Caracas

La realidad habla por sí sola en la Capital Caraqueña. Por Marvin Mijares

09 de diciembre 2017.

Marvin Mijares.

 “Los Lugares más oscuros del Infierno están reservados para aquellos

que mantienen su neutralidad en tiempos de crisis Moral”

Dante Alighieri.

 

En los últimos años, en los últimos meses, en los últimos días, en los últimos minutos y en los últimos segundos, la realidad en las calles es muy compleja, con la Guerra y la crisis económica interna, los precios de todos los productos aumentan desproporcionadamente de una forma muy certera (Hiperinflación) y más aún en tiempos electorales, por un lado, candidatos políticos de varias aceras se disputan el poder por una Alcaldía, y por otro lado, el pueblo clama justicia social, todo esto genera cólera e indignación en la sociedad porque nos sentimos abandonados ante la incertidumbre generalizada que nos azota actualmente en las calles, en especial Caracas.

 

El Capitalismo Popular – Bachaqueo

Los efectos de la guerra económica desde el exterior (los bajos precios del petróleo y bloqueo financiero), la crisis del capitalismo global, el “Bachaqueo” y la escases (Alimentos, Medicinas, Enceres Personales y Dinero en Efectivo), por individuos innombrables perteneciendo a la burguesía parasitaria por su falta de ética, conllevó al surgimiento del “Capitalismo Popular” en el país, algunos especialistas ignoran el termino; pero hoy es una realidad que todos debemos reconocer.

El Estado fija “precios Justos” y se esfuman de los anaqueles de las carnicerías, abastos y farmacias,; pero, que casualidad, los bachaqueros lo tienen todo, fijan el precio a su conveniencia “pueblo robando pueblo”, el sueldo se vuelve sal y agua motivado a la inflación que generan esos nuevos actores legitimados,  lo vemos a

diario en Venezuela. El capitalismo popular que conllevó al mismo bachaqueo de los productos de los supermercados, farmacéuticas  y productos subsidiados por el Estado, sobrellevando así, la especulación de los precios en los grandes abastos, frigoríficos y otros, todo generando una gran cólera en nuestra sociedad por falta de voluntad de algunos dirigentes estadales.

El Capitalismo Popular, lo podemos ver desde los extractos sociales más bajos y hasta lo más altos, pero hoy está más legitimado en tiempo de crisis económica. Hace aproximadamente dos años los Bachaqueros contaban con un tarantín donde se evidenciaba la venta de (alimentos, medicinas y enceres personales), hoy tienen hasta locales comerciales donde se venden productos nacionales e internacionales de la cesta alimentaria a precios astronómicos. Fíjense, con solo recorrer el boulevard de Catia, Mercados los 70, la Plaza Pérez Bonalde y luego los alrededores del Centro de Caracas, desde la Av. Baralt a Quinta Crespo, se encuentran esos locales surtidos de todo tipo de alimentos de la canasta básica. Ahora pregunto: ¿Quién le autorizó el Permiso? ¿Quién los Protege? Me reservo mi respuesta, esperó que algún lector o lectora responda ante la inquietud que afecta al ciudadano de a pie.

La Escasez del Dinero en Efectivo

Largas colas en los bancos y cajeros automáticos, en algunos de los casos, no hay efectivo y otros entes bancarios solo dispensan diariamente de 10.000 a 30.000, como límites máximos de retiro causando dolores de cabeza y amargura de muchos venezolanos, el dinero en efectivo simplemente no es suficiente para hacer frente con las transacciones del día a día. Esto sumado al saturado y problemático sistema nacional de pagos por punto de venta hace bastante difícil realizar pagos en la mayoría del territorio nacional.

Este fenómeno es una consecuencia directa de la excesiva emisión de dinero bancario con respecto a la cantidad de dinero en efectivo existente, simplemente la cantidad de billetes que circulan en la economía es demasiado baja para sostener a toda la masa de dinero bancario que ha puesto en circulación el BCV. Y ahora más, cuando se cae el sistema de CITIBANK, es otro trago amargo, cuando no puedes realizar el pago o transferencia electrónica, esta causalidad implicó al nacimiento del avance en efectivo en lugares clandestinos, los cuales que por cada transacción te cobran desde el 15% al 35%; es desesperante ante los ojos de funcionarios policiales, todo esto acarreó a una alta impunidad. Hoy los victimarios gozan y la victima sufre las consecuencias ante la realidad.

Según Moisés Bittan, “Ese fenómeno se plasma en un complejo proceso de mercado y encuentra en él su solución cuando se cruzan la oferta y la demanda; pero esto no implica su eliminación, sino solo su satisfacción. La escasez es una cuestión que impacta la sociedad y por tanto tiene fuertes consecuencias en la estabilidad socioeconómica. Se puede afirmar que las clases populares son las que más sufren el fenómeno de la relativa escasez. Por lo tanto, son ellas las que más sobrellevan el desabastecimiento propiciado por las políticas públicas erradas basadas más en el principio de represión que en la confianza”.

 

Caso Transporte

Es muy preocupante esta coyuntura económica que afecta al venezolano, otro fenómeno, es el caso de la escases de efectivo en los cajeros y en las taquillas, el cual se volvió un pandemonio para todos los ciudadanos que dependemos de efectivo para pagar el transporte superficial y el subterráneo, el primero en estos últimos meses es caótico ya que los habitantes de las principales ciudades de los estados Miranda, Vargas, Junquito, que trabajan en Caracas, invierten diariamente entre Bs 5.000 y Bs 6.000 en pasaje, lo que representa 61,51% del salario mínimo. Sin incluir los autobuses “piratas”, que cobran desde Bs 4.000 hasta Bs 12.000 para llevarlos a su destino.

Todos sabemos que los colectivos de transporte en caracas en su mayoría son privados y hoy por la necesidad que estamos padeciendo por los efectos de la hiperinflación aumentan el pasaje a precios ilegales. Hace unos días la candidata por el PSUV, Erika Farías, propuso ante la coyuntura vía tuiter, “El Transporte ha sido en nuestra ciudad un problema que nos aqueja, colocamos a disposición de nuestro pueblo estos camiones de contingencia para que en las horas pico puedan ayudar a aligerar la espera. Estamos planificando acciones que permitan optimizar el transporte de Ccs”, me parece una idea interesante por la coyuntura; sin embargo, no es tan conveniente porque se ve muy inhumano que una mujer embarazada, un adulto u adulta mayor o una persona con discapacidad no puede usar ese servicio gratuito y más aún que ese camión carece de seguridad, ya que no tiene las barandas traseras y menos para sostenerse si cae en un hueco y si llueve sería más malo el remedio que la enfermedad.

Lo ideal es recuperar toda la flota de autobuses rojos (Yutong), los cuales en Caño Amarillo, El Terminal de Oriente y en plena Estación del Metro la Paz, están en estado de abandono, en la Urbina está el taller mecánico para reparar todas esas unidades. El Estado debería de recuperarlos lo antes posible, de lo contrario caeríamos en la debacle del transporte, la mejor acción es municipalizar todo el sistema de transporte y verán el cambio repentino.

El sistema superficial está en completo deterioro supuestamente por “Falta de Repuestos” y otros se prestan para el pirateo en todas las rutas de la capital, los conductores de esas unidades les quitan los avisos para hacer de las suyas y cobrar ilegalmente de 700 a 4.000 bf y quizás más a las rutas como El Junquito, Miranda y la Guaira. Toda esta realidad deambula hasta por los rincones de Caracas, que algunos dirigentes prefieren ignorar y otras hacer política negativa con las necesidades del pueblo.

El pueblo pregunta: ¿Dónde están los centenares de Taxis “Chery” qué entrego el Presidente Nicolás Maduro en el 2015? Los cuales eran para hacer frente a las dificultades de la falta de transporte y a las mafias de algunos sindicatos ¿Quién controla? Mientras tanto, el Concejo Municipal de Caracas, hace caso omiso ante esa situación tan dantesca, que hoy pagamos un pasaje que no ha sido autorizado por el Gobierno Nacional.

Lamentable toda esta situación, toda la población caraqueña está siendo muy afectada por el deterioro de todos los servicios, el Metro de Caracas cada día que transcurre sus condiciones estructurales y mecánicas están siendo muy deficientes por la falta de mantenimiento de ese importante servicio que desde hacen dos años no existe avance sino decadencia, el 70% de los torniquetes no funcionan al igual que en el ferrocarril de Caracas – Charallave – Nueva Cua. El deber es activar esos torniquetes para que generen capital para realizar los mantenimientos adecuados, se deben ajustar las tarifas para que no se deteriore porque de lo contrario seguirá el servicio del Metro en condiciones deplorables. El otro fenómeno incomodo es la alta inseguridad dentro de las estaciones y el “Mercado Persa”, dentro de los mismos vagones, individuos solicitando ayuda monetaria, medicinales y otros vendiendo de todo un poco, usuarios comprándoles a diestra y siniestra, creando una situación tan inquietante que en algunos momentos personas llenas de ira golpean y usan un lenguaje tan Soez, que algunos individuos prefieren callar.

Esas personas que les dan dinero a los pedigüeños y a los vendedores, también son culpable por el grave deterioro del servicio del Metro de Caracas. El Estado (Ministerio del Poder Popular para el Transporte y Misión Transporte) que es el principal garante en ejercer el control del sistema para mantener el servicio, debería castigar severamente a esos usuarios indisciplinados y a esos comerciantes informales con duras multas, al igual que algunos operadores del sistema que usan el “Plan Morrocoy”, le quitan el aire acondicionado desde algunas estaciones, generando así fuertes retrasos que sobrellevan a una alta afluencia de usuarios desesperados, los cuales causa angustia, desmayos y grandes amarguras en la población y allí en esa misma situación se aprovechan los delincuentes para robar.

Hace más de una semana ocurrieron hechos muy lamentables dos jóvenes arrollados en el metro por tratar de evitar un robo, un joven resultó gravemente herido y al día siguiente fallece una joven de (20) veinte años – Testimonio: “El día lunes 27 de noviembre del 2017, un joven de dieciocho años perdió la pierna arrollado por un tren, y al día siguiente, una veinteañera perdió la vida. No se trató de los usuales suicidios que con alguna frecuencia tienen lugar en el sistema de transporte público caraqueño, sino de algo peor: las dos personas cayeron a la vía férrea en medio de dos tumultos colectivos producidos por atracos. En los dos casos, según apuntan todos los testigos, la situación fue similar: andén lleno, delincuentes robando, pánico colectivo, gente corriendo para evitar ser atracada, y dos inocentes que intentando escapar caen en la vía.  Los dos casos sucedieron, además, en la estación Chacaíto, la segunda más grande del sistema y una de las más concurridas dada su ubicación céntrica y la cantidad de rutas de autobús que tienen su parada en los alrededores. Aunque la cuenta oficial del metro se limitó a despachar ambos casos con la palabra ‘arrollamiento’, desde dentro del sistema confirmaron la versión de caídas accidentales por atraco. Fueron trabajadores los que le dijeron a Alberto Vivas, vicepresidente de “Familia Metro” y ex empleado de la empresa, lo que sucedió. “[Ambas] situaciones se presentaron producto de hurtos que están sucediendo con recurrencia en la estación Chacaíto. Motivado a la aglomeración de personas, las víctimas cayeron a los rieles justo cuando el tren estaba llegando”, le relató Vivas a ‘El Nacional’. Todo ello, a pesar de que en enero de este año el Ministerio del Interior asignó al metro 1.000 funcionarios de la PNB y la GNB para garantizar una seguridad que no sólo no ha llegado al sistema sino que empeora cada día, hasta llegar a cobrar la vida de sus usuarios”.

Cada día que transcurre, los caraqueños se sienten abandonados por gran deterioro de todos los servicios públicos, el pueblo paga sus impuestos y no ven resultados de esos pagos, entendemos que existe una criminal guerra económica, sin embargo, ¿dónde están los recaudos de esos pagos? Si pagamos impuestos para que mejoren la calidad de nuestras infraestructuras y además, de todos nuestros servicios (Agua, Luz, Teléfono, Hospitales y Transporte superficial y Subterráneo),

¿Que está sucediendo? Podemos entender que se han entregado casi dos millones de viviendas y aporte para todas las misiones sociales, bonos especiales para todos los ciudadanos, que de alguna manera amortiguan la coyuntura económica que afecta al proletariado. Pero no debemos de obviar que debemos  de hacer el mantenimiento adecuado de toda la ciudad. En estas últimas elecciones podemos apreciar que solamente tienen recursos para hacer campañas políticas y no usan ese dinero para garantizarle una mejor calidad de vida para el pueblo de a pie.

Lo último causa mucho ruido, un ruido espantoso.

 

Caso –  Basura

La historia continua,  los desechos en la ciudad de caracas permanecen y se incrementan más y más por la falta de consciencia ciudadana en el país, las personas colocan la basura en lugares no adecuados, dejándola fuera de los conteiner, perjudicando ampliamente a los recolectores de basura en la Capital, por otro lado, los entes gubernamental (LA ALCALDIA) se tardan hasta un mes o quizás más, para recogerla, lo cual trae como consecuencia un gran incremento de basura en nuestra ciudad. Es una pena mencionar todas estas ineficiencias del ente antes mencionado, pero, es hora de aplicar acciones inmediatas, ya que ese fenómeno del acrecentamiento de la basura es muy preocupante por la cantidad de desechos biológicos y tóxicos que se encuentran muy cerca de la comunidad de San Bernardino, que son generados por los hospitales y clínicas y no están siendo tratados adecuadamente, sumamente peligroso.

Los transeúntes se quejan por igual de las irregularidades que se han intensificado desde hace dos años. “Antes pasaba el camión con una cuadrilla que barría y dejaba todo limpio, ahora de chiripa pasa el camión”, aseguró un vendedor ambulante frente al mercado La Laguna, en Catia.

Los problemas de salubridad que ocasiona la permanencia de basura por tanto tiempo afecta, además de la salud, el libre tránsito. Las calles están siempre llenas de basura. “Abundan las moscas y los gusanos”, hay que caminar por la vía, el cual corre el riesgo de ser arrollado o arrollada por un vehículo, todo esto el Estado debe de prestarle muchísima atención, no solo en campañas electorales que hoy está todo limpio después o antes de los recorridos de los Candidatos, sino después de las elecciones, permanezcan permanentemente recogiendo la basura de todos los rincones de Caracas, para no estar tapujados nuevamente de basura.

Existen propuestas muy beneficiosas en materia de reciclaje, entre ellos tenemos como Ejemplo: los ciudadanos japoneses, sé que la diferencia cultural y de educación es abismal. Claro, es disciplina ¿Por qué no intentar cambiar esto, por qué no intentamos comprometernos, no con el mundo, no con el país, sino con nuestro espacio y con nosotros mismos? Esa calle que diario transitamos, ese parque en el que vamos a correr, la oficina o simplemente con nuestra casa. El solo hecho de separar la basura (y lavarla), no tirar envolturas y plásticos en la calle, reutilizar los envases que nos sirvan y cumplir con las normas necesarias para un mejor control del sistema de recolección de basura en nuestras ciudades.

Los nipones usan las bolsas donde se guarda la basura también tienen normas, se han retirado las bolsas negras comunes y se han sustituido por otras semitransparentes que, al incinerarse, lanzar al aire menos toxinas. En los 23 distritos que integran la capital japonesa, las bolsas antes mencionadas deben ser las reglamentarias y haberse comprado en supermercados o grandes almacenes. Si son diferentes por haberse adquirido en otra jurisdicción, la municipalidad no las recoge y a ver qué haces con ellas. Aunque todos estos requerimientos tienen algunas variaciones dependiendo del distrito en el que te encuentres, todos exigen lavar las botellas de plástico y cristal, retirar las etiquetas, enjuagar los empaques de cartón, así como doblarlos y apilarlos para que ocupen menos espacio. Para que los habitantes estén enterados de cómo se separa correctamente la basura, les son entregados manuales con las especificaciones.

También existe un límite de medida de la basura que puede tirarse dentro de las bolsas que se compran. Si ese límite se excede, un día al mes, previa cita por teléfono, el basurero pasa a una hora específica para recoger la basura especial, la cual debe llevar el nombre, la dirección y el comprobante del impuesto pagado. Por ejemplo, todos los aparatos electrónicos, muebles, bicicletas o fierro entran en esta categoría especial. En el caso de la ropa usada, se mete en los contenedores lavados y secos. Nada de bolsas chorreantes haciendo un oloroso caminito de lixiviados en la banqueta.

Todas estas sugerencias podrían ser útiles en este tipo de coyuntura socio -ambiental en las que estamos viviendo actualmente, reciclar, reutilizar y reducir la basura, es una de las claves para cuidar el medio ambiente, es el manejo correcto de los residuos. La población y los consumos por persona crece y por ende la basura y la contaminación igual. Todo esto indica que el Estado debe generar o incentivar la consciencia en nuestra sociedad venezolana, de lo contrario seguiremos sumergidos y consumidos en medio de la basura por la falta de sentido de pertenencia.  No debemos dejar que nuestros espacios se deterioren por esperar alguna acción política, no debemos esperar, como pueblo lo ideal es ejercer acciones y trabajar en conjunto en beneficio de nuestro país.

La sociedad venezolana está siendo azotada por una hiperinflación voraz, página “Dólar Today” que gobierna más que el Banco Central de Venezuela (BCV) y otros (Agentes Externos e Internos Económicos), que juegan al caos; aumentan los precios hasta tres (03) veces al día. La población día tras día se desespera por la espera de las medidas contundentes del Estado (los 50 rubros), los cuales ya son famosos, el tiempo se agota, y la sociedad solo espera una solución contundente que contrarreste ese caos político para encaminar la economía productiva de Venezuela. Agregando las palabras de José Vicente Rangel “Insoportable el costo de vida. Imposible callar ante el fenómeno que azota por igual a todos los habitantes de este país, sin excepción, sin distingo social y político. Los venezolanos estamos contra la pared. Lo que sucede en el país no tiene explicación y lo confirma el silencio que existe a la hora de ensayar algunas, cada vez más retorcidas y forjadas, en el universo de las fábulas. Ninguna convence, ni las que dan los voceros del gobierno ni las que dan los empresarios y menos aún las motivadas por la reacción de los consumidores abandonados a su suerte, sumergidos en una desesperación sin salida”  todo esto es preocupante, porque el ciudadano de a pie, sigue chocando con ese elefante blanco de miles de pies y las posibles soluciones están en destiempo y es como arar en el mar, la única iniciativa es que todos los ciudadanos venezolanos nos juntemos para ejercer consciencia y trabajar.

Marvin Mijares

Correo: venezuela6mundo@gmail.com

Twitter: @CONCIENCIA555

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: