Deportes

José “Bolivita” Uzcátegui propinó KO técnico a Andre Dirrell y se corona Campeón Mundial

04 de marzo 2018.

El venezolano José “Bolivita” Uzcátegui superó por nocaut técnico al estadounidense, Andre Dirrell,  para convertirse en campeón interino de la Federación Internacional (FIB).

El gladiador venezolano, José “Bolivita” Uzcategui, no dejó lugar a dudas de su superioridad en su segundo combate ante el estadounidense Andre Dirrell y esta vez se convirtió en el nuevo campeón interino de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), al obligar al retiro del ahora ex monarca al inicio del noveno round en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York.

Dirrell había vencido el año pasado a Uzcategui con polémica descalificación que provocó un caos dentro y fuera del ring, pues el tío y entrenador de Dirrell agredieron al venezolano minutos después de anunciarse el resultado. Con su tío suspendido, el estadounidense contrató los servicios de Virgil Hunter para esta revancha, ordenada por la FIB, pero no le dio buenos resultados.

Desde el primer round Uzcátegui dominó el combate contra Dirrell, con ataques constantes y potentes que fueron desmantelando cualquier estrategia del estadounidense.

Uzcátegui (27-2- 23 KO) vivió dos momentos decisivos en el combate: en el tercer round cuando un golpe suyo obligó a Dirrell (26-3- 16 KO) a poner pie en la lona, aunque no hubo conteo por ocurrir mínimamente después de la campana; y luego en el octavo gracias a una combinación que dejó extenuado a su rival.

Dirrell ya no saldría a combatir en el noveno y el venezolano estallaba de alegría en su esquina, donde sus parciales le regalaban el mejor de los aplausos, después de tantas adversidades.

“Me quedé un poco sorprendido de que él no saliera a pelear, pero sabía que era cuestión de tiempo”, expresó Uzcátegui. “Para esta pelea vine mucho más preparado que para la primera. Vine más decidido a todo, a presionar en todo momento y el resultado está ahí”.

“Todo el tiempo lo dije. Era cuestión de tiempo. Fallé, porque dije que era en el tercero, pero la victoria era lo más poderoso. (Andre) venía preparado, por eso duró tanto (la pelea”, señaló el “Bolivita” tras el pleito.

“Pienso que las cosas quedaron claras. La primera vez hice el trabajo igual que ahora, fue el mismo resultado, la misma potencia, pero con un Uzcategui más preparado física y mentalmente. Esta vez venía más decidido a todo, a que me noqueara o a noquearlo. Esa fue la clave”, agregó.

Sobre su futuro, Uzcategui indicó que va a retar a Caleb Truax por el título absoluto de las 168 libras en la FIB y luego pedirá una pelea con David Benavidez, titular del Consejo Mundial de Boxeo.

“Primero, quiero pelear con el campeón absoluto de la FIB. Sé que le voy a ganar y luego quiero a David Benavidez. Ojalá me den ese chance. Somos buenos amigos, pero esto es negocio”.

Deontay Wilder retuvo el titulo pesado al noquear a Luis “King Kong” Ortiz

En el combate estelar de la cartelera el Campeón Mundial Pesado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el estadounidense Deontay Wilder, logró noquear de forma espectacular en el décimo round al cubano Luis “King Kong” Ortiz.

Deontay Wilder puso el corazón en la línea de fuego y cuando más lo necesitaba, se repuso de manera dramática para noquear a Ortiz en 10 episodios y así retener por séptima ocasión el campeonato Pesado del Consejo Mundial de Boxeo.

Ortiz, quien hasta el momento de la detención parecía estar con la ventaja en las tarjetas, no tuvo la condición física que requería para destronar al campeón y pagó el precio en el evento estelar en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York, donde estuvo a muy poco de consagrarse como el primer peleador nacido en Latinoamérica en ostentar el campeonato absoluto de los Pesados.

El momento que cambió la pelea se dio entre el séptimo y octavo episodios. Pese a haber visitado la lona en el quinto round, Ortiz se repuso y logró lastimar al estadounidense, al grado de quedarse cerca de provocar su rendición.

Sin embargo, de milagro, Wilder se mantuvo en pie y cuando inició el octavo, le dieron algunos segundos con el doctor, los cuales le permitieron tomar algo de más aire. Con Wilder aún malherido, Ortiz no fue lo suficientemente insistente para rematarlo. Le falto eso que llaman en el boxeo, instinto criminal, y dejó que el campeón tomara un segundo aire.

Ortiz fue por él y estuvo de nuevo castigándolo, pero el cubano se cansó y no pudo conseguir ni enviarlo a la lona ni tampoco la detención por parte del réferi, lo que aprovechó “Bronze Bomber” para tomar aire y salir al noveno con mejor condición que el retador.

En el décimo, Ortiz no pudo aguantar más los bombazos del monarca y tras quedar enredado entre las cuerdas por un obús de derecha, volvió a ser castigado y se fue a la lona. El cubano se levantó casi de milagro, pero el campeón olió sangre y fue por él hasta derribarlo de nuevo y obligar a la detención en un final dramático.

Con la victoria, Wilder quedó ahora sí listo para esperar al ganador de la pelea entre Anthony Joshua y Joseph Parker, los otros dos campeones de la división, en busca de consagrarse como el mejor peso Pesado del orbe

El estadounidense quería consagrarse ante Ortiz y lo hizo. No por nivel, porque sigue mostrando sus mismas carencias (es incapaz de conectar tres golpes seguidos de manera correcta), pero sí por arrojo y tablas sobre un ring. Aguantó a Ortiz, que falló en la preparación física, y volvió a aparecer su bombazo. El combate lo estaba perdiendo, pero Wilder tiene un don llamado pegada. Sólo conecta una mano, pero cuando lo hace apaga a cualquiera. Él quiere demostrárselo a Joshua. La pelota está en campo inglés.

Deontay Wilder noquea a Luis Ortiz por el WBC del peso pesado en Nueva York.

Andrés Pérez.

Con Información de ESPN/ SHOW TIME/AS/ El Nuevo Herald.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: