Mundo

Nikolas Cruz, autor de la masacre de San Valentín en Florida, asegura que “voces” le ordenaron ejecutar la matanza

18 de febrero 2018.

ABC News informó que Nikolas Cruz, el estadounidense que asesinó a sangre fría a 17 personas, entre ellas un joven venezolano, en la escuela secundaria de Marjory Stoneman Douglas Highschool de Parkland, en el condado de Broward, estado de Florida,de Florida, ha asegurado que escuchó “voces” en su cabeza que le ordenaron perpetrar el ataque.

ABC News señala que fuentes policiales le revelaron que luego de su detención, Nikolás Cruz confesó que él era el pistolero que ingresó a la escuela con un rifle estilo AR-15 y comenzó a disparar a los estudiantes que vio en los pasillos. El asesino, habría declarado que llevo cargas de municiones adicionales al campus y las mantuvo escondidas en una mochila hasta que llegó allí y comenzó el ataque.

Esas mismas fuentes policiales revelaron a ABC News que Nikolas Cruz le aseguró a las autoridades que actuó movido por “voces” que le obligaron a ejecutar la matanza. Cruz describió esas “voces” como “demonios”  que le dieron instrucciones detalladas sobre qué hacer para llevar a cabo el ataque.

Nikolas y su hermano Zachary quedaron huérfanos en noviembre de 2017, después de que su madre adoptiva falleciera. El esposo de su madre, quien le dio el apellido a Nikolas, había muerto años antes.

El asesino fue expulsado de la secundaria Marjory Stoneman Douglas por problemas disciplinarios, indicó el alguacil Scott Israel, aunque no dio razones específicas.

Quienes conocen a Nikolas Cruz lo describen como un adolescente problemático que se sentía solo. Un abogado de la familia contratado después de la muerte de su madre adoptiva aseguró de que el joven sufría “depresión” tras el fallecimiento. Además, un compañero de Cruz en un campamento en el que ambos realizaron entrenamientos militares calificó al presunto homicida de “psicópata” y fanático de las armas.

Jim Gard, un profesor de la escuela, dijo que los trabajadores del centro fueron advertidos de que el exestudiante suponía una amenaza y no se le debía permitir el ingreso al colegio con una mochila.

“Hubo problemas con él el año pasado por amenazas a estudiantes, y creo que se le pidió que abandonase el campus”, dijo Gard al diario Miami Herald. Un excompañero de la escuela, Joshua Charo, dijo que a Cruz le habían sido encontradas balas en su mochila: “No puedo decir que me sorprendió”, señaló. “Todos lo predijeron”, le dijo un alumno a la televisora local WFOR, pues el atacante no dudaba en presumir de su afición por las armas.

Nikolas Cruz asistió a como alumno a la secundaria Marjory Stoneman Douglas High School desde el 13 de enero de 2016 hasta el 8 de febrero de 2017, de acuerdo con los registros escolares.

Las autoridades norteamericanas afirmaron que Cruz compró legalmente el arma presuntamente utilizada en el crimen el 11 de febrero, y la recogió una semana después el 18 de febrero de 2017.

El hermano de Nikolas Cruz, Zachary fue enviado a la fuerza a una institución psiquiátrica para examinar su salud mental, informan los medios locales.

La medida se llevó a cabo en sujeción a la Ley Baker, de Florida, que permite la internación forzosa y el examen de un individuo cuando se sospeche que pueda tener una enfermedad mental.

Según esa ley, un adulto puede ser retenido para un examen involuntario por hasta 72 horas, y una persona de 17 años o menos por hasta 12 horas.

Mientras tanto, el joven atacante de 19 años que mató a 17 personas e hirió a 14 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas el 14 de febrero, fue trasladado a una cárcel local este jueves.

FBI pudo evitar la masacre y procedió con negligencia

El FBI había recibido dos advertencias creíbles sobre las intenciones de Cruz, incluido un mensaje publicado con su nombre real en el que decía que quería ser “un atacante escolar profesional”, y la agencia admitió que no actuó en consecuencia ni indagó a fondo. El gobernador de Florida, Rick Scott, exigió la renuncia del director del buró, Christopher Wray.

El asesino confeso, Nikolas Cruz, había sido señalado durante años como emocionalmente conflictivo y posiblemente con problemas de salud mental, aunque eso no le impidió conseguir un rifle semiautomático y casi mil balas para este.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) recibió el año pasado un aviso que alertaba sobre un mensaje que dejó alguien identificado en YouTube con el nombre Nikolas Cruz.

“Voy a ser un atacante de escuelas profesional”, decía el comentario en un video de YouTube, explicó este jueves Robert Lawsky, de la división del FBI en Miami. “No se incluyó ninguna otra información de ese comentario que indicara una hora, origen o la verdadera identidad de la persona que lo hizo”, aseguró el funcionario a la prensa. “El FBI realizó revisiones de bases de datos, verificaciones, pero no pudo identificar a la persona que realmente hizo el comentario“.

Una imagen del mensaje de Cruz en YouTube

En septiembre, un usuario de YouTube llamado Nikolas Cruz dejó un comentario en un video que decía: “Voy a ser un tirador escolar profesional”. El creador del video alertó tanto al FBI como a YouTube.

El otoño pasado, un agente de fianzas de Mississippi y frecuente vlogger de YouTube notó un comentario alarmante en uno de sus videos. “Voy a ser un tirador escolar profesional”, dijo un usuario llamado Nikolas Cruz.

El YouTuber, de 36 años, Ben Bennight, alertó al FBI, enviando una captura de pantalla del comentario a la cuenta de consejos del buró. También marcó el comentario en YouTube, que lo eliminó del video.

Los agentes con la oficina local de la oficina de Mississippi volvieron “inmediatamente”, dijo Bennight, y condujeron una entrevista en persona al día siguiente, el 25 de septiembre.

“Llegaron a mi oficina a la mañana siguiente y me preguntaron si sabía algo sobre la persona”, dijo Bennight a BuzzFeed News. “No lo hice. Tomaron una copia de la captura de pantalla y eso fue lo último que supe de ellos”.

Los agentes del FBI contactaron a Bennight nuevamente el miércoles, luego de que Nikolas Cruz de 19 años abriera fuego contra una escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en el sur de la Florida, matando al menos a 17 personas.

Pero este no fue el único rastro en las redes sociales que dejó Cruz. Los perfiles de redes sociales de Cruz fueron desactivados luego del tiroteo ocurrido la tarde del miércoles.

Pero algunos usuarios realizaron capturas de pantalla de algunas de las fotos y mensajes que el joven había publicado en Instagram.

En dos cuentas en esa red social aparece Cruz portando armas y navajas, algo que el alguacil del condado de Broward, donde se ubica Parkland, calificó de “muy, muy perturbador”.

Capturas de pantalla de la cuenta Instagram de Nikolas Cruz.

Nikolas Cruz Cometió una masacre y se fue a un McDonald’s

Nikolas Cruz tras su detención (Foto: Alguacil del Condado Broward)

Nikolas Cruz.

La policía dio a conocer qué hizo Nikolas Cruz durante la hora que estuvo prófugo tras asesinar a 17 personas en la escuela secundaria Stoneman Douglas de Parkland, Florida.

La información revelada demuestra la sangre fría con la que el joven de 19 años llevó a cabo una de las peores masacres en centros educativos de la historia de Estados Unidos.

Tras disparar en diferentes aulas, Cruz dejó el rifle de estilo AR-15 y su mochila llena de municiones en el tercer piso del centro escolar para salir corriendo junto a los alumnos que huían del lugar de la tragedia.

Su táctica fue la de huir del edificio en dirección hacia las canchas de tenis simulando ser otro de los alumnos que escapaba despavorido del lugar.

“El sospechoso corrió hacia el oeste junto con otros que huían e intentó mezclarse con el grupo de quienes estaban huyendo temiendo por sus vidas”, dijo este jueves el sheriff del condado de Broward, Scott Israel.

Una de las acciones más sorprendentes de Cruz, sin embargo, fue la visita que realizó a dos restaurantes de comida rápida inmediatamente después de llevar a cabo el tiroteo.

“El sospechoso llegó a un Wal-Mart, compró una bebida en un Subway y salió de Wal-Mart a pie. Después fue a un McDonald’s, se sentó durante un corto período de tiempo y se fue caminando”, detalló el sheriff. Tras salir de la hamburguesería, el joven fue detenido por un agente sin oponer resistencia.

Cruz salió de la escena del crimen caminando. Sin embargo, llegó a la escuela en un vehículo de Uber cuyo conductor no tiene relación alguna con la masacre, según las autoridades.

“El conductor no es cómplice de ningún modo. Simplemente recogió un pasajero y lo dejó en la entrada de la escuela”, subrayó Israel. Ante preguntas de periodistas de si algún familiar o persona cercana podría haber ayudado a Cruz a planear el crimen, de hecho, el sheriff confirmó que no se tiene constancia de la participación de ningún cómplice.

El sheriff del condado de Broward, Scott Israel.

El sheriff del condado de Broward, Scott Israel, desveló los detalles de la huida de Nikolas Cruz tras cometer el tiroteo.

Rortz.
Con información de Reuters/ BBC Mundo/ CBS/ ABC News/ AFP/ RT.
COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: