Deportes

GAVIOTA DE ORO PARA EL CARACAS FC, derrotó 2-1 al Everton en Chile

23 de febrero 2018.

El futbol venezolano en los últimos 15 años ha escalado su nivel de manera lenta pero constante en el concierto internacional. Todo comenzó de una manera contraria al orden lógico de cómo deben ocurrir las evoluciones ya que se inició el repunte de atrás hacia adelante. El cambio del futbolista venezolano se inició gracias, en buena medida al proyecto introducido en la Selección Nacional por el doctor Richard Páez que, en muy poco tiempo derivó en la explosión Vinotinto. Paulatinamente al desarrollo de la Selección de mayores vino el de la valoración de los jugadores a título individual por parte de equipos internacionales, teniendo en Juan Arango uno de aquellos pioneros. Posteriormente fueron creciendo en su nivel las Selecciones menores de la Vinotinto, en donde podemos poner por ejemplo las clasificaciones a dos mundiales de la categoría sub 20. El testigo fue tomado de manera rotundo por el extraordinario trabajo que ha demostrado la Selección femenina con Deina Castellanos a la cabeza. Empero, el desempeño a nivel de clubes venezolanos en competiciones internacionales siempre ha quedado en deuda; solamente algunas participaciones del Deportivo Táchira y del Caracas Futbol Club han rescatado un poco el honor del balonpié criollo.

En la noche de ayer, un renovado Caracas Futbol Club le tocó hacerle una visita al Everton, representante de Chile en la fase previa de la Copa Sudamericana, la segunda competición en importancia en el cono sur del continente.

El escenario fue el precioso parque Sausalito de la mágica Viña del Mar, ciudad donde, justamente en estos momentos se están llevando a cavo las reconocidas mundialmente jornadas del festival de Viña del Mar, donde los mejores artistas del gremio musical del momento son premiados con la distinción de la Gaviota, la cual es otorgada por el público presente en cada concierto.

En esta oportunidad, la prestigiosa Gaviota no fue ganada por un artista, sino por 14 valerosos futbolistas que, por poco mas de 90 minutos lo entregaron todo en la cancha para dejar en lo mas alto el nombre del futbol nacional.

Los Rojos del Ávila llegaron a Viña del Mar claramente en condición de un visitante con muy pocas probabilidades de tener un resultado positivo, aun cuando, los dirigidos técnicamente por Noel “Chita” Sanvicente tenían como aval una linda victoria en su último encuentro de liga local ante su similar del Aragua FC, dirigidos desde el banquillo por otro histórico, no solo de los Rojos del Ávila, sino de la Vinotinto, José Manuel Rey.

El encuentro inició de acuerdo con el guión esperado por todos. El Everton tomó rápidamente el balón y, con este las iniciativas de cara a la portería avileña defendida por el guardameta, Cristian Flores, el cual se vistió de héroe en varias oportunidades tapando varias acciones que tenían intención de gol a favor de los locales. No obstante las acciones de peligro de cara al arco de Flores, los dirigidos por Sanvicente, en ningún momento se descontrolaron y, sin encerrarse en su área defensiva, supieron tapar las embestidas de su rival de manera constante y aprovechando los contragolpes para atacar el arco chileno.

Los últimos tres minutos del primer tiempo fueron trepidantes para el club venezolano que sumó varios jugadores en la portería rival que no cedió por muy poco. Con un merecido empate a 0 se fueron a los banquillos los dos equipos tras el término de los primeros 45 minutos.

La segunda parte fue mas equilibrada en lo concerniente a las oportunidades de gol. Everton siguió teniendo el mayor tiempo la pelota, no obstante, no era capaz de vencer a la bien ordenada primera línea de volantes, ni la defensa, ni mucho menos al portero avileño.

Pasado el minuto 60 del encuentro, se dio una polémica cuando el árbitro principal no sentenció un claro penal a favorable al equipo venezolano, empero, demostrando una madurez importante, los jugadores capitalinos no perdieron la concentración y mantuvieron su brillante desempeño.

En el minuto 74, el árbitro sentencia un penalti inexistente favorable al Everton que estuvo a punto de ser detenido por Cristian Flores. Esto no desanimó a los Rojos ni a su técnico que reaccionó poniendo toda la carne en el asador y le dio entrada al debutante delantero colombiano, Jesús Arrieta, el cual, con tan solo 5 segundos en la cancha, aprovechó un garrafal error  del portero local para poner el empate en el marcador.

El encuentro se mantuvo de ida y vuelta con acciones en los dos arcos, hasta que, cuando el encuentro ya espiraba, Edwin “El General” Pernía aprovechó una jugada de fantasía para, en el minuto 2 de 4 añadidos por el árbitro principal definió una diana que le dio la victoria de 2 por 1 al Caracas FC sobre su similar Everton.

La llave se cerrará el día 6 de marzo en el parque Metropolitano de Cabudare, sede alterna del Caracas FC mientras su terruño, el Olímpico de la UCV se le culminan las reparaciones.

En Viña del Mar, los Rojos del Ávila fueron merecedores de la Gaviota de Oro inspirada por los mas de 200 espectadores que auparon a su equipo hasta el final y se cubrieron de gloria a domicilio.

 

 

Alexis Delgado Alfonzo.    

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: