Historia contemporanea

Prieto Figueroa, El Maestro de Maestros (segunda entrega)

15 de marzo 2018.

En la entrega anterior pudimos ver de una manera somera, a modo de introducción al personaje, cuáles fueron los aportes e innovadoras ideas del maestro Luís Beltrán Prieto Figueroa en el plano educativo. En esta segunda parte nos dedicaremos a enunciar las concepciones políticas del maestro de maestros en aras de hacer de la educación no solo una parte fundamental de la vida, sino un deber esencial del proyecto país.

En el contexto histórico que le tocó vivir a Prieto Figueroa, el gremio docente carecía no solo de la formación óptima necesaria para poder llevar a cabo su sagrada labor, sino que además, los profesionales de este gremio adolecían de una unidad que les permitiera luchar las reivindicaciones lógicas y justas para el bienestar de los maestros y maestras. Debido a este panorama, el maestro Luís Beltrán Prieto Figueroa se esmeró con particular afán en la conformación de una confederación o sindicato de maestros.

Colección Agustín Catalá. Archivo Audiovisual. Biblioteca Nacional.

Después de muchos esfuerzos por unificar criterios y, ¿por qué no decirlo? vencer muchos temores contra el régimen dictatorial de Juan Vicente Gómez, en el año de 1932 se crea por fin la figura jurídica del Magisterio, entidad sindical que nace con el firme propósito de apoyar a los docentes en el complejo desempeño de su importante labor.

A diferencia de los sindicatos tradicionales que buscan las mejoras laborales, fundamentalmente de tipo económico, el Magisterio surge inicialmente para ayudar a los docentes en su proceso de formación profesional y mejoramiento como maestros de aula. Para lograr este cometido, Prieto Figueroa se reunió y mantuvo contacto epistolar con los más importantes pedagogos, teóricos y filósofos de la educación del momento. De igual modo, tuvo una intensiva gira nacional destinada a reunirse con la mayor cantidad de maestros y, de este modo difundir su proyecto educativo que recibió el nombre de “La Nueva Escuela”.

En este laborioso trabajo de hormiguita, Prieto Figueroa recibió un invaluable apoyo de su esposa y compañera de lucha Cecilia Oliveira, quien se dedicó a traducir y transcribir una gran cantidad de textos educativos del francés al español, para luego reproducirlo y difundirlo entre la mayor cantidad de docentes e instituciones posible, para de este modo ayudar a la preparación de los maestros con la enseñanza de las más novedosas teorías y metodologías educativas imperantes en el viejo continente.

A la muerte del dictador, Juan Vicente Gómez, en la presidencia de Eleazar López Contreras, el movimiento del Magisterio cobró un auge mayor y las revolucionarias ideas del formidable margariteño se fueron esparciendo de manera acelerada entre el gremio docente.

Prieto Figueroa incursionó con mucho éxito y buena acogida en el plano político, en donde detentó el cargo de Senador en representación de su natal Nueva Esparta.

Resultado de imagen para prieto figueroa presidente del congreso

Prieto Figueroa junto a Fidel Castro el 23 de enero de 1959.

Resultado de imagen para prieto figueroa presidente del congreso

En uno de sus notables discursos con la estatua ecuestre del Libertador como testigo.

Sus ideas siempre se caracterizaron por ser de una genuina izquierda y, por varias décadas militó en el partido político Acción Democrática, en donde, para recelo de Rómulo Betancourt, principal dirigente de la tolda blanca, el maestro siempre destacó por sus progresistas ideas, no solo en el plano educativo sino también en el agrario.

Después del derrocamiento del presidente, General Isaías Medina Angarita, Prieto Figueroa detentó un importante cargo en la secretaría de la Junta de Gobierno. Para 1948, bajo la breve presidencia de su antiguo director en el Liceo Caracas, Rómulo Gallegos, Prieto Figueroa es nombrado Ministro de Educación.

Resultado de imagen para prieto figueroa presidente del congreso

Posteriormente, Luís Beltrán Prieto Figueroa fue nombrado presidente del Congreso, desde donde impulsó sus tesis educativas e incursionó de una manera prolífica en el delicado y maravilloso arte de la escritura, donde tuvo una abundante aportación, no solo en el ámbito educativo, sino también como cuentista y poeta.

Al término de la presidencia de Raúl Leoni, el partido Acción Democrática convoca a elecciones internas para elegir el próximo candidato de la tolda blanca para las elecciones presidenciales. Dos aspirantes se disputaron la candidatura, Gonzalo Barrios y Luís Beltrán Prieto Figueroa, resultando vencedor este último. No obstante, Betancourt, presidente del partido, desconoce los comicios internos y, de manera fraudulenta y unilateralmente coloca a Gonzalo Barrios como el candidato de Acción Democrática. Ante esta perversa medida antidemocrática, Prieto Figueroa hace la primera división del partido Acción Democrática y funda el partido Movimiento Electoral del Pueblo (M.E.P.). Como resultado de esta división, en buena medida fue que aquellas elecciones dieron como vencedor al candidato de COPEI, Rafael Caldera.

Una de las obras que más dio satisfacción y que, en gran medida recoge el pensamiento educativo del maestro Luís Beltrán Prieto Figueroa fue la creación del Instituto Nacional de Cooperación Educativa, mejor conocido por sus siglas I.N.C.E. Esta institución estaba destinada a formar de una manera técnica a los individuos en distintas áreas como la construcción, secretaría, entre muchos otros oficios que, le garantizaran a las personas, no solo un grado de instrucción técnica y que aprendieran un oficio, sino que, además le fueran útiles a la nación. Es por ello que se puede entender el legado de Prieto Figueroa viendo y sopesando de manera crítica la misión y visión del I.N.C.E. y su legislación.

Resultado de imagen para luis beltran prieto figueroa

El 23 de abril de 1993, a una avanzada edad de 91 años muere en la ciudad de Caracas el Gran Maestro de Maestros, dejando tras de sí un legado educativo y nacional innegable.

Podemos entender a Luís Beltrán Prieto Figueroa como una suerte de Simón Rodríguez del siglo XX. Su magnífica y visionaria obra educativa vivió con él y, más importante aún, le ha sobrevivido después de su muerte. Era un hombre muy avanzado para su contexto y sus ideas y técnicas de la educación siguen hoy tan vigentes como en el tiempo en el que las formuló e incluso, más ya que hoy en día los docentes son mucho más permeables a las ideas introducidas por Prieto Figueroa que lo que lo eran sus colegas contemporáneos.

Para el que tiene el agrado de escribir estas líneas es un inmenso placer poder usar este espacio para resaltar la inmensa labor de un pedagogo ejemplar como lo fue Luís Beltrán Prieto Figueroa. Más placentero se me hace dedicar estas dos entregas a mis queridos padres, María de Lourdes Alfonzo y Alexi Delgado Estévez, quienes son, al igual que el protagonista de estos artículos unos docentes ejemplares que han contribuido a la construcción de una mejor Venezuela con su tesón e impecable ética profesional. A ellos dos va dedicado con todo cariño este trabajo.

Alexis Delgado Alfonzo.

Historiador

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: