Mundo

En medio de fuertes protestas en Brasil, Lula da Silva pasó su primera noche en prisión: Saldré de esta más fuerte

09 de abril 2018.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se entregó finalmente a la Policía Federal para cumplir la sentencia a la que fue condenado por el juez Sergio Moro.

El líder de izquierda, Lula da Silva de 72 años de edad y favorito en las encuestas para las elecciones de octubre, fue condenado por el juez Sergio Moro a 12 años y un mes de prisión acusado de  haber recibido un apartamento de lujo de una constructora involucrada en el escándalo de Petrobras.

La entrega de Lula demoró varias horas después de su discurso e incluso casi fue impedida por decenas de militantes que bloquearon los portones y no dejaron salir su automóvil. Tras unas tensas negociaciones, Lula salió caminando en medio un enorme tumulto, subió a un automóvil y partió, seguido de inmediato por un convoy de la Policía Federal.

Lula salió a pie del sindicato de metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo en un clima de tensión provocado por militantes que intentaron evitar su entrega a la Justicia y se dirigió a un vehículo de la Policía Federal que le esperaba en las inmediaciones. El exmandatario logró abandonar la sede sindical en su segundo intento, ya que la primera vez, un grupo de simpatizantes rodeó su auto y le impidió avanzar.

El  expresidente brasileño fue conducido por un convoy de la Policía hacia el aeropuerto de Sao Paulo, para viajar a Curitiba donde ingresó a prisión, la caravana policial que trasladó al exmandatario estuvo compuesto por vehículos oscuros sin insignias de la institución, tal como había solicitado la defensa de Lula.

 

“Cometí un crimen”, que fue “llevar los pobres a la universidad, permitir que compren coches, que tengan comida” y “si es así, seré un criminal el resto de mi vida”, dijo Lula en un discurso cargado de emoción que fue una despedida de los miles de simpatizantes que, desde el jueves, rodearon el sindicato en que se había atrincherado.

El juez Sergio Moro, le había dado plazo hasta las 20.00 GMT del viernes para entregarse, pero Lula ignoró ese ultimátum.

“Voy a cumplir la orden de cárcel  y cada uno de ustedes se trasformará en un Lula”, “Ellos quieren llevarme a una prisión preventiva porque rechazaron mi habeas corpus. Ellos no saben que hay miles de Lulas, que mis ideas ya están en el aire y mi corazón va a latir con ustedes”,”No vale la pena tratar de acabar con mis ideas, porque ya están en el aire, no vale la pena tratar de parar mis sueños, porque yo soñaré en sus cabezas, con sus ojos”.

Lula da Silva denunció que ha sido condenado sin pruebas y con falsas acusaciones, aseveró no posee el apartamento en la playa que, según la Fiscalía, habría obtenido a cambio de favorecer a una constructora con licitaciones públicas. “Yo no les perdono haber dado a la sociedad la idea de que soy un ladrón. Mientras los medios de comunicación más me atacan, más crece mi relación con el pueblo brasileño. Yo no les tengo miedo”.

“Estoy en un momento, tal vez, el de mayor indignación de un ser humano, no es fácil lo que sufre mi familia, mis hijos y lo que sufrió Marisa (su esposa fallecida)”.

Lula  acusó al juez Sergio Moro, que lo condenó por corrupción, de mentir; “Yo estoy siendo proceso por un apartamento que no es mio y ellos saben que la red globo mintió, el Ministerio Público mintió al decir que era mio y Moro mintió y me condenó a prisión”, “Tengo más de 70 horas en los noticieros de Globo atacándome. Pero no ven que cuanto más me atacan más crece mi relación con el pueblo”.

 

Lula da Silva prometió a sus seguidores que le clamaban que no se entregara: “Saldré de esta más fuerte, más verdadero y más inocente, porque voy a probar que ellos cometieron el crimen de perseguir a un hombre sin culpas”.

Resultado de imagen para LULA DA SILVA

 

La presidenta del partido, Gleisi Hoffmann, convocó a toda la militancia de izquierdas a “ocupar” Brasilia y Curitiba, hasta que Lula deje la prisión. “Ahora mismo comenzamos la campaña. Vamos para Curitiba, vamos para Brasilia, vamos acampar allá hasta conseguir la liberación del compañero Lula”, dijo Hoffmann a las puertas del mismo sindicato en que el expresidente se atrincheró durante más de dos días. Según Hoffmann, la militancia del PT acampará “desde el domingo” en Curitiba y el lunes hará lo mismo en Brasilia, para exigirle “la libertad de Lula a los magistrados golpistas de la Corte Suprema”.

Es en el Tribunal Supremo donde reside la última esperanza de que Lula recupere la libertad, que es la revisión de una jurisprudencia que rige desde 2016 y permite la prisión de un condenado una vez que la sentencia se ratifica en segunda instancia, como es su caso. En el Supremo, a espera de debate, hay varios recursos que piden volver al régimen anterior, que contemplaba el encarcelamiento una vez agotadas todas las apelaciones, incluso en una tercera y una cuarta instancia.

Disturbios en Curitiba.

Varias personas resultaron heridas, entre ellas una niña y un policía, en los disturbios acontecidos a las puertas de la sede la Policía Federal de Curitiba durante el ingreso en prisión del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Los incidentes ocurrieron cuando aterrizó en el recinto el helicóptero en el que viajaba Lula y explotaron dos supuestos petardos en medio de la concentración de simpatizantes del exmandatario, según señaló la Policía Militarizada.

Los agentes federales que se encontraban en el interior de la sede policial reaccionaron entonces lanzando gases lacrimógeno que obligaron a los partidarios del líder del Partido de los Trabajadores (PT) a dispersarse calle abajo.

Las fuerzas de seguridad también hicieron uso de balas de goma contra la multitud de manifestantes que apoyaban a Lula.

Abogado de Lula dice que está bien, “aunque indignado con esta situación”

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, recluido desde el sábado en una celda en Curitiba para cumplir la pena a 12 años de prisión a que fue condenado por corrupción, está bien pero indignado por su situación, dijo hoy su abogado tras visitarlo en la prisión.

“Está bien aunque indignado con esa situación”, afirmó el abogado Cristiano Zanin, uno de los miembros de su equipo de defensa, en un vídeo divulgado por el Partido de los Trabajadores (PT) y que grabó poco después de reunirse con el exgobernante en su celda en la sede de la Policía Federal de la sureña ciudad de Curitiba.

Zanin ha sido hasta ahora la única persona, fuera de carceleros y policías, con la que el considerado líder más carismático en la historia de Brasil ha tenido contacto desde que se entregó a la Policía en Sao Paulo y fue trasladado a Curitiba.

“Evidentemente la prisión fue ordenada sin fundamentos jurídicos, bien sea porque fue condenado sin base legal o porque la Constitución no admite la anticipación del cumplimiento de la pena”, “Tenemos la expectativa de que en un futuro próximo podremos revertir la prisión”, dijo el abogado, que se negó a hablar con la prensa al salir de la edificación policial, pero grabó el vídeo pocos minutos después en el taxi que abordó.

Lula quedó totalmente aislado en la celda especial de 15 metros cuadrados que le fue improvisada en la sede de la Superintendencia de la Policía Federal en la sureña ciudad de Curitiba y, fuera de los guardias, su único contacto fue con Cristiano Zanin, uno de sus abogados, según un comunicado del Partido de los Trabajadores (PT).

Su celda está totalmente aislada de la de otros condenados por el escándalo de corrupción en la petrolera Petrobras, incluyendo algunos que lo incriminaron, como el empresario Leo Pinheiro y su exministro de Hacienda Antonio Palocci.

“Él durmió tranquilo y no fue maltratado por los agentes del lugar. Permanece sereno y tranquilo”, según la nota del Partido de los Trabajadores que ayudó a fundar en 1980 y que ha convocado manifestaciones en todo Brasil para exigir la liberación del líder en todos los sondeos de intención de voto para las elecciones presidenciales de octubre.

Andrés Pérez.

Con Información de EFE/ Telesur/ AFP

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: