Arte

Falleció el cineasta Diego Risquez, director de Manuela Saénz La Libertadora del Libertador, Francisco de Miranda, Reverón y El Malquerido

13 de enero 2018.

El destacado cineasta venezolano Diego Rísquez, falleció este sábado en una clínica de Caracas, victima de un tumor cerebral que lo aquejaba desde ya hace algún tiempo.

El cineasta padecía cáncer de piel el cual luego pasó a su cerebro, sin embargo el creador venezolano nunca dejó de trabajar dejando la producción de Guaicaipuro a medio terminar. “Cuando estaba avanzado el proyecto de El Malquerido, en simultáneo trabajaba con su próxima película, Guaicaipuro. Me decía “tengo que apurarme porque no me queda mucho tiempo y tú sabes que en Venezuela un proyecto para una película se puede llevar años”, declaró Emiliano Faría, productor y guionista.

Trascendió que la semana del cine venezolano será dedicada a la filmografía de Diego Rísquez.

Risquez fue un polivalente exponentes del cine experimental y de autor en Venezuela, lograndop ubicarse entre los años 70-80 como el creador de más importancia del cine experimental en Super 8 venezolano, movimiento que surgió para la época en la industria.

Gracias a su dominio del formato Super 8, este destacado director venezolano llevó su trabajo filmico al Festival de Cannes con una destacada trilogía,  Bolívar Sinfonía Tropikal en el año 1981, Orinoko Nuevo Mundo en 1984Amérika Tierra Incógnita en 1988.

Diego Ríquez Cupello nació en Juan Griego, estado Nueva Esparta el 15 de diciembre de 1949 , hijo de Angelina Cupello y el doctor Rafael Rísquez Iribarren: médico, profesor universitario, presidente de la Academia Nacional de Medicina y de la Federación Médica Venezolana. Su abuelo y bisabuelo también fueron presidentes de esa Academia. Este último, el doctor Francisco Rísquez, fue además miembro de la Academia Venezolana de la Lengua y de la Academia Nacional de la Historia, rector de la Universidad Central de Venezuela, uno de los fundadores de la Cruz Roja Venezolana, y se cuenta entre los médicos cuyos restos descansan en el Panteón Nacional.

Risquez culminó su bachillerato en Suiza en el año 1967, posteriormente a su regreso a Venezuela ingresa a la Universidad Católica Andrés Bello, donde estudia socialogía y luego Comunicación Social, carreras que abandona para dedicarse 100% a las artes escenicas, entre sus maestros más destacados se cuentan Antonio Oliveri, Levy Rossell y Hugo Márquez.

En 1971 protagoniza la cinta Siete Notas, film realizado en formato 16 mm,  dirigida por Carlos Oteyza y exhibida en una muestra de cortometrajes y documentales venezolanos proyectada en el Teatro Chacaíto de Caracas en 1973. El film Siete Notas era en blanco y negro, sin dialogos y mostraba siete facetas de la vida de un joven perteneciente a la clase media capitalina de la época.

Para ese mismo año de 1973, la vida de Diego Risquez se ve involucrada en un oscuro episodio policial donde se le vincula al secuertro y posterior asesinato del niño Carlos Vicente Vegas Pérez, de 13 años de edad, ocurrida en Venezuela, el 22 de febrero de 1973, en lo sería conocido como El Caso Vegas, el comisario que dirigía las investigaciones, Fermín Mármol León, imputó como sospechosos a Omar Cano Lugo (alias el Chino), Gonzalo Rafael Cappecci (alias Fafa), José Luis Branger Quiroba (alias Caramelito Branger), Javier Paredes, Alfredo Luis Parilli Pietri, Julio Morales, Diego Rísquez y Rolando Peña. El caso pasaría a la posteridad como uno de los Cangrejos más celebres de la historia policial venezolana,  todos los detenidos fueron liberados en menos de dos años, Rísquez fue recluido durante ocho meses en la cárcel Modelo de Caracas, las autoridades jamás pudieron comprobarle de forma irrefutable su vinculación con el abominable hecho y luego de quedar libre de todo cargo, Rísquez marchó al extranjero, donde pasa a perfeccionar su formarción en materia cinematográfica en Francia e Italia, Malasia, Tailandia, Singapur e Indonesia.

El inicio de los años 80 Diego Rísquez estrenó su primer largometraje: Bolívar, sinfonía tropikal. Este filme épico fue premiado en el Festival Nacional de Cine de Mérida de 1980 y en el V Festival Internacional del Nuevo Cine Súper 8 de Caracas ese mismo año. Bolívar, sinfonía tropikal fue filmada en súper 8, sin diálogos, la cinta fue ampliada más tarde a 35 mm. Tal circunstancia significó la presencia durante dos años seguidos de esta misma película en dos ediciones consecutivas (1981 y 1982) del Festival de Cannes.

Resultado de imagen para diego risquez joven

Bolívar, sinfonía tropikal

En los años 90, Rísquez fue director de arte en cinco largometrajes venezolanos: Roraima (1993) y La voz del corazón (1997) de Carlos Oteyza, Piel (1997) de Oscar Lucien, Salserín, la primera vez (1998) de Luis Alberto Lamata, Lo mismo hizo en tres producciones francesas realizadas para la televisión. Junto con estos trabajos se cuentan dos más, como actor, en los largometrajes venezolanos Tierna es la noche (Leonardo Henríquez, 1990) –que Rísquez protagonizó– y Roraima (Carlos Oteyza, 1993). En 1991, Rísquez dio cuenta de sus opiniones sobre la vanguardia en Venezuela en el documental Zoológico de Fernando Venturini. Desde ese año y hasta 1995 realizó, por encargo de Cinesa, veinticuatro cortometrajes en 35 mm dedicados a artistas plásticos venezolanos. Tales cortometrajes fueron proyectados en el país como parte del noticiario de Bolívar Films. También por encargo, en 1992, dirigió el video Escenario de un museo que se exhibió en el Museo de Bellas Artes durante la exposición El Espacio . Y en 1997, Descubriendo fotointervenciones, Lydia Fischer: reseña en video de la muestra de fotografías originales de esta artista en la Galería Diaz Mancini de Caracas.

Con la entrada al nuevo siglo, Risquez irrumpe en la escena del septimo arte venezolano con destacados film como su quinto largometraje: Manuela Sáenz, la libertadora del Libertador (2000), protagonizada por Beatriz Valdes y Mariano álvarez, con guión original del poeta y destacado autor de telenovelas Leonardo Padrón. Rísquez con esta cinta concretó su proyecto personal de exaltar la abnegación e idealismo de Manuela Sáenz. Asimismo, con Manuela Sáenz, la libertadora del Libertador Rísquez fue aplaudido por la crítica y respaldado en las salas de cine nacional por el público, logró que no había podido conquistar con sus esfuerzos anteriores.

Manuela Sáenz

La actriz cubana, Beatriz Valdés, interpretando a Manuela Saénz en el film La Libertadora del Libertador.

El el año 2006 Diego Risquez vuelve a trabajar con un texto de Leonardo Padrón para dirigir Francisco de Miranda, protagonizada por Luis Fernández, el film a pesar de recibir algunos cuestionamientos por la crítica especializada, liderá la taquilla nacional como el flim venezolano que más dinero recaudó durante el 2006.

Imagen relacionadaResultado de imagen para miranda luis fernandez

Resultado de imagen para miranda luis fernandez

Escenas de Francisco de Miranda.

En el 2011 Diego Risquez dirige Reverón, protagonizada por el descatado actor Luigi Sciamanna, quien logra una destacada interpretación del celebre pintor venezolano.

Resultado de imagen para reveron de diego risquez

Al tiempo, regresó a los temas históricos que le motivaron desde sus comienzos. Sobre la historia de Venezuela volverá en sus próximos proyectos: Miranda –que como Manuela fue escrita por Padrón y es producida por Pedro Mezquita–. Y más adelante una película acerca del cacique Guaicaipuro.

En paralelo al desarrollo de su filmografía y al ejercicio de su oficio de director de arte Rísquez se ha involucrado en actividades gremiales. De tal manera que en el año 2001 fue elegido presidente de la Asociación Nacional de Autores Cinematográficos (ANAC). En este cargo se desempeñó durante tres años. Al frente de la ANAC colaboró con la reforma del Reglamento de la Ley de Cinematografía Nacional vigente, y en el diseño del Anteproyecto de Reforma Parcial de la Ley de Cinematografía Nacional que fue aprobado en primera discusión durante el año 2004.

Para su última película,  El Malquerido, protagonizada por Jesús “chino” Miranda,  Diego Rísquez se apoyó en el libro Felipe Pirela, su vida, escrito por el periodista zuliano Eduardo Fernández, además de cumplir durante ocho meses una extensa jornada de trabajo en Maracaibo, ciudad que visitó varias veces en solitario y luego acompañado por todo su equipo técnico y creativo para dar vida a este personaje de la historia nacional con el guión adaptado del también zuliano Emiliano Faría. El plan de rodaje fue un acontecimiento en Maracaibo, donde en todo el siglo XX no  se había producido un largometraje que involucrara, desde Caracas, el apoyo del talento regional, tanto detrás de cámara (casting, logística) como en pantalla.

El Malquerido fue premiada como Mejor Película del Festival del Cine en Mérida en 2016, fue la producción nacional más taquillera de 2015 y el álbum musical Original Motion Picture Soundtrack, de la película El Malquerido, protagonizada por Jesús “Chino” Miranda, fue nominado a Mejor Álbum Tropical Tradicional en los premios Grammy Latinos 2016

Resultado de imagen para el malquerido

“Yo soy hijo del bolero, soy hijo de esa generación, porque mis padres escuchaban esa música, quizás las nuevas generaciones sean hijos del reeggaetón, pero lo más importante es que a través del cine podemos reconstruir la memoria histórica,  esa obra arquitectónica, hemos hecho milagros para reconstruir ese maravilloso periodo que fue los años 50. Le vamos a decir a las nuevas generaciones que hubo un hombre que nació en  Maracaibo, que impuso un género y vendió un millón de discos y que gracias a la presencia de Jesús Miranda ‘Chyno’ esas generaciones se acercarán a este personaje”, dijo Rísquez a PANORAMA en 2015 durante el balance de la filmación.

Entre sus principales realizaciones como director están:

El entierro de los valores (1970),
El misterioso secuestro de las gafas negras (1973)
A propósito de Simón Bolívar (1976),
Poema para ser leído bajo el agua (1977),
A propósito de la luz tropical (1978),
Bolívar, sinfonía tropikal (1979),
A propósito del hombre (1979),
Orinoko, nuevo mundo (1984),
Amérika, terra incógnita (1988),
Karibe con tempo (1994),
Manuela Sáenz (2000),
Francisco de Miranda (2006),
Reverón (2011).
El malquerido (2015).

Para su última película,  El Malquerido, Rísquez se apoyó en el libro Felipe Pirela, su vida, escrito por el periodista zuliano Eduardo Fernández, además de cumplir durante ocho meses una extensa jornada de trabajo en Maracaibo, ciudad que visitó varias veces en solitario y luego acompañado por todo su equipo técnico y creativo para dar vida a este personaje de la historia nacional con el guión adaptado del también zuliano Emiliano Faría. El plan de rodaje fue un acontecimiento en Maracaibo, donde en todo el siglo XX no  se había producido un largometraje que involucrara, desde Caracas, el apoyo del talento regional, tanto detrás de cámara (casting, logística) como en pantalla.

 

En el 2015 Diego Risquez declaró al diario zuliano Panorama: “Yo soy hijo del bolero, soy hijo de esa generación, porque mis padres escuchaban esa música, quizás las nuevas generaciones sean hijos del reeggaetón, pero lo más importante es que a través del cine podemos reconstruir la memoria histórica,  esa obra arquitectónica, hemos hecho milagros para reconstruir ese maravilloso periodo que fue los años 50. Le vamos a decir a las nuevas generaciones que hubo un hombre que nació en  Maracaibo, que impuso un género y vendió un millón de discos y que gracias a la presencia de Jesús Miranda ‘Chyno’ esas generaciones se acercarán a este personaje”.

K. Camacho.

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: