Sucesos

¿Qué pasó en el motín de la Comandancia General de Poli-Carabobo que costó la vida de 66 reclusos y 2 mujeres?

05 de abril 2018.

El pasado 28 de marzo se registró una violento motín en la Comandancia d la Policia del Edo Carabobo, donde se produjo un incendio que cobró la vida de 68 personas.

66 de los fallecidos eran reclusos, mientras que dos de las víctimas eran familiares de los presos que permanecían en las instalaciones de la Comandancia d la Policia del Edo. Carabobo bajo la aberrante figura de la “pernocta” bajo la cual los familiares de los procesados pueden quedarse a dormir en los centros de reclusión, esta práctica insólita es apenas una de las irregularidades que caracterizan los hechos acontecidos en la comisaría en el estado Carabobo.

Las celdas de la Comandancia General de la Policía de Carabobo.

Las celdas del Comando General de la Policía de Carabobo, estaban desbordadas. El recinto fue construido para albergar a sesenta reos y había cerca de doscientos reclusos, las comisarías y Comandancias generales son lugares pensados para que los retenidos pasen sólo apenas unos días a la espera del adecuado proceso judicial.

Un reportaje de la BBC señala:  Una verja separa apenas la calle del ala del centro donde hay tres calabozos.  La primera celda tiene tres ventanucos en la pared exterior, era la celda que daba cobijo a los acusados o detenidos por violación y otros delitos violentos. A unas 55 personas, calculan un familiar y un agente.

Contiguo está el calabozo de los funcionarios policiales detenidos. Estaba bien organizado y disponía de servicios.

Al fondo está el más grande. El de los delincuentes comunes, formado por cuatro habitaciones, un baño en una de ellas y un pasillo en forma de L. Allí se produjo el incendio y allí se recogieron los cadáveres.

Familiares y agentes de policía consultados este jueves fuera de la prisión aseguran que dentro había entre 170 y 180 presos. Retardos procesales y ausencia de cupos en los penales han hecho que estos centros de detención temporales se conviertan en minicárceles bajo la responsabilidad de las autoridades regionales y no del Gobierno Nacional.

“Era un lugar espantoso”, “Dormían todos apretados”, afirmaba un familiar al corresponsal de BBC, Daniel García Marco quien refiere que un agente de la policía del estado Carabobo aseguraba que los reos descansaban en colchonetas, cartones y hamacas y que todo eso fue combustible para el fuego.

Las irregularidades acontecidas en la Comandancia General de Policarabobo.

Resultado de imagen para POLICARABOBO

Varias irregularidades han sido expuestas luego de los trágicos sucesos que dejaron el fatídico saldo de 68 muertes tras el motín del 28 de marzo, la corrupción de funcionarios que custodiaban a los detenidos y el acinamiento de reclusos son las vulneraciones de la ley más notables que se han evidenciado.

“La causa”

Un familiar identificado como Janette para proteger su verdadera identidad por miedo a represalias contra su hijo o su persona, relató a BBC Mundo que llevaba cinco meses visitando en la comisaría a su hijo de 19 años, que salió ileso de los trágicos sucesos del 28 de marzo.

Cada semana disponía de una hora de visita previo pago a un agente de 10.000 bolívares, apenas unos céntimos de dólar en el mercado de cambio paralelo pero mucho para un venezolano de pocos recursos y más con escasez de dinero efectivo. Hace unos días, un policía atendió el pedido del hijo de Jannete y -sin cobrar- lo trasladó a la primera celda, a la de los supuestamente más violentos. Allí encontró calma. Unas sábanas a modo de cortina separaban los espacios donde dormían de cinco en cinco.

Su hijo allí estaba más tranquilo y no tenía que pagar “la causa”, que en la jerga del submundo carcelero venezolano significa la entrega de un dinero semanal a funcionarios de la policía de Carabobo.

“La cuota”

La vida es diferente en la segunda zona, la de los funcionarios policiales bajo arresto. El hijo de María José Acevedo, un agente acusado de homicidio, llevaba allí dos años y seis meses. Pero junto al resto de reos del calabozo disponía de televisión por cable, nevera y cocina.

Allí había unas 30-40 personas, me cuenta Acevedo. “Pero ellos sí están bien organizados”, dice con orgullo, marcando distancias. Todos ellos ponían una cuota semanal con la que compraban agua y comida. A diferencia de Jannete, Acevedo visitaba a su hijo tres veces a la semana, dos horas cada vez y sin pago previo. Le llevaba comida también, hecha o sin hacer, y buscaba y traía ropa limpia y sucia.

Las Fiestas

María, una vecina de 56 años que vive a una cuadra de la prisión y que insistió en que no se usara su apellido por temor a represalias, calificó la prisión como “un desorden total” y afirmó que los fines de semana llegan camiones que llevan hielo y comida para las fiestas de las pandillas y que es común que entren prostitutas a la estación de policía adjunta a la cárcel.

El Motín del 28 de marzo

Resultado de imagen para comandancia general de policarabobo

Resultado de imagen para comandancia general de policarabobo

Familiares de los reclusos asegura que había fuertes disputas, puñaladas y deudas entre los detenidos en la zona de presos comunes donde se produjo el incendio.

Los familiares de los reos de Valencia dijeron al NY Times que tenían entendido que el fuego empezó cuando las autoridades intentaron dispersar una fiesta supervisada por las pandillas —conocidas como pranatos— que amenazaron o sobornaron a los trabajadores de la prisión para que les permitieran tener acceso a drogas, alcohol y sexo. Los miércoles, según los familiares, se permitían las visitas conyugales. “La policía se quería meter a los calabozos, entrar a la fuerza, eso es lo que le dijo mi hermano a su esposa”, dijo Rosa Guzmán, de 40 años. “Vinimos para acá y la policía estaba muy agresiva. Nos hicieron correr”.

Otra mujer, Yesenia Morillo, de 20 años, dijo que dentro de la prisión había dos sobrinos suyos en espera de juicio. “La semana pasada una riña adentro causó un muerto, pero eso es normal”, dijo, y precisó que sus sobrinos sobrevivieron al incendio. “Dijeron que había una fiesta y la policía les pidió terminarla pero los prisioneros no querían”, señaló Morillo. “Entonces un prisionero tomó el arma de un policía y comenzaron a dispararse y la policía le dio a una mujer. Y ahí empezó todo”.

Las reyertas entre los reclusos provocaron un motín el miércoles por la mañana, cuando un guardia fue tomado como rehén. Los prisioneros amenazaron con matarlo con una granada, a menos que se cumplieran sus demandas, y algunos reclusos les prendieron fuego a los colchones.

El incendio convirtió a la prisión en un verdadero infierno. Los rescatistas y miembros de los servicios de emergencia hicieron huecos en las paredes para intentar que se dispersara el humo y que salieran los internos. Para la noche ya habían muerto 66 hombres y dos mujeres —que posiblemente estaban ahí para visitar a sus familiares— y decenas de personas resultaron heridas. Durante la noche, las familias se reunieron en las inmediaciones para exigir información pero fueron dispersadas por las autoridades con gas lacrimógeno y balas de goma, lo que despertó la indignación de muchos activistas y el público en general.

“Las reyertas entre los reclusos provocaron un motín el miércoles por la mañana, cuando un guardia fue tomado como rehén. Los prisioneros amenazaron con matarlo con una granada, a menos que se cumplieran sus demandas, y algunos reclusos les prendieron fuego a los colchones. El incendio convirtió a la prisión en un verdadero infierno. Los rescatistas y miembros de los servicios de emergencia hicieron huecos en las paredes para intentar que se dispersara el humo y que salieran los internos. Para la noche ya habían muerto 66 hombres y dos mujeres —que posiblemente estaban ahí para visitar a sus familiares— y decenas de personas resultaron heridas. Durante la noche, las familias se reunieron en las inmediaciones para exigir información pero fueron dispersadas por las autoridades con gas lacrimógeno y balas de goma, lo que despertó la indignación de muchos activistas y el público en general”, reseñaba el NY Times.

Las detenciones

Resultado de imagen para tarek william

El Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela, Tarek William Saab, anunció la detención de cinco funcionarios de la Policía de Carabobo “indiciados de ser responsables” de la muerte de 68 personas en un incendio en los calabozos de una comisaría en el estado Carabobo, durante un motín acontecido el pasado miércoles 28 de marzo. Entre las detenciones destacan la del subdirector de la policía regional de Carabobo, José Luis Rodríguez.“Dictadas ordenes de aprehensión por el Ministerio Público contra 5 funcionarios de PoliCarabobo; indiciados de ser responsables de los trágicos hechos que ocasionaron la muerte de 68 ciudadanos en los calabozos de la Comandancia de dicha policía regional: Ya detenidos #Justicia”. “Entre dichos funcionarios de la Policía de Carabobo detenidos destaca Jose Luis Rodríguez, subdirector de dicha institución policial; el Ministerio Público garantiza el esclarecimiento de estos trágicos hechos y la sanción a todos los responsables sin distingos”, aseveró el Fiscal William Saab.

Este miércoles durante la audiencia de presentación de los cinco funcionarios detenidos, acto realizado en el Tribunal Cuarto en Funciones de Control de la Circunscripción Judicial Penal del estado Carabobo, el cual les dictó medida privativa de libertad a José Luis Rodríguez, subdirector de la Policía de Carabobo, y los efectivos José Antonio Loaiza, Aníbal Antonio Padrón Pacheco, José Rafael Colina Palencia y Sergio Enrique Rodríguez quienes fueron imputados por su presunta vinculación con los hechos registrados el 28 de marzo en la comandancia general del citado cuerpo de seguridad, donde murieron 68 personas.

En el caso de José Luis Rodríguez, subdirector de la Policía de Carabobo y el efectivo José Antonio Loaiza, ambos funcionarios fueron acusados de homicidio calificado a título de dolo eventual en grado de coautor y omisión de socorro, previsto y sancionado en el artículo 438 del Código Penal, así como introducción de arma de fuego y municiones en retenes policiales, previsto y sancionado en el artículo 122 de la Ley para el Desarme y Control de Armas y Municiones,

El subdirector de la Policía de Carabobo, José Luis Rodríguez, adicionalmente fue imputado por corrupción propia, tipificado en el artículo 64 del Decreto con Rango Valor y Fuerza de Ley Contra la Corrupción.

Por el delito de corrupción propia fueron acusados los funcionarios José Rafael Colina, Sergio Enrique Rodríguez y Aníbal Antonio Padrón Pacheco.

Ministra Iris Varela asegura que tragedia no es jurisdicción del Ministerio del Servicio Penitenciario

Resultado de imagen para iris varela

La ministra del Servicio Penitenciario de Venezuela, Iris Varela, aclaró que no es su competencia lo ocurrido el pasado miércoles en los calabozos de una comisaría del estado de Carabobo, donde murieron 68 personas.

“Hubo una tragedia que nos duele en el alma con personas que estaban allí en calabozos policiales del estado Carabobo que no le corresponden al Ministerio Penitenciario, eso es función policial”, señaló Varela quien solicito se prosiga con la exhaustiva investigación de los hechos que de con los responsables de la trágica jornada.

En efecto los fatídicos hechos del 28 de marzo se produjeron en una Comandancia de una polícia regional, los detenidos que alli se encuentran no han sido objerto de sentencia firme, por lo cual no pertenecen a la jurisdicción de Varela y si de las autoridades regionales, en este caso de la Gobernación del estado Carabobo.

La ministra del Servicio Penitenciario, rechazó las criticas y señalamientos en su contra por este suceso y aseguró que “Venezuela hoy exhibe el mejor sistema penitenciario del mundo”. “¿Por qué ahora no van a los centros penitenciarios? ¿por qué no van ahora a hacer un reportaje en 88 cárceles que tienen para escoger con 98 % del nuevo régimen penitenciario?”, aseveró en referencia al sistema implementado en las cárceles recientemente, que cuenta con rígidas normas disciplinarias y un adoctrinamiento militarizado.

Varela anunció que el próximo viernes inaugurará el centro de reclusión femenino “Ana María Campos II” en Maracaibo, capital del estado Zulia, para 130 privadas de libertad. La ministra del Servicio Penitenciario de Venezuela también anunció que en próximas fechas inaugurará un establecimiento de régimen especial para penados extranjeros.

La mayor tragedia carcelaria de lo que va de siglo

El incendio que dejó 68 víctimas es uno de los peores desastres en la historia carcelaria de Venezuela; el saldo es mayor que el de las 61 personas que murieron en enfrentamientos en una prisión de Barquisimeto en 2013; las 17 que fallecieron en el incendio de Tocuyito, cerca de Valencia, en 2015, y las 38 víctimas mortales del motín sucedido en Puerto Ayacucho, en el estado Amazonas, en agosto pasado.

El Fiscal General de Venezuela, Tarek William Saab, pidió  “declarar en emergencia” el sistema de justicia “en pleno”, “El exacerbado hacinamiento que existe en las estaciones de policía, la consecuencia de estas lamentables muertes se debe a eso, el sistema de justicia en pleno debe declararse en emergencia”, afirmó Saab en una entrevista a la emisora Unión Radio.

Tarek William Saab cuestionó la lentitud procesal característica del sistema judicial venezolano a la hora de ejecutar juicios y sentencias lo cual origina el hacinamiento en los calabozos de estos centros.

William Saab pidió que el suceso “sea una gran alerta nacional para que comencemos un trabajo realmente definitivo para el deshacinamiento de las estaciones de policía”. “hay más de 25.000 privados de libertad en estaciones de policía de los que 3.000 ya están condenados y no deberían estar ahí sino ya en una cárcel”.

El Fiscal General de la República seguro que los calabozos policiales “no están hechos para que personas que están siendo procesadas por delitos penales, se mezclen con personas que han cometido delitos menores los cuales no ameritan permanecer tanto tiempo ahí recluidos”.

Cronología de las tragédias acontecidas en cárceles o centros de reclusión en Venezuela desde 1992 hasta nuestros días:

28 noviembre 1992.– 60 presos muertos y 52 heridos en un motín en una cárcel de Caracas durante un frustrado intento de golpe de Estado.

4 enero 1994.– 108 reclusos muertos y 20 heridos en un motín seguido de un incendio en la prisión de Sabaneta, en Maracaibo.

14 marzo 1996.– 13 reclusos muertos y otros 20 heridos en una reyerta entre bandas rivales por el control del presidio de “La Pica”, en Maturín.

28 agosto 1997.– 29 reclusos muertos durante un motín en protesta por el hacinamiento en la cárcel de “El Dorado”, en la selva venezolana.

10 diciembre 1998.- Al menos 10 presos muertos en una reyerta, de nuevo, en la cárcel de “El Dorado”.

1 mayo 2001.– 40 reclusos muertos y 70 heridos en un motín en el Internado Judicial de Carabobo.

18 abril 2003.– Al menos 11 presos muertos en un motín en la cárcel “Yare II”, en Caracas.

19 abril 2006.– 10 presos muertos en una reyerta entre bandas en el Centro Penitenciario de Occidente, cerca de San Cristóbal.

2 enero 2007.– 16 reos muertos en un motín entre clanes por el control interno de la cárcel de Uribana.

8 diciembre 2007.– Al menos 15 reclusos muertos en la cárcel de San Cristóbal por un enfrentamiento entre grupos.

29 agosto 2008.– Al menos 10 presos muertos al explotar una granada durante una reyerta entre bandas en la cárcel de “Sabaneta”, en Maracaibo.

27-30 septiembre 2010.– 16 reos muertos tras un enfrentamiento entre bandas por el control de la cárcel de Tocorón.

12 junio 2011.- 22 muertos (21 reclusos y una persona que estaba de visita) durante un enfrentamiento entre dos grupos rivales en la prisión “El Rodeo I”, cercana a Caracas.

17 junio/13 julio 2011.– 17 muertos -15 reclusos y dos policías- durante el mes que duró un motín protagonizado por un millar de reclusos en las prisiones “Rodeo I” y “Rodeo II”, próximas a Caracas, que obligó al despliegue de 5.000 soldados.

2/21 julio 2012.– 22 muertos y más de 60 heridos en el asalto de la Guardia Nacional Bolivariana para poner fin a un motín en el Centro Penitenciario de la Región Andina de Mérida.

19 agosto 2012.– 26 muertos -25 presos y un familiar- en un enfrentamiento entre bandas en la prisión de “Yare I”.

25 enero 2013.- 61 reclusos muertos y un centenar de heridos tras el motín iniciado a raíz de una requisa de los funcionarios en el Centro Penitenciario de la región Centro Occidental de Venezuela, conocido como “Uribana”. Otras fuentes elevaron el número de muertos a 63.

16 septiembre 2013.- 16 presos muertos en un enfrentamiento en la Cárcel Nacional de Maracaibo, conocido por penal de Sabaneta, en el estado de Zulia (Venezuela).

2015: 17 que fallecieron en el incendio de Tocuyito, cerca de Valencia,

16 de agosto 2017.– 38 muertos al incurrir fuerzas especiales en un centro de detención judicial en el estado Amazonas (Venezuela).

29 marzo 2018.– 68 muertos en un motín en el centro de reclusión de la Policía Estatal de Carabobo, en el centro del país.

 

Rortz.

Con Información de BBC Mundo/ Ministerio Público/ NY Times.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: