Arte

El Maestro José Antonio Abreu, Tocar y Luchar

01 de abril 2018.

“Desde el principio, cuando fundamos la primera orquesta juvenil, comprendimos que habría que vencer muchos obstáculos, que no podíamos dedicarnos únicamente a tocar. Tuvimos que luchar mucho durante los años iniciales para a dar conocer, en todos sus aspectos, esta reforma de educación musical y todas sus bondades sociales y culturales a fin de que creciera y se convirtiera en un programa sustentable, como en efecto lo hemos logrado”. Así explicaba el maestro José Antonio Abreu su consigna “Tocar y luchar”, la cual define el espíritu de los pioneros de El Sistema y de las actuales generaciones.

El iconico maestro José Antonio Abreu, fundador de la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela y del Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas, falleció el pasado sábado 24 de marzo a los 78 años de edad, trascendiendo asi a la inmortalidad de las artes.

Cientos de venezolanos se reunieron el domingo en las afueras de la Sala Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, para brindarle un último adiós al maestro José Antonio Abreu, posteriormente familiares y miembros del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela despidieron al maestro José Antonio Abreu, en el Cementerio del Este (Caracas), donde recibió cristiana sepultura.

El acto inició la mañana de este domingo en la capilla ardiente en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, ubicada en la ciudad de Caracas (capital). En el escenario fue dispuesta la urna con el cuerpo del maestro, que estuvo escoltada por la Guardia de Honor y músicos de la orquesta que fundó.

Resultado de imagen para maduro abreu espada

El maestro Abreu deja un legado artistico de proporciones infinitas ya que traslada la gloria de la música clasica, antes solo reservada para las élites, para llevarla sin precedentes a los sectores populares, incluso el diario norteamericano New York Times lo calificó como “El venezolano que llevó a Mozart a los barrios populares”.

¿QUIEN ERA EL MAESTRO ABREU?

Resultado de imagen para jose antonio abreu frases

Nació en Valera, estado Trujillo, Venezuela, el 7 de mayo de 1939 y desde temprana edad demostró su sensibilidad musical y artística. Inicia sus estudios de música a la edad de nueve años con la pianista y querida profesora Doralisa de Medina, en la ciudad de Barquisimeto, estado Lara, considerada antaño la capital musical de Venezuela, y luego se traslada a Caracas en 1957, donde se convierte en discípulo de importantes maestros venezolanos como Vicente Emilio Sojo, con quien estudia composición; Moisés Moleiro, su profesor de piano, y Evencio Castellanos, quien le da clases de órgano y clavecín.

Abreu confiesa que fue su férrea vocación de servicio al país, su inquietud y rebeldía frente a los fenómenos de desequilibrio social lo que le impulsó, a los 35 años de edad (1975), a concebir un proyecto en el que pudiera sintetizar y canalizar de manera ingeniosa y nacionalista la experiencia y los conocimientos alcanzados en el campo económico, gerencial, pedagógico y, por supuesto musical, que se forjó prácticamente desde su adolescencia.

En la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas, José Antonio Abreu obtiene los títulos de profesor ejecutante y maestro compositor, en 1964. Más tarde realiza estudios de dirección orquestal con el maestro Gonzalo Castellanos Yumar y se convierte en director invitado de las principales orquestas venezolanas. A fin de poder materializar su proyecto de vida, la fundación de El Sistema, Abreu forjó primero una importante trayectoria como planificador y economista. Obtuvo el título de Economista en la Universidad Católica Andrés Bello, de Caracas.

Sus logros académicos le permitieron distinguirse como profesor universitario, planificador y asesor económico, desempeñándose como Director de Planificación de Cordiplán, Asesor del Consejo de Economía Nacional, Presidente del Consejo Nacional de la Cultura, Ministro de Estado para la Cultura y Diputado al Congreso Nacional de la República. En 1975 funda la Orquesta Juvenil de Venezuela, convertida hoy día en la reconocida Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar, ahora Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, orquesta “cúspide” del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, una enorme red sembrada por todo el territorio venezolano, en cuyo seno han sido formadas varias generaciones de músicos venezolanos.

Entre 1960 y 1980, Abreu consiguió tiempos entre la gerencia, la docencia y la organización de la naciente empresa cultura que es El Sistema de Orquestas y Coros, para la creación musical y una nutrida agenda artística que le permitió alzar su batuta frente a la Orquesta Sinfónica Venezuela como director invitado y, posteriormente, frente a la Sinfónica Juvenil de Venezuela y la Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar.

Con el título de maestro compositor por la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas (1964) y la influencia estilística de compositores como Vicente Emilio Sojo, Evencio Castellanos y Moisés Moleiro, Abreu escribió algunas obras musicales, entre las cuales se cuentan La cantata sinfónica Veni Mulier de Samaria (Premio Nacional de Composición, 1966); Oratorio sobre textos del Apocalipsis, Tríptico para once instrumentos y Quinteto de Vientos.

También influenciado por algunos grandes directores europeos de la época, y por el venezolano Gonzalo Castellanos Yumar, Abreu asumió el reto de la dirección orquestal con su estilo riguroso, exigente y, sobre todo, siempre buscando las profundidades, sutilezas y sentido de las obras que dirigía. En esta faceta ha sido también un maestro y ha dejado su impronta en el sello musical y el singular sonido que posee la Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, así como en otras orquestas del Sistema que han sido dirigidas por él, como las Sinfónica Juvenil Teresa Carreño o la Sinfónica Juvenil de Caracas.

Abreu ha sido tutor y el maestro más influyente en el estilo y el aprendizaje de Gustavo Dudamel, Diego Matheuz, Christian Vásquez, Dietrich Paredes, así como de otros jóvenes directores que actualmente están dando sus primeros pasos en la dirección orquestal. Frank Di Polo, fundador y primera viola de la Sinfónica Juvenil de Venezuela, rememora la huella de Abreu como director de orquesta: “Al inicio tuvimos muchos directores y cuando íbamos de gira, teníamos seminarios con algunas batutas internacionales. Pero verdaderamente el director más innovador de todos, el que siempre hizo sonar la orquesta diferente, era y es José Antonio Abreu. La manera como él dirigía, los tempos que tomaba, los fraseos, eran retos constantes, muy difíciles de superar, musicalmente hablando”.

Abreu recibió una gran cantidad de reconocimientos a través de su carrera artristica, destacando, el Premio al Sustento Bien Ganado, llamado también Premio Nobel Alternativo​ (en inglés Right Livelihood Award o RLA (2001), Premio Don Juan de Borbón de la Música (2007),  Premio Glen Gould, Premio Príncipe de Asturias de las Artes (2008),  Premio Erasmus, Premio Grammy Honorario, el Premio TED, el Premio Polar (2010), el Glen Gould y el el Cruz Austríaca de las Artes (2011).

Resultado de imagen para jose antonio abreu frases

José Antonio Abreu: El Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela Representa la revolución cultural, pedagógica y educativa-social más contundente de la nación.

Imagen relacionada

En una entrevista concedida al medio español, Cambio16, el maestro Abreu destacó lo trascendental de los logros del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, al cual catalogó de revolucionario;  “El rescate de jóvenes y niños, así como la transformación de sus vidas a través de la música, es un compromiso en el que se profundiza cada día con el crecimiento constante del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Cada año, más niños y jóvenes venezolanos tienen la oportunidad de acceder a la música como el arte que enaltece el espíritu y que les permite superarse. Además, El Sistema está siendo replicado en aproximadamente 35 países del mundo. Entonces, más que sentir ese privilegio que usted menciona, vivo el hondo compromiso con los jóvenes y niños de mi país y también siento el mismo compromiso frente a más de dos millones de niños que están viviendo la experiencia de la música a través de la filosofía de El Sistema”. “Hasta 1975, en Venezuela la música había sido considerada exclusivamente un fin. La música es arte y es belleza, pero era apreciada de manera desarticulada y separada de la conducta humana y de la experiencia social. Estudiar música en mi país era un privilegio de pocos, no todos los niños y jóvenes con talento podían acceder a los estudios musicales, bien porque sus familias tenían pocos recursos económicos, o bien porque los conservatorios estaban ubicados en la capital, y las demás regiones tenían pocas escuelas de música. El Sistema justamente nace para llevar a cada rincón del país y a todos los niños venezolanos, sin distingo de ningún tipo, el mensaje y la vivencia de que la música permite vivir la belleza del ser en todas sus dimensiones, y convertir la experiencia colectiva en la sublime elevación espiritual del ser humano”.

“La música y su práctica colectiva a muy temprana edad, incluso antes del nacimiento de un bebé, le brinda la oportunidad al niño de ir formándose en una escala de valores espirituales y humanos de muy alta trascendencia, como por ejemplo, el esfuerzo compensado; porque desde el mismo momento en que el niño toma el instrumento abandona la creencia del “no puedo” para evidenciarse premiado con el aplauso y el reconocimiento de familiares, amigos y la comunidad; la constancia: la autovaloración y la autoestima, el trabajo en equipo y la solidaridad”. “La pobreza material es superada por la riqueza espiritual que aporta la música. Una vez que el niño supera la pobreza material sustituida por la riqueza espiritual, al tomar un instrumento y haber iniciado sus clases de música, se encuentra completamente preparado para salir adelante y superar cualquier tipo de obstáculos, bien sean económicos o de índole social. Hoy se puede decir que ningún niño en Venezuela está excluido del disfrute de la música y del derecho a su educación musical gratuita”.

“El Sistema y su medio millón de niños y jóvenes es en sí mismo una revolución. Representa la revolución cultural, pedagógica y educativa-social más contundente de la nación. Venezuela es el foco y la mira musical de muchos países europeos y de otras latitudes, no sólo por su calidad artística sino por la revolución social y pedagógica que está protagonizando. La presencia de El Sistema en el Festival de Salzburgo constituyó un hecho sin precedentes en la historia del festival artístico más renombrado del planeta. Las consideraciones y nuevas opiniones, diferentes a las que antes se mantenían respecto a la instrucción musical, marcaron una pauta de revolución cultural. Ya no es un mensaje lejano el que la música salva vidas y es un lenguaje de paz, esto ya está sonando en la conciencia de muchos seres humanos y sobre todo de grandes líderes. Porque este modelo no puede ser visto como algo aislado en la sociedad”, destacaba el maestro Abreu.

En el año 2005, el cineasta venezolano Alberto Arvelo, quien en su infancia recibió educación musical dentro de El Sistema en el estado Mérida, produjo un documental que recoge el espíritu y la esencia del Sistema Nacional de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. El trabajo cinematográfico, que cuenta con varios premios internacionales, lleva por título el lema de El Sistema: Tocar y luchar.

El Sistema ha sido modelo para otros países de América Latina, Norteamérica y Europa, sistematizando la instrucción y la práctica colectiva e individual de la música, a través de orquestas sinfónicas y coros, como instrumentos de organización social y de desarrollo humanístico.

Abreu en su empeño por difundir la cultura a todos los sectores de Venezuela mantuvo cordiales relaciones políticas con todos los Gobiernos de la Venezuela democrática, siendo las Administraciones Chávez y Maduro las que brindaron mayor respaldo al proyecto del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela.

Resultado de imagen para jose antonio ABREU CHAVEZImagen relacionada

Imagen relacionada

Presidente Maduro ofrendó la bandera nacional y la réplica de la Espada del Libertador al maestro Abreu

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, en un acto privado con los familiares del icónico maestro Abreu, le ofrendó la Bandera Nacional y una réplica de la Espada del Libertador, Simón Bolívar, en tributo a su gesta artistica.

El Jefe de Estado acudió a las exequias del músico, que se realizan en Caracas, donde compartió con familiares del maestro Abreu su pesar por la partida física de ese insigne venezolano, al que hoy el mundo le rinde tributo por su excepcional aporte a la cultura universal.

“Le entregamos la bandera y la espada de Simón Bolívar, porque si alguien debe tenerla por siempre es él, este es nuestro modesto homenaje”,”Fue un gran bolivariano, no por casualidad le puso ‘Sistema de Orquestas Simón Bolívar’, un sistema de orquestas universal. No es un sistema de Venezuela, sino del mundo” “Fue un hombre que casi llega a los 80 años y nos conmovió la noticia ayer y yo siento una gran deuda con su obra y su legado y frente a sus familiares, quiero ratificarle que esa deuda tenemos hay que pagarla con más música, más niños, más apoyo, más cultura y más amor”, destacó el Jefe de Estado.

“Siento una gran deuda con su obra, con su legado, y quiero frente a sus familiares, hermanas, hermanos, ratificar que esa deuda, toda, toda, que sentimos en el corazón con su obra tenemos que pagarla con más música, más niños, más cultura”, afirmó el Presidente de la República quien estuvo acompañado por su esposa, la constituyentista, Cilia Flores.

Resultado de imagen para maduro abreu espada

Gustavo Dudamel: José Antonio Abreu fue para mi una inspiración, un artista, un amigo, un padre, un maestro.

El laureado director de orquestas Gustavo Dudamel dirigií unas sentidas palabras en homenaje al maestro Abreu.

A mi Maestro, José Antonio Abreu.

Mi corazón está abrumado. Me viene a la cabeza un haiku de Jorge Luis Borges que corona la Academia de Santa Cecilia, en Roma: “Callan las cuerdas, la música sabía lo que yo siento”.

La música y el arte han perdido a una de sus más luminosas figuras. El Maestro José Antonio Abreu, como nadie en nuestros tiempos, nos enseñó que el arte es un derecho universal y que la inspiración y la belleza transforman irreversiblemente el alma de un niño, convirtiéndolo en un ser humano más pleno, más sano, más completo, mas feliz y, por ende, en un mejor ciudadano.

José Antonio Abreu fue para mi una inspiración, un artista, un amigo, un padre, un maestro. Me regaló los arcanos de la música con la misma vehemencia con que me enseñó que el derecho a la belleza es inalienable; me acercó a los clásicos universales con la misma pasión con que me acercó a mis raíces. Lo que soy se lo debo a su generosidad, a su humanidad y a su visión. Siento un inmenso privilegio que me haya tocado compartir la vida al lado de alguien de su dimensión.

Mi compromiso con su legado es eterno e inquebrantable. Este es un compromiso además con los millones de jóvenes y niños en Venezuela y en el mundo que, como yo- vieron como su vida cobraba sentido en el momento mismo en que sublimemente eran tocados por la música. Mi compromiso con el Maestro Abreu y con El Sistema es un compromiso con el futuro, con esos niños que aun no han descubierto a la música y al arte. A ellos, y a los millones marcados por el legado del Maestro Abreu, les digo ahora que el viaje apenas comienza.

Seguiremos tocando, cantando y luchando por el mundo que el Maestro Abreu soñó, y por el legado de futuro que nos ha dejado.

Honor y gloria eterna al Maestro José Antonio Abreu.

Gustavo Dudamel

La imagen puede contener: 1 persona, boda, traje e interior

pRENSA mUNDIAL RESEÑÓ EL FALLECIMIENTO DEL MAESTRO ABREU

TOCAR Y LUCHAR

En el año 2005, el cineasta venezolano Alberto Arvelo, quien en su infancia recibió educación musical dentro de El Sistema en el estado Mérida, produjo un documental que recoge el espíritu y la esencia del Sistema Nacional de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. El trabajo cinematográfico, que cuenta con varios premios internacionales, lleva por título el lema de El Sistema: Tocar y luchar.

“Desde el principio, cuando fundamos la primera orquesta juvenil, comprendimos que habría que vencer muchos obstáculos, que no podíamos dedicarnos únicamente a tocar. Tuvimos que luchar mucho durante los años iniciales para a dar conocer, en todos sus aspectos, esta reforma de educación musical y todas sus bondades sociales y culturales a fin de que creciera y se convirtiera en un programa sustentable, como en efecto lo hemos logrado”. Así explicaba el maestro José Antonio Abreu su consigna “Tocar y luchar”, la cual define el espíritu de los pioneros de El Sistema y de las actuales generaciones.

Abreu destacaba, “Tocar y luchar” es la consigna que encarna el reto sustantivo que ha significado, en más de 2 décadas, formar a los miles de maestros y directores de orquestas que se han necesitado para fundar los núcleos de El Sistema en todo el territorio venezolano, quienes también han llevado su experiencia por toda América y el mundo como misioneros de la música.

K.Camacho

Con información de Cambio 16/ NY Times/ Prensa FundaMusical Bolívar/AFP/EFE.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: