Curiosidades

¿De dónde proviene el color blanco del vestido de novia?

24 de febrero 2018.

Desde tiempos inmemoriales los seres humanos han aplicado especial atención en los aspectos simbólicos y, muy particularmente si estos pertenecen o están relacionados directamente con un ritual religioso. A lo largo de este artículo nos dedicaremos a hacer una suerte de estudio introductorio relativo a los orígenes cromáticos de una de las prendas que, socialmente revisten más importancia en la vida de la mayor parte de las mujeres desde antaño, nos estamos refiriendo al denominado Vestido de Novia.

El Vestido de Novia es el atuendo tradicional que, en occidente emplean las mujeres en el momento de contraer nupcias, bien sea con algún ritual religioso o incluso civil. El súper conocido Vestido de Novia es, sin lugar a dudas el traje femenino que mas importancia, controversias y expectativas reviste entre las personas, muy especialmente en el público del bello sexo, pero, la cotidianidad y costumbrismo de contemplar por siglos los conocidos vestidos blanco, marfil o colores pastel, han nublado considerablemente la curiosidad de la mayor parte de las personas. Afirmamos esto porque comúnmente aceptamos el color del Vestido de Novia sin preguntarnos ¿de dónde proviene el color de esta prenda? ¿Es acaso una verdad dogmática? ¿Siempre tuvieron esta gama de colores los Vestidos de Novia? ¿Qué simboliza el color blanco en el Vestido de Novia?.

Antes de dedicarnos a hacer una suerte de relación histórica de lo que nos atañe en este artículo, consideramos relevante destacar que, el espectro de estudio de los siguientes argumentos son exclusivamente para la cultura occidental. Su contraparte oriental posee unos valores simbólicos totalmente distintos a los de este hemisferio del planeta.

El Vestido de Novia, desde sus antiguos y neblinosos orígenes está revestido de una carga simbólica de gran importancia. Podemos comprender esta prenda como un envoltorio de lo que la mujer representa, tanto para la sociedad como para el esposo y las dos familias de los contrayentes. Aunque es posible que nunca nos hemos preguntado los motivos de la coloratura de los esperados Vestidos de Novia en el altar o ante un juez civil, podemos afirmar categóricamente que en la Historia, no siempre se empleó este color.

Según los resultados de las investigaciones de los investigadores dedicados a la evolución de la moda, afirman que, en realidad, los orígenes del color blanco de los vestidos de novias es, de relativamente reciente data históricamente hablando y, podemos datarlo en mediados del siglo XIX, mas específicamente en 1840 en Inglaterra, donde la reina de dicha nación, Victoria en su boda con Alberto de Sajonia Coburgo. Para la ocasión, la reina Victoria, rompiendo los cánones eligió el color blanco para su Vestido de Novia. El retrato oficial del enlace real se popularizó por todo el mundo, haciendo que, la ya existente industria de la moda copiara el estilo y lo divulgara por todas partes, teniendo como resultado, tal vez sin quererlo, una verdadera revolución de la moda que, cambiaría para siempre el color de los Vestidos de Novias al, hoy tradicional blanco.

Antes de la denominada época victoriana o era victoriana, las novias solían contraer nupcias engalanadas en distintas tonalidades de colores pasteles como el azul, crema, rosa etc. Es importante acotar que, para aquellos momentos que hoy nos son lejanos en el tiempo, el color de la pureza, que, al fin es lo que busca resaltar el Vestido de Novia, no era el blanco sino el azul, que, al ser el color del cielo, se le atribuyó por siglos el significado simbólico de la pureza. En la actualidad, el color blanco vino a sustituir al azul en su significado de la pureza, colocándosele como añadido la representación de la virginidad.

Antes de la época victoriana se empleaba casi cualquier color claro en los vestidos de las novias, exceptuando el color rojo, que por tradición era atribuido a la lujuria y por ende a las prostitutas y, tampoco se utilizaba el negro, el cual es un color comúnmente asociado al duelo o luto. No obstante, en este punto es importante abrir un paréntesis para mencionar un caso que nos puede servir como antecedente y que, generalmente es omitido o desconocido por los investigadores de la evolución de la moda. A mediados del siglo XVI, en Francia, la princesa que, posterior a la boda se transformó en la monarca del país galo, María Estuardo eligió el blanco perlado como el color de su Vestido de Novia. Esta fue una medida muy controvertida para su momento ya que, María Estuardo, princesa de origen Escocés, fue obligada a contraer matrimonio con Francisco, delfín francés, el cual era un chico enfermizo y débil. Afirmamos que la elección del color marfil en el Vestido de Novia de María Estuardo fue controvertido porque, en aquel tiempo y, desde muchos siglos antes, el color blanco y sus derivados eran el color simbólico del luto en Francia. Por lo cual, la muchacha estaba, simbólicamente dando su respuesta ante el matrimonio arreglado. Posiblemente por lo radical de la elección del blanco en el Vestido de Novia de María Estuardo fuera que no se hiciera moda en las chicas del momento, además, también habría que acotar en este ejemplo que, las guerras religiosas entre católicos y hugonotes (nombre que adoptaron los protestantes franceses), atenuó notablemente el duro mensaje de protesta de la joven monarca gala.

Todo lo que nos rodea tiene una historia, por lo que les recomendamos a nuestros siempre ávidos lectores a investigar todo aquello que les de curiosidad, de este modo no dejaremos en el olvido el origen de palabras, frases, tradiciones y, en fin tantas cosas que forman parte de nuestra cotidianidad.

Este artículo va dedicado de todo corazón a mi esposa Lucy Henriques, quien es una apasionada de los Vestidos de Novia.

Alexis Delgado Alfonzo
Historiador.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: