Mundo

Trump destituye a Rex Tillerson, Mike Pompeo nuevo Secretario de Estado

13 de marzo 2018.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, destituyó este martes a Rex Tillerson como secretario de Estado y anunció como reemplazo a Mike Pompeo, director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

“Mike Pompeo, director de la CIA, será nuestro nuevo secretario de Estado. ¡Hará un fantástico trabajo!”, tuiteó el presidente Trump. “¡Gracias a Rex Tillerson por su servicio!”.

Tillerson regresó de una visita a África horas antes del anuncio de Trump. Un alto cargo estadounidense citado por AFP dijo que Trump quería reorganizar su gabinete antes de las conversaciones con Corea del Norte.  Un asesor de Tillerson dijo, citado por AP, que Trump no le explicó el motivo de su destitución, y que el secretario de Estado habría preferido permanecer en el puesto.  Trump afirma que fue él quien tomó la decisión de destituir a Tillerson, “El secretario no habló con el presidente esta mañana y desconoce el motivo (de su destitución), pero está agradecido por la oportunidad de servir (en el cargo), y todavía cree firmemente que el servicio público es una vocación noble”, dijo Steve Goldstein, subsecretario de Estado para Asuntos Públicos, en una serie de tuits en su cuenta oficial.

“En realidad me llevaba bien con Rex, pero tenía una mentalidad diferente, un pensamiento diferente”, dice Trump, que por otro lado elogia la “energía y el tremendo intelecto” de Pompeo. “Siempre estamos en la misma onda”, afirmó el presidente sobre el nuevo secretario de Estado.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, envió un comunicado del presidente estadounidense en el que subrayó que bajo la dirección de Tillerson “se habían logrado grandes cosas en los últimos 14 meses”.

Tillerson había sido nombrado secretario de Estado en febrero de 2017 y antes se había desempeñado como director ejecutivo de Exxon Mobil. “Su tenacidad, su amplia experiencia y su profundo conocimiento de la geopolítica hacen de él una excelente opción para el cargo de secretario de Estado (…) Es uno de los más hábiles líderes empresariales y negociadores internacionales (del mundo)”, dijo entonces Trump al nominar a Tillerson para secretario de Estado. No obstante, las tensiones entre Trump y Tillerson habían sido constantes, y ambos habían reconocido contar con diferentes puntos de vista sobre asuntos clave de política exterior.

El presidente y el secretario de Estado mantuvieron una disputa pública a principios de octubre a raíz de las informaciones que afirmaban que Tillerson había llamado a Trump “imbécil” durante una reunión en el Pentágono el pasado verano.

Además, Trump y Tillerson mostraron su desacuerdo en público en varias ocasiones sobre diversas cuestiones destacadas, como el acuerdo nuclear con Irán, las tensiones de EE.UU. con Corea del Norte y los enfrentamientos entre países árabes aliados de Washington. Trump aseguró que su opinión sobre el pacto nuclear con Irán divergía de la de Tillerson, mientras que con Pompeo tienen posturas similares al respecto. “Rex y yo (…) nos llevamos bastante bien, pero discrepamos en cosas”, dijo Trump a periodistas. “El acuerdo con Irán pensé que era terrible, él pensó que estaba bien. Yo quería romperlo o hacer algo, él se sentía un poco diferente. Entonces, realmente no estábamos pensando lo mismo”.

Sobre Mike Pompeo, el presidente Trump recalcó su “confianza” en que es la “persona adecuada para el trabajo en este momento fundamental”, “(Pompeo) continuará nuestro programa de restaurar el papel de EE.UU. en el mundo, fortaleciendo nuestras alianzas, confrontando a nuestros adversarios, y buscando la desnuclearización de la península de Corea”, remarcó Trump en el comunicado.

Por su parte, Mike Pompeo agradeció al presidente de EE.UU. su confianza y prometió trabajar por el bien del país. “Le estoy profundamente agradecido al presidente Trump por haberme confiado el cargo de director de la CIA y por la oportunidad de trabajar como secretario de Estado”, afirmó Pompeo en un comunicado distribuido por el servicio de prensa de la Casa Blanca. Según sus palabras, trabajará “duro” para hacer que EE.UU. sea “seguro, fuerte, orgulloso, poderoso y libre”.

El presidente Trump anunció que Gina Haspel reemplazará a Pompeo en la CIA, lo que la convertirá en la primera mujer en dirigir la central de inteligencia. Haspel era la subdirectora de la CIA, donde trabajaba de la mano con Pompeo.

Rex Tillerson un duro adversario de la Administración Maduro

Rex Tillerson, ciudadano del estado de Texas de 65 años, expresidente de la Exxon Mobil, se caracterizó por su línea dura contra el gobierno del Presidente Nicolás Maduro e impulsó una serie de sanciones contra funcionarios venezolanos y las finanzas de la nación sudamericana. Tillerson siempre se mostró partidario de una “transición hacia la democracia en Venezuela”.

El 02 de febrero el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, afirmó que la Administración Trump contempla la posibilidad de que el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro abandone la presidencia de Venezuela y se exilie en Cuba si la situación continúa deteriorándose en la nación sudamericana.

Tilerson incluso sugirió que la salida del Presidente Maduro podría ser por una sublevación del ejercito venezolano a quien calificó como ‘agente de cambio’, “En la historia de Venezuela y otros países sudamericanos, muchas veces el ejército es el agente del cambio cuando las cosas están tan mal y el liderazgo ya no puede servir a la gente”.

El secretario de Estado estadounidense, detalló en un discurso en la Universidad de Austin, las prioridades de la política de la administración Trump en el Hemisferio Occidental antes de su gira latinoamericana. Entre los objetivos principales de ese viaje a México, Argentina, Perú y Colombia está, según dijeron esta semana altos funcionarios del Departamento de Estado, un incremento de la presión sobre Maduro a quien Tillerson calificó como “corrupto y hostil”. “Se aferra a un sueño falso y una visión anticuada para la región, el cual ya les ha fallado a sus ciudadanos. No representa la visión de millones de venezolanos, ni de ninguna manera concuerda con las normas de nuestros socios latinoamericanos”. “La gran tragedia es que mientras Venezuela podría ser uno de los países más prósperos de la región, es una de las naciones más pobres del mundo”,“No ha habido ningún desastre natural, sus ciudadanos sufren porque un régimen corrupto roba a su pueblo”. “Seguiremos presionando al régimen para que regrese a la democracia que hizo de Venezuela un gran país en el pasado”, “El mundo está despertando al llamado de emergencia del pueblo venezolano. Venezolanos mueren de hambre, el saqueo es común y los enfermos no reciben la atención médica que necesitan”. afirmó Tillerson.

El 07 de febrero Jorge Rodríguez, jefe de la delegación del Gobierno del Presidente Nicolás Maduro, en la mesa de diálogo con la representación de la Mesa de la Unidad Democrática que se llevaba a cabo en la República Dominicana, denunció presiones ejercidas por el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson para que la MUD no firmase el acuerdo por la convivencia logrado tras largas jornadas de negociación.

Recientemente Tillerson viajó por varios países de Sudamérica para tratar la actual situación de la nación bolivariana e impulsar la exclusión de Venezuela de la Cumbre de Río a celebrarse en Lima.

Andrés Pérez.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: