada con el presidente de Corea del Sur, Mun Jae In, en el marco de la cumbre del pasado viernes, según informó este domingo la oficina presidencial de Seúl. “Aunque tengo mis reservas hacia Washington, la gente verá que no soy el tipo de persona que dispara armas nucleares hacia Corea del Sur, el (Océano) Pacífico o Estados Unidos”, le dijo Kim a Mun durante una conversación privada que mantuvieron durante la cumbre, revelada por Seúl.

Así describen los medios de Corea del Norte la cumbre intercoreana (VIDEO)

Foto:AFP.

“Si nos reuniéramos regularmente con los estadounidenses para cimentar la confianza y ellos prometieran poner fin a la guerra y no invadirnos, ¿para qué mantendríamos entonces un arsenal nuclear y viviríamos en unas condiciones tan duras?”, le explicó Kim a Mun, según detalla la oficina presidencial de Seúl en un comunicado.

Kim añadió además que no repetiría “la dolorosa historia de la Guerra de Corea” y que “son necesarias medidas concretas para evitar cualquier confrontación militar accidental”. En la misma conversación el mariscal norcoreano prometió a Mun que Pyongyang desmantelaría su centro de pruebas nucleares ante periodistas y observadores en mayo para demostrar el compromiso con su desnuclearización.

Según ha explicado Seúl, Kim le propuso a Mun en el marco de la cumbre que el cierre de Punggye-ri (noreste del país) se realice públicamente para subrayar el compromiso de Pyongyang para con la desnuclearización. En ese sentido, el líder norcoreano dijo que invitaría a expertos y periodistas para presenciar la clausura del centro de pruebas atómicas.

Kim ya anunció durante el pleno del Comité Central del Partido de los Trabajadores celebrado en Pyongyang el pasado 20 de abril la suspensión de sus pruebas nucleares y de misiles, así como el cierre de la base de Punggye-ri, según informó la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA “Algunos dicen que estamos cerrando instalaciones que están inservibles, pero ya verás que están en muy buenas condiciones”, le dijo el mariscal al presidente surcoreano, según informó su oficina.

El documento plasma que ambas partes firmarán un tratado de paz para finalizar formalmente la Guerra de Corea a finales de este año, 65 años después del cese de las hostilidades. También los líderes coreanos han decidido impulsar activamente las conversaciones con la participación de EE.UU. y China. En particular, las negociaciones tendrán como objetivo sustituir el régimen de armisticio en la península de Corea por el tratado de paz.

Tanto Corea del Norte, como Corea del Sur, han decidido tomar las medidas necesarias para evitar enfrentamientos en el mar Amarillo, así como garantizar la existencia de una zona de paz en esa área.

El documento prevé que la visita del presidentede Corea del Sur al país vecino se celebrará durante el otoño de este año. “El Norte y el Sur van a lograr una mejora total y completa en el desarrollo de las relaciones y, de ese modo, permitir un futuro conjunto de prosperidad y reunificación”, reza la declaración.

Asimismo, la declaración final de la cumbre intercoreana precisa que las negociaciones en varios ámbitos y a diferentes niveles entre ambas naciones comenzarán en un futuro muy cercano.

Resultado de imagen para Kim Jong-un

El líder norcoreano Kim Jong-un, brinda con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, durante un banquete celebrado en Peace House./ EFE

Otro punto de la declaración conjunta prevé la celebración de las reuniones de familias separadas por la Guerra de Corea de 1950-53 con motivo del Día de la Liberación, el 15 de agosto. Además, ambos Estados coreanos van a liquidar físicamente todos los medios de propaganda que se han usado en la frontera intercoreana.

Entre los eventos conjuntos, especificados por el documento, figura también la participación en competiciones deportivas de equipos unificados, incluidos los Juegos Asiáticos del 2018. Con la firma de la declaración conjunta, se concluyen las conversaciones históricas entre los líderes de ambas Coreas.

Estos son los principales puntos del texto, firmado en la primera cumbre intercoreana en 11 años.

– “Régimen de paz” –

“Durante este año, que marca el 65º aniversario del armisticio, Corea del Sur y Corea del Norte acuerdan buscar activamente encuentros trilaterales que impliquen a las dos Coreas y a Estados Unidos; o cuatripartitos implic

– Desarme –

“Corea del Sur y Corea del Norte acordaron llevar a cabo el desarme por etapas, a medida que las tensiones militares se apacigüen y que se realicen avances sustanciales para establecer la confianza militar”.

ando a las dos Coreas, Estados Unidos y China, con vistas a declarar el fin de la guerra y establecer un régimen de paz permanente y sólido”.

– “Desnuclearización” – 

“Corea del Sur y Corea del Norte confirman el objetivo común de obtener, a través de una desnuclearización total, una península coreana no nuclear”, reza el texto.

“Comparten el punto de vista según el cual las medidas iniciadas por Corea del Norte son muy significativas y cruciales para la desnuclearización de la península coreana y acuerdan desempeñar sus respectivos papeles y asumir sus responsabilidades en este sentido”.

Asimismo, “acuerdan buscar activamente el apoyo y la cooperación de la comunidad internacional con vistas a la desnuclearización de la península coreana”.

– “No habrá más guerra” –

“Los dos dirigentes declaran solemnemente ante los 80 millones de coreanos y el mundo entero que no habrá más guerra en la península de Corea y que, por consiguiente, comenzó una nueva era de paz”.

– “Visita a Pyongyang” –

“Los dos dirigentes acordaron mantener discusiones regulares y francas a través de encuentros y por contacto telefónico directo sobre cuestiones vitales para la nación, con el fin de reforzar la confianza mutua y buscar juntos el refuerzo del impulso positivo para continuar haciendo que avancen las relaciones intercoreanas, así como la paz, la prosperidad y la unificación de la península coreana. En este contexto, el presidente Moon Jae-in aceptó desplazarse a Pyongyang este otoño”.

– “Reuniones de familias” –

“Corea del Sur y Corea del Norte acordaron intentar solucionar las cuestiones humanitarias resultantes de la división de la nación y organizar una reunión intercoreana de la Cruz Roja para discutir y solucionar diversas cuestiones, incluida la reunión de familias separadas”.

“Con este fin, Corea del Sur y Corea del Norte decidieron continuar el programa de reunión de familias separadas con motivo del Día de la Liberación Nacional, el 15 de agosto de este año”.

– Fuerzas deportivas –

“En el plano internacional, las dos partes acordaron hacer demostración de su sensatez, sus talentos y su solidaridad colectivas participando conjuntamente en eventos deportivos internacionales como los Juegos Asiáticos de 2018”.

Historia del conflicto entre las dos Coreas

El conflicto que enfrenta a las dos partes de la península de Corea se remonta a 1945, año en que finalizó la Segunda Guerra Mundial.

Hasta 1945, Corea había sido una colonia de Japón. En virtud de un acuerdo entre los aliados de la coalición antihitleriana, la península se dividió por el paralelo 38 en dos zonas temporales, de influencia soviética y estadounidense.

En septiembre de 1945, militares de EEUU desembarcaron en el sur del país, donde el 15 de agosto 1948 fue proclamada la República de Corea.
Como respuesta, el 9 de septiembre de 1948 se proclamó la República Popular Democrática de Corea.

El 25 de junio de 1950, la tensión entre dos Estados autoproclamados hizo que estallara la guerra en la que Corea del Sur contó con la ayuda militar de EEUU y una quincena de países más, mientras que Corea del Norte fue ayudada por la Unión Soviética y China.

En julio de 1951, el frente se estabilizó alrededor del paralelo 38, y la contienda se convirtió en una guerra posicional.

El 27 de julio de 1953, en Panmunjong se firmó el Armisticio que estableció una línea de demarcación militar con una zona desmilitarizada de 4 kilómetros de ancho que va a ambos lados de la línea establecida.

No obstante, hasta la fecha la península sigue legalmente en guerra, debido a que se trata de un acuerdo de alto el fuego y no de uno de paz. El Armisticio fue suscrito por los comandantes de las tropas norcoreanas y chinas, por una parte, y las autoridades militares de EEUU, en representación de las tropas de la ONU, por otra.

 

 

Andrés Pérez.

KCNA/ La Vanguardia/RT/ EFE/ Telesur/AFP/Sputnik.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: