Caracas

Cruz del Ávila, símbolo del inicio de las navidades para el caraqueño

01 de diciembre 2017.

Venezuela está plagada de una inmensa y, por demás rica cantidad de tradiciones populares. Esto se a crecenta notablemente si lo colocamos en el contexto de las tradiciones navideñas donde, cada región del país ve multiplicada de manera exponencial sus tradiciones. Caracas, aunque desde hace mucho tiempo ha visto disminuido de forma sensible su cantidad y calidad de tradiciones culturales, no obstante mantiene con un fervor admirable la tradición del encendido de la llamada Cruz del Ávila. No solo porque es un espectáculo bello de presenciar, sino porque el valor implícito que ella reviste para los caraqueños es de gran significado. El presente artículo está destinado a reseñar un poco la trayectoria histórica de la Cruz del Ávila y lo que ella representa para los caraqueños en estas jornadas decembrinas.

Resultado de imagen para cruz del avila

La denominada Cruz del Ávila es una estructura en forma de cruz latina iluminada por completo con luces de neón, se encuentra erigida en un magnífico lugar en el cerro Papelón del Parque Nacional el Ávila. La tradición de su encendido es en el atardecer del 1 de diciembre y se apaga en el amanecer del 6 de enero,  es decir el día de Reyes. Su encendido denota el inicio oficial de las festividades navideñas para el caraqueño, así como su apagado representa la culminación de las jornadas decembrinas. En los últimos tiempos las fechas de encendido y apagado de la Cruz del Ávila ha variado debido a decisiones presidenciales ya que se a adelantado para el mes de noviembre, en fecha variable la tradición del inicio de la navidad.

La Cruz del Ávila como la conocemos hoy en día ha pasado por transiciones desde aquellos tiempos de los inicios de la década de los 60 cuando se propuso su creación hasta lo que disfrutamos los caraqueños todas las noches en las fechas decembrinas.

Resultado de imagen para cruz del avila

La idea de crear una cruz iluminada para representar la época navideña fue de Ottomar Pfersdorff, un ingeniero estadounidense que arribó a Venezuela en los años 1940, y que comenzó a laborar para la Electricidad de Caracas en 1948. Estando inspirado en las festividades decembrinas en Venezuela, decidió crear un ícono representativo de las mismas, así como del servicio eficiente de la Electricidad de Caracas. Sus gestiones hicieron que el 1 de diciembre de 1963 el personal del Hotel Humboldt, en la cima del Ávila, cerrara las cortinas de treinta habitaciones desde el piso 1 al 14, y mantener las restantes encendidas por toda la noche, de tal manera que reprodujera la imagen de una cruz cristiana de 30 metros de alto. El consumo de energía fue de 384 KWh diarios.

Sin embargo, el gasto de electricidad que requería la cruz del hotel se hizo insostenible. A raíz de eso, en 1966 se instaló la cruz a la antena del canal Venezolana de Televisión, ubicada en el sector de Los Mecedores, a una altura de 1,760 metros. Esta estructura, de 30 x 20 metros, consumía 24 KWh diarios, y constaba de 120 lámparas fijas y cuatro lámparas de destello.

Resultado de imagen para cruz del avila

Para inicio de la década de los 80, más específicamente en 1982, se construye una nueva cruz, la cual quedaba también bajo la responsabilidad de la empresa Electricidad de Caracas, Esta nueva cruz, a 1,530 msnm, fue hecha con hierro galvanizado adjuntado a una torre de transmisión cerca del propio Hotel Humboldt. Posee 74 reflectores de 150 vatios cada uno, por lo que su encendido requiere 11.100 vatios. Mide  37 metros de alto por 18 metros de ancho, lo cual, aunado a su formidable ubicación le hacen apreciable en toda su magnificencia desde gran parte de la ciudad capital.

A esta tradición navideña caraqueña no le falta tampoco sus anécdotas propias de un cuento mágico, decimos esto porque,  Ottomar Pfersdorff, el creador de la Cruz, se retiró de la Electricidad de Caracas  en 1970. Su fallecimiento en 1998 ocurrió curiosamente un 1 de diciembre, día tradicional del encendido de la cruz.Resultado de imagen para cruz del avila

Entorno al imponente Cerro el Ávila, eterno símbolo y custodio del Valle de Caracas, gracias a su portentosa cruz, en las fechas festivas propias de la época decembrina, los capitalinos enfocamos las celebraciones navideñas. Resulta un agradable deleite asomarse a los balcones o alzar la mirada para contemplar el mágico lienzo nocturno teniendo como gran protagonista a la Soberana de las navidades caraqueñas, la Cruz del Ávila, la cual posee un magnetismo tan arraigado en el consciente e inconsciente del capitalino que, la última voluntad de muchos residentes de Caracas es que sus cenizas reposen hasta la eternidad a los pies de su amada cruz.

A modo de conclusión, solo nos queda invitar a todos aquellos que no han tenido la oportunidad de disfrutar en vivo el placer de contemplar a la Cruz del Ávila en todo su esplendor a que lo hagan, ya que no es solo una estructura metálica iluminada, ella es el símbolo navideño de Caracas y, por ende es la representación de los buenos sentimientos y valores que resulta imprescindible rescatar en los complejos tiempos actuales.

 

Alexis Delgado Alfonzo  

Historiador

@historialexis

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: