Mundo

Van más de 400 fallecidos por terremoto de 7.3 en frontera entre Irán e Iraq

13 de noviembre 2017.

Un potente terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter, acontecido en la frontera entre Irán e Irak ha dejado la fatidica cifra, hasta los momentos, de al menos 407 muertos y unos 7.000 heridos.

El sismo sacudió la zona montañosa entre Irán y la región semiautónoma kurda en Irak, se estima que alrededor de 70.000 iraníes han perdido sus hogares a causa del terremoto. y dejó más de 320 muertos.

El terremoto se registró a 204 kilómetros al noreste de Bagdad, y a 104 kilómetros al oeste de la ciudad iraní de Kermanshah. Según medios internacionales, se trata de uno de los mayores terremotos que hayan tenido lugar en Oriente Medio. Se ha sentido en toda la región, desde el Líbano, hasta Israel, Turquía y Kuwait. El epicentro del temblor, situado en un primer momento del lado iraquí de la frontera por el instituto geológico de Estados Unidos (USGS), fue determinado el lunes por la tarde por esta institución, así como por la agencia homóloga iraní, en Irán, muy cerca de la frontera, a unos 50 km al norte de Sar-e Pol-e Zaham, la ciudad más afectada por el sismo

Luego del terremoto de 7,3, se detectó otro de magnitud 4,5 en la escala de Richter, en la ciudad de Sarpol-e Zahab, provincia de Kermanshah, cuyas vías de acceso colapsaron y se desconoce si hay más víctimas.

Iraq

En el lado iraquí la zona más afectada fue el pueblo de Darbandikhan, en la región del Kurdistán. El principal hospital de la población también resultó dañado por el terremoto y se quedó sin electricidad.

“La situación ahí es muy crítica”, le dijo el ministro de salud kurdo, Rekawt Hama Rasheed, a la agencia Reuters. En esa zona, los derrumbes también han dificultado las labores de rescate y hay temores por el posible colapso de una represa en territorio iraquí.

Irán

La mayoría de las víctimas de la catástrofe fueron registradas en Irán, las ciudades iraníes más afectadas fueron Sarpol-e-Zahab, Qasr-e-Shirin y Salas-e-Babajani, en la provincia Kermanshah, donde se decretaron tres días de luto, varias aldeas quedaron sin electricidad y las escuelas fueron cerradas.

El ministro iraní del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli, gestionó mediante un comité el envío de tiendas de campaña, alimentos de primera necesidad, medicamentos y agua potable, entre otros artículos, a las zonas afectadas.

Asimismo, la Media Luna Roja de Irán, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica y el Ejército iraní se movilizaron a las zonas dañadas por el terremoto.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, dijo hoy que es “imperativo que todos los organismos competentes y de socorro trabajen en plena colaboración para proporcionar ayuda, alojamiento y atención a los heridos”.

También garantizó que su Gobierno apoyará a las víctimas con “todos sus recursos, movilizando todas las capacidades a nivel nacional y local”.

Rohaní, quien presidió en Teherán una reunión extraordinaria con su gabinete, tiene previsto viajar a la región, a la que ya se ha desplazado una delegación encabezada por el ministro del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli.

El guía supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, ordenó al gobiernos y a las fuerzas de seguridad movilizar “todos su medios” para ayudar a la población.

Iran zona  sísmica

Irán tiene una gran actividad sísmica. En 2003 en Bam, provincia de Kerman (sureste de Irán) un sismo mató al menos a 31.000 personas y la ciudad quedó casi totalmente destruida.

En abril de 2013, se produjeron dos sismos en Irán, con unos días de diferencia, de magnitud 6,6 y 7,7, el más fuerte en ese país desde 1957. Dejaron una cuarentena de muertos en Irán y otros tantos en el vecino Pakistán.

En junio de 1990, un sismo de magnitud 7,4 en Irán, cerca del mar Caspio (norte), causó 40.000 muertos y más de 300.000 heridos, y dejó sin hogar a medio millón de personas. En unos segundos, una superficie de 2.100 km2, donde había 27 ciudades y 1.871 pueblos repartidos por las provincias de Ghilan y Zandjan, quedó devastada.

Socorristas buscan sobrevivientes en un edificio colapsado en Sarpol-e Zahab, Irán.

Foto: AFP.

Residentes en Sarpol-e Zahab sentados en torno a una hoguera frente a edificios destruidos.

Residentes en Sarpol-e Zaha se vieron forzados a abandonar sus hogares por la destrucción de los edificio y esperar a la intemperie, arropados en mantas y calentándose en fogatas. Foto: AFP.

Transeúntes observan los destrozos y escombros dejados por el terremoto en Irán

Foto:AFP.

Una mujer lamenta la muerte de una víctima.

Se informó que el hospital principal en Sarpol-e-Zahab está completamente destruido. Foto AFP.

Foto: EFE.

Rortz.

Con información de Reuters/ EFE/ BBC Mundo/ Telesur/AFP/ RT/ AP.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: