Economía

Standard & Poor’s califica a Venezuela en “default selectivo”

14 de noviembre 2017.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s rebajó la calificación de la deuda soberana venezolana a SD –las siglas en inglés para “impago selectivo”– lo que supone que Venezuela decidió no cumplir con el pago de un bono específico pero que en general sigue comprometida a saldar sus deudas internacionales. Antes, Venezuela estaba incluida en su categoría de bonos basura.

Según S&P el gobierno de Nicolás Maduro no cumplió con el abono 200 millones de dólares en pagos de bonos con vencimiento en 2019 y 2024 dentro del periodo de gracia de 30 días. También coincide con el vencimiento del pago de intereses del bono PDVSA 2027. “Hay un 50% de posibilidades de que Venezuela pueda incurrir en impago de nuevo en los próximos tres meses”, En consecuencia, la agencia declaró que devalúa la calificación de la deuda soberana venezolana en moneda extranjera de largo y de corto plazo de ‘CC/C’ a ‘SD/D’, lo que significa “default selectivo”.

El periódico británico especializado en economía, Financial Times, reseñó en primera plana “el primer default de Venezuela agrava la crisis” .

Financial Times señala que Venezuela entró en default parcial tras el impago de 200 millones de dólares en sus bonos globales, según la calificación de la agencia Standard & Poors, lo que amenaza con desencadenar el incumplimiento de su abultada deuda externa.

DOn7eNFXUAUcVaX

 

La acción de la agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s se une a la de la calificadora china Dragong Global Credit Rating Co Ltd, la cual informó este lunes que decidió colocar la calificación crediticia de Venezuela en su lista de revisiones negativas debido al deterioro de la economía y finanzas del gobierno nacional.

En un comunicado, emitido por la firma de crédito china, se explicó que “la sombría perspectiva de la reestructuración de la deuda causa una considerable incertidumbre sobre si el gobierno venezolano puede pagar sus deudas que vencen, lo que puede resultar en altos riesgos de incumplimiento”. la calificadora china Dragong Global indicó que Venezuela no tiene capacidad de crear riqueza por sí misma, mientras que las fuentes de pago de la deuda son muy frágiles, por lo tanto, hay riesgo de una baja solvencia en los futuros pagos que deba efectuar el país.

Luis Vicente León: El gobierno ha tenido problemas extremos para cumplir con los tiempos de pago y cruzó la frontera, pero sigue pagando y ofrece pagar

El economista y presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, alertó sobre el impacto que podria representar para la economía venezolana el escenario del default.

“Un default es una garantía de deterioro mayor en la economía venezolana y de mayor aislamiento. Y afecta a la población más que al gobierno. Pero hay que separar la declaratoria de default por incumplimiento de tiempo de pago que por cesación de pagos. En Venezuela no hay aún cesación”, “El gobierno ha tenido problemas extremos para cumplir con los tiempos de pago y cruzó la frontera, pero sigue pagando y ofrece pagar”, “Los problemas operativos y la crisis de flujo de caja pueden terminar en default real, pero no es lo que parece buscar el Gobierno, la búsqueda oficial parece más vinculada al refinanciamiento negociado de deuda, que es la estrategia correcta, pero muy complicada, aseguró León.

Luis Vicente León destacó; “Lo que si esta claro es que el mercado se enrarece y llena de ruidos. Con más desconfianza sobre el futuro de la deuda venezolana, los precios de los bonos se desploman. Algo que tampoco afecta, por ahora, el flujo de caja de Venezuela y podría facilitar la recompra a sus aliados. Lograr refinanciamiento exigiría: Que el gobierno este dispuesto a ceder políticamente y valide a la AN. Que la oposición acepte legitimar el refinanciamiento con otras condiciones a cambio. Que el Gobierno Trump flexibilice las sanciones y que los acreedores acepten las condiciones.

Jorge Rodríguez: Somos buenos pagadores a pesar de lo que digan las calificadores de riesgo, el Departamento del Tesoro, la Unión Europea y Donald Trump.

El Ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez rechazó la publicación de Financial Timesde, así como la calificación crediticia otorgada a Venezuela por Standard & Poor’s “Tanto es el aval pagador de Venezuela que solamente la semana pasada, por concepto de intereses de deuda de Pdvsa, cancelamos más de 2 mil millones de dólares y hoy se ha iniciado el pago de los intereses del servicio de la deuda externa de Venezuela. Todo esto sin dejar de proteger al pueblo de Venezuela”. Rodríguez afirmó que Venezuela es un buen pagador a pesar de lo que digan las calificadores de riesgo, el Departamento del Tesoro, el presidente Donald Trump y algunos acreedores extranjeros a los que el gobierno venezolano señala como responsables de promover una “guerra económica” contra la nación.

Rodríguez, informó que se inició el refinanciamiento de la deuda externa venezolana, “Frente a esa intención de ahogar financieramente la economía venezolana, el presidente Nicolás Maduro diseñó una estrategia para refinanciar la deuda externa de Venezuela y, en consecuencia, dejar con  los crespos hechos a estos genuflexos de la derecha venezolana que se dirigieron a los centros en la Unión Europea, a los centros financieros internacionales, rogando para que se agrediera la economía de Venezuela”.

El Ministro Rodríguez afirmó que durante el encuentro desarrollado este lunes en Caracas con los tenedores de bonos, “Asistieron la gran mayoría de los tenedores de bonos y de manera coordinada, hemos superado esa complejidad porque ayer se inició el refinanciamiento de la deuda externa“.“Con la reunión con los tenedores de bonos de deuda de Venezuela, el país comenzó a neutralizar el cerco financiero que promueve Estados Unidos y agentes de la oposición venezolana”.“Estamos refinanciando la deuda externa. Somos buenos pagadores a pesar de lo que digan las calificadores de riesgo, el Departamento del Tesoro, la Unión Europea y Donald Trump. Nos tienen sin cuidado, vamos a pagar en común acuerdo con los tenedores de los bonos”.

Washington ha prohibido a firmas estadounidenses que hagan nuevos préstamos a Venezuela en represalia por los presuntos “abusos a los derechos humanos cometidos durante los meses de protestas antigubernamentales y las acciones de Maduro para aplastar a la oposición”.

Las nuevas sanciones que Estados Unidos acordó en septiembre prohíben transacciones en bonos emitidos por el gobierno venezolano y PDVSA. Asimismo, impiden operaciones con ciertos bonos en poder del sector público y el pago de dividendos al gobierno por parte de Citgo, la filial estadounidense de PDVSA, lo que restringe marcadamente las fuentes de financiamiento de Venezuela.

Andrés Pérez.

Con información de Financial Times/ EFE/ AP

COMENTARIOS EL JOJOTO
Cliquea para comentar

Déjanos tu opinión

Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: