Política

Un rocambolesco TSJ paralelo, en una sesión paralela desde Bogotá, a solicitud de la fiscal paralela, ordena arresto de Maduro por corrupción

10 de abril 2018.

En una rocambolesca acción carente de legitimidad y consecuencias jurídicas validas, el denominado ‘Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio’ sesionó en Bogotá, Colombia, y a solicitud de la exfiscal general de la República, Dra, Luisa Ortega Díaz, se declaró procedente la solicitud de medida cautelar de privación de libertad en contra de Nicolás Maduro Moros.

El denominado ‘TSJ en el exilio’ emitió una orden de arresto contra el Presidente venezolano Nicolás Maduro, estableciendo que existen suficientes pruebas sobre su participación directa en un gigantesco esquema de corrupción que le costo a la nación más de $1,700 millones.

El magistrado integrante de este pintoresco TSJ paralelo, Dr. Romel Gil enunció en la decisión; “Ciertamente nos encontramos ante la comisión de un hecho punible que merece pena privativa de libertad, por todo lo anterior expuesto, esta sala del Tribunal Supremo de Justicia, en nombre de la República y por autoridad de la ley, declara procedente la solicitud consistente a la medida cautelar de privación de libertad en contra de Nicolás Maduro Moros”,

El pronunciamiento, que también solicita a la Asamblea Nacional –controlada por la oposición— que someta a juicio político a Maduro para separarlo del cargo, contempla la notificación a las autoridades policiales venezolanas y a la INTERPOL para que le arresten. “Esta sala del Tribunal Supremo de Justicia declara procedente la solicitud a la medida cautelar de privación de libertad en contra de Nicolás Maduro Moros. Se ordena notificar a Interpol para proceder con la captura contra Nicolás Maduro” enuncia la sentencia. El pedido realizado a INTERPOL incluiría a Maduro entre las personas con alerta roja internacional, lo cual de ocurrir podría conllevar a su detención si sale fuera de territorio venezolano.

El dictamen emitido por el TSJ paralelo, está fundamentado en las acusaciones presentadas por la exfiscal general, Luisa Ortega Díaz, destituida por la ANC en el 2017 y que es denominada en este especie de realidad virtual o paralela ‘Fiscal General en el exilio’.

La Dra. Luisa Ortega Díaz, presentó una serie de documentos y pruebas que afirma evidencian cómo el Presidente venezolano recibió sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, a cambio de obtener enormes contratos de construcción por obras que no estuvieron supervisadas por el Estado.

Miguel Ángel Martín, presidente del TSJ en el exilio, dijo que una de las evidencias presentadas en el caso es “un punto de cuenta” (memorando) de junio del 2014 donde Maduro autorizó la realización de diferentes desembolsos para Odebrecht que sumaban al menos $1,320 millones, más otro desembolso por 131 millones de euros. La orden, emitida cuando Venezuela comenzaba a entrar en lo que terminó siendo la peor crisis económica en la historia moderna del país, buscaba saldar las cuentas con la constructora brasileña, aún cuando las obras que venían realizando ya estaban demoradas o simplemente paralizadas.

“Esto tiene que ser investigado. Todos los venezolanos tenemos el derecho de saber qué ocurrió con este dinero, por qué no se le hicieron seguimiento a las obras. El caso inédito del caso Odebrecht que está siendo presentado hoy es que aquí no se ha construido absolutamente nada”, expresó Martín.

Durante el anuncio, realizado desde la sede del Senado en Colombia, los magistrados también anunciaron la activación de la Convención de Palermo contra el crimen organizado, por sospecha de la activa participación del régimen en un gigantesco esquema de corrupción internacional. Según las evidencias presentadas por Luisa Ortega Díaz, Venezuela desembolsó más de $1,700 millones a la polémica firma brasileña por obras que al final no fueron construidas.

Luisa Ortega Díaz declaró; “El Tribunal Supremo de Justicia venezolano en el exilio declaró que hay méritos para el enjuiciamiento del presidente Nicolás Maduro, por las pruebas contundentes que fueron presentadas en el antejuicio realizado en Colombia”. “El tribunal ordenó que las fuerzas armadas venezolanas también puedan hacer efectiva la captura de Maduro”. “El rechazo a la Constituyente venezolana por parte de gobiernos de diferentes partes del mundo, significa que han apoyado a los venezolanos para reinstituir el orden democrático” precisó la exfiscal Ortega Díaz.

Asamblea Nacional afronta prueba de fuego

Expertos afirman que ahora se verá realmente si la Asamblea Nacional de Venezuela está dispuesta a darle continuidad a una sentencia emitida por un TSJ paralelo que fue designado por el mismo Poder Legislativo el 21 de julio del 2017.

Enviamos la solicitud de antejuicio a la Asamblea Nacional presentada por la fiscal Luisa Ortega Díaz, para que nuestra Asamblea Nacional pondere y autorice el enjuiciamiento por existir fuentes de prueba que determinan causas probables y gravísimas que involucran al querellado Nicolás Maduro Moros“, señaló el magistrado paralelo que preside el TSJ paralelo, Miguel Martín.

La AN  de mayoría opositora tiene la gran responsabilidad de autorizar al denominado ‘TSJ en el exilio’ para que inicie el juicio y allí ordenar la captura internacional contra el Presidente Maduro, una acción distinta representaría un desconocimiento tácito a este TSJ paralelo que desde el extranjero busca ejercer acciones juridicas alternas al el ordenamiento de justicia vigente en Venezuela.

El antejuicio de mérito es una autorización que se solicita para enjuiciar a un alto funcionario. Es decir, el paso previo para enjuiciar penalmente a un alto funcionario por algún delito o falta grave.

Se espera que el Gobierno venezolano ignore la sentencia de este TSJ paralelo, integrados por magistrados paralelos, que desde suelo extranjero, sesiona con magistrados paralelos a solicitud de una fiscal general paralela en una disparatada e incomprensible estrategia de importantes sectores de la oposición venezolana que desligitiman las elecciones del próximo 20 de mayo pero confieren validez jurídica a un improcedente boceto de Estado paralelo.

Estos sectores opositores aspiran contar con el respaldo de la comunidad internacional que adversa al actual gobierno del Presidente Maduro.

TSJ PARALELO CARECE DE LEGITIMIDAD

Los magistrados del TSJ paralelo o ‘TSJ en el exilio’ designados por la Asamblea Nacional, salieron del país tras su designación al ser acusados de pretender usurpar funciones del máximo tribunal del país y subvertir el orden constitucional.

El mismo 21 de julio del 2017, fecha en la cual la AN designó a los magistrados paralelos, el verdadero Tribunal Supremo de Justicia en voz del magistrado, Juan José Mendoza, el TSJ, mediante la sentencia N°545, declaró nulo el proceso a través del cual la AN designó a un grupo de personas como autoridades del máximo intérprete constitucional. “No podemos reconocer acto irrito de la Asamblea Nacional pretendiendo designar al margen de la ley unos pretendidos magistrados y magistradas de este tribunal”. Juan José Mendoza, afirmó que con la designación de magistrados por parte de la AN se incurre en el delito de usurpación de funciones, traición a la patria y delito de flagrancia permanente en lo establecido con los artículos 131 y 138 de nuestra Carta Magna, “Esta sala reitera que la Asamblea Nacional permanece en desacato, por lo cual todo los actos llevados a cabo por el Parlamento no tienen ningún efecto ante el país”. El Magistrado Mendoza aseveró “Ante los actos declarados nulos, la Sala Constitucional declara que corresponde a las autoridades civiles y militares ejecutar las acciones de coerción pertinentes a fin de mantener la paz y la seguridad nacional”. “No hay cargo vacantes, la AN está en franco desacato, son más de 30 decisiones que ha ocurrido en desacato”. La Sala Constitucional del TSJ fundamentó dicha decisión en la jurisprudencia y en lo establecido en el artículo 213 del Código Penal Venezolano, “el cual prevé que cualquiera que indebidamente asuma o ejerza funciones públicas civiles o militares será reo de delito por usurpación de funciones”.

En cuanto a la exfiscal Luisa Ortega Díaz, esta fue destituida por la Asamblea Nacional Constituyente a principios de agosto del 2017. En esa fecha Tribunal Supremo de Justicia envió carta dirigida a Delcy Rodríguez, presidenta de la ANC, donde se informó que el máximo tribunal de la nación, procedió a admitir el antejuicio de mérito contra la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, suspendiéndola de su cargo.

Tarek William Saab solicita enjuiciar a los magistrados del denominado ‘TSJ en el exilio’ por traición a la patria

El Fiscal General de la República, Tarek William Saab, solicitó enjuiciar a los magistrados del TSJ en el exilio por traición a la patria y conspiración contra la forma republicana.

El Dr. William Saab calificó de circo la petición que se efectuó en otro país.“El único sistema de justicia de Venezuela queda en nuestro territorio. Prestarse para violar la soberanía nacional merece el repudio de todo el país, que coloca a estas personas no solo como delincuentes sino como mercenarios del derecho”, “Quien dijo que puede haber un TSJ ambulante, que un día instalas en país y después en otro”.

“Estamos actuando en contra de estos (abogados antivenezolanos) usurpadores y traidores a la Patria que, además, tienen código rojo internacional”, aseguro William Saab.

La Sentencia del TSJ paralelo contra Nicolás Maduro

A continuación la desición integra emitida por el TSJ paralelo que sesionó en Bogotá, Colombia, en la cual se declaró procedente la solicitud de medida cautelar de privación de libertad en contra de Nicolás Maduro Moros

 

Rortz.
Con Información de El Nuevo Herald/ Panamanpost/ El Nacional/@TSJ_Legitimo
COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: