Curiosidades

DÍA DE LOS SANTOS INOCENTES

28 de diciembre 2017.

Las jornadas festivas propias del mes de diciembre están plagadas de una altísima carga religiosa del mundo judeo/cristiano que, a su vez fueron tomadas de culturas ancestrales como el Imperio Romano o de la civilización celta.

Cuando llega diciembre, todos pensamos de inmediato en la jornada cumbre de la navidad, la noche del 24 y el amanecer del 25, fecha convencional en la cual se otorga al nacimiento del niño Jesús o niño Dios, empero, existe otra fecha conmemorativa para el mundo judeo/cristiano que también goza de mucha importancia religiosa e histórica, el día de los Santos Inocentes.

El día de los Santos Inocentes se celebra o conmemora cada 28 de diciembre. En esta jornada, la Iglesia Católica recuerda a la terrible matanza de niños recién nacidos en el pueblo de Belén  ordenada por el Rey Herodes el Grande. Con este mega infanticidio, Herodes buscaba liquidar al niño mecías elegido por Dios para convertirse en el Rey de los Judíos. Aún cuando la fecha convencional de conmemoración del día de los Santos Inocentes es el 28 de diciembre, si usamos como fuente histórica  algunos textos bíblicos tendríamos que poner en duda la exactitud de esa efeméride. De acuerdo con el Evangelio de Mateo, la matanza debió haber sucedido después de la visita de los Magos al rey Herodes I el Grande (uno o dos días después del 6 de enero), aunque también la fecha de la adoración de los Magos a Jesús no tiene una fecha dada exactamente en las escrituras.

La reconstrucción histórica de la matanza de infantes por Herodes el Grande resulta poco menos que titánica ya que, aparte de la Biblia, no tenemos otras fuentes históricas contemporáneas con el posible acontecimiento histórico que nos permita, no solo reconstruir el suceso, sino que nos de detalles verídicos de lo ocurrido. Algunos de los historiadores romanos del momento como Josefo, definen al Rey Herodes como un ser perverso y con delirios de persecución constante, por lo cual mandó a asesinar a numerosos miembros de su propia familia por el terror que le suponía la posibilidad que le sus plantaran en el poder. Empero, ninguno de aquellos estudiosos menciona palabra alguna de la matanza ocurrida en Belén. Esto también puede sostenerse en la hipótesis que la noticia jamás llegara a su conocimiento, lo cual no era de extrañar si colocamos en contexto que, la ciudad de Belén era un poblado pobre y apartado de los centros del poder político del Imperio. Si a esto le añadimos la alta probabilidad de que la tasa de natalidad de Belén fuera muy pequeña, la llamada matanza, a nivel histórico pudo haberse tratado de un número de víctimas relativamente menor al compararlo con la cantidad de niños recién nacidos de ciudades mucho más prósperas.

Resulta cuando menos doloroso ver como se a tergiversado hasta tal grado la conmemoración del día de los Santos Inocentes que a dejado de ser la conmemoración de una jornada de dolor supremo ante la pérdida de todos los niños recién nacidos de Belén hasta convertirse en una fecha de celebración de la capacidad que posee la gente para hacer bromas pesadas a costa de la inocencia de los demás.

En España e Hispanoamérica es costumbre realizar en esta fecha bromas de toda índole. Los medios de comunicación hacen bromas o tergiversan su contenido de tal modo que la información parezca real. Se trata de una libertad que se dan los agentes mediáticos para dar rienda suelta a su sentido del humor, oportunidad que solamente tienen una vez al año. Es tradición que los periódicos publiquen páginas enteras de noticias cómicas, con la advertencia de que es día de los inocentes, que van desde las que son una obvia mofa a cualquier suceso reciente, hasta las que parecen serias y engañan al lector desprevenido. El día de los inocentes se vive en todo el mundo hispanohablante.

El día de los Santos Inocentes tiene, desde los tiempos de la conquista de América muchas y diversas maneras de celebrarse, siendo tal vez las más conocidas las de México y El Salvador. En España son varias las localidades que tienen celebraciones particulares el 28 de diciembre. En Venezuela también hay diversas maneras de conmemorar el día de los Santos Inocentes: Una de las numerosas festividades religiosas y folklóricas de Venezuela, es conocida como Los Zaragozas, celebrada cada 28 de diciembre por los habitantes del poblado de Sanare, Estado Lara.

Ya con la llegada de los primeros colonizadores a Venezuela, como por ejemplo Diego de Losada, quien fundó Caracas y falleció en Sanare, es posible que en algún momento se haya introducido en la zona este tipo de tradición, que en recuerdo a este aciago episodio Los Zaragoza, personas vestidas con trajes y máscaras multicolores, salen a danzar todos los 28 de diciembre en Sanare. Estos representan la locura de las madres que perdieron a sus hijos en aquel momento.

Los Zaragozas bailan al ritmo del Tamunangue, un baile típico de la región, todos los años desde horas de la madrugada, cuando las personas que se disfrazan, a fin de evitar ser identificados, se han vestido en casas diferentes a la cual regularmente habitan y salen de diversos sitios a iniciar sus correrías por algunas calles, para luego reunirse en casa de la capitana, esto es aproximadamente 5 a 6 de la mañana.

La parte central de la fiesta de Los Zaragozas de Sanare, se inicia justamente a primeras horas de la madrugada, cuando las personas que se disfrazan, salen de diversos sitios a iniciar sus correrías por algunas calles, y luego se reúnen en casa de la capitana, el cual es el rango jerárquico de mayor altura en el proceso de la celebración. Se preparan para su inicio que lleva el nombre de rompimiento, lo cual consiste en canto de la salve, tonos y algunas oraciones frente al altar cubierto con una colcha floreada, adornado con flores y plantas, donde ha sido colocado el cuadro de los Santos Inocentes. El altar, al ritmo de música, cantos y oraciones se dirigen todos hacia la capilla de los Zaragozas, donde a las siete u ocho de la mañana aproximadamente se celebra la primera misa en la Iglesia San Isidro.

Terminada la misa, a las nueve o diez de la mañana, la multitud se dirige por la calle central de Sanare hacia la Iglesia Santa Ana en el Barrio Arriba, para cumplir con el acto religioso de ese día. Finalizada la misa de Santa Ana, se pagan unas promesas en el altozano, luego se dirigen al Anfiteatro para el Folklore y la cultura, situado frente al templo parroquial donde tocan, cantan, danzan y bailan, al mismo tiempo pagan promesas de los fieles devotos. Terminada esta parte, piden permiso al Consejo Municipal, Alcaldía y Prefectura, terminada la visita, se inicia el recorrido por las calles sanareñas, donde visitan hogares de los devotos en un continuo tocar de instrumentos, cantar por parte de los coros de músicos cantores, danzar y algarabía de esta tradición festiva. Esto se realiza durante todo el día y en sus visitas a los hogares, pagan diversas promesas que los devotos tienen ofrecidas a Los santos Inocentes, reciben algunos brindis o atenciones de los creyentes, acorde a sus posibilidades.

Esta festividad larense dura desde el alba hasta el anochecer y, sin lugar a dudas es la celebración de los Santos Inocentes mas representativa del país.

Alexis Delgado Alfonzo

Historiador

@historialexis

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: