Mundo

Cataluña declara su independencia. Rajoy destituye a Puigdemont y disuelve Parlamento Catalán

28 de octubre 2017.

El parlamento de Cataluña aprobó este viernes una resolución declarando la independencia de esta región del noreste de España, mientras el Senado español debatía aprobar la intervención de la autonomía regional, para frenar la secesión.

Esta declaración procede por la resolución registrada por los partidos catalanes Juntos por el Sí (JustxSí) y la Candidatura de Unidad Popular (CUP), entregada esta mañana, con el objetivo de declarar a Cataluña como Estado independendiente y soberano, el Parlament votó para decidir sobre la situación catalana.

“Declaramos que Cataluña se convierte en un estado independiente en forma de República”, asegura la resolución aprobada con 70 votos a favor, dos en blanco y 10 en contra, tras una votación secreta ante un hemiciclo semivacío del que se ausentaron varios partidos de la oposición. Tras la votación, los diputados comenzaron a cantar el himno catalán, Els Segadors, concluyendo con un sonoro “Visca Catalunya” (Viva Cataluña).

La moción fue aprobada con 70 votos a favor, 10 en contra y 2 en blanco. Pero 53 diputados -de un total de 135- pertenecientes a los principales partidos contrarios a la independencia, abandonaron el recinto antes de la votación para dejar constancia de su rechazo a la iniciativa.

La moción, se insta al gobierno autonómico a tomar todas las medidas necesarias para la entrada en vigor de la llamada “Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República”, que tendría que dar lugar al inicio de un “proceso constituyente”.

El texto de la resolución recién aprobada recoge la propuesta de una “constitución de la República catalana, como Estado independiente y soberano, de derecho, democrático y social”.

La Ley de Transitoriedad, que fue aprobada por el Parlament en septiembre, sienta las bases legales para la ruptura entre Cataluña y España.

Pero la misma fue inmediatamente declarada ilegal por el Tribunal Constitucional español y es una de las razones por las que el gobierno de España ha acusado a la comunidad autónoma de “actuaciones ilegales y antidemocráticas”.

Una vez concluida la sesión, el presidente catalán Carles Puigdemont, se dirigió a la población de Cataluña diciendo que el parlamento había “culminado” el mandato del referendo del 1 de octubre. Decenas de miles de independentistas concentrados este viernes cerca del Parlamento de Cataluña, en Barcelona, recibieron con un estallido de júbilo la declaración de independencia del parlamento de esta región del resto de España, la sesión parlamentaria fue retransmitida en directo en pantallas gigantes, en dos amplias vías repletas de personas en las afueras del parque de la Ciudadela, en el centro de la capital catalana.

Descorchando botellas y con los brazos entrelazados, los manifestantes entonaron con fervor el himno de Cataluña, muchos con el puño en alto. “Nos ha costado tanto llegar a este momento”, dijo Judith Rodríguez, una trabajadora social de 38 años con lágrimas en los ojos. Por su parte, José Ligero, gestor inmobiliario de 43 años, afirmó: “Entiendo que hemos ido por un camino que no está bien visto por otras partes del mundo, pero no tuvimos elección. Esto no lo han llevado los políticos, esto salió de la calle”.

Independencia de España

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, tras aprobarse en el pleno del Parlament la declaración de independencia. Foto: EFE

Celebran declaración de independencia Cataluña

Pau Barrena. Foto: AFP

Cataluña

Foto:Reuters

Cataluña

Foto:Reuters

La independencia de una región dentro de la actual Unión Europea es un acto inédito, que ha sido rotundamente descalificado por las instituciones en Bruselas y por los socios del gobierno español.

La última vez que Cataluña, una región con lengua propia, intentó proclamar la independencia fue en octubre de 1934, cuando el entonces presidente Lluís Companys anunció una “República catalana” dentro de una “República federal española”.

Ese intento, en un clima de insurrección en otras partes de España, duró apenas diez horas, acabó con decenas de muertos y provocó la suspensión del autogobierno.

Ocho décadas después, el Senado español se disponía de nuevo a decretar la suspensión del gobierno catalán.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, llamó este viernes a mantener la lucha por la independencia de manera pacífica y cívica, después de que el Parlamento declarara la secesión de esta región de España.

España cuenta con 17 autonomías con amplias competencias jurídicas y políticas, similares a países de raigambre federal, como Alemania.

Cataluña y País Vasco, pioneras en el autogobierno y con un importante grado de desarrollo social y económico, fueron las primeras comunidades en recuperar su estatuto de autonomía, en diciembre de 1978, con la vuelta de la democracia a España.

Rajoy destituye a Puigdemont y disuelve Parlamento Catalán

El presidente de España, Mariano Rajoy.

A petición del gobierno de Mariano Rajoy, la cámara, con mayoría conservadora, aprobó la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que permite la suspensión de una autonomía en aras de la unidad y el bienestar del país.

Poco después de la votación en el Parlament, el Senado español aprobó un paquete de medidas que le otorgan al gobierno español la potestad de destituir a todo el gobierno catalán y disolver el parlamento de la comunidad autónoma.

Las medidas están amparadas en el artículo 155 de la Constitución española, aplicable cuando una de las regiones del país no está cumpliendo con la legalidad vigente.

El jefe del gobierno de España, Mariano Rajoy, anunció este viernes las primeras medidas contra la “escalada de desobediencia” en Cataluña (cuyo Parlamento declaró la independencia) que incluyen el cese de su gobierno, la disolución del Parlamento y elecciones regionales para el 21 de diciembre.

“Estas son las primeras medidas que ponemos en marcha, para evitar que los hasta ahora responsables de la Generalitat puedan seguir dando pasos en su escalada de desobediencia y de agresión a nuestra Constitución”,

“Hoy he disuelto el Parlamento de Cataluña, y el próximo 21 de diciembre se celebrarán elecciones autonómicas que serán limpias, libres y legales”. “Las medidas buscan evitar el secuestro inadmisible de una mayoría de los catalanes y el hurto de una parte de su territorio al resto de españoles”, afirmó Rajoy.

La vicepresidenta del gobierno de España, Soraya Sáenz de Santamaría, ha sido designada por Mariano Rajoy para tomar el control de Cataluña. Un Boletín Oficial del Estado declaró la designación de Sáenz de Santamaría, tras cesar a Carles Puigdemont como presidente regional, Oriol Junqueras como vicepresidente y otros líderes catalanes.

Pero el cesado presidente de la Generalitat rechazó su destitución en un mensaje televisado.”En una sociedad democrática son los parlamentos los que escogen o cesan a los presidentes“, expresó el líder separatista. “Nuestra voluntad es continuar trabajando para cumplir con los mandatos democráticos y ahora buscar la máxima seguridad y estabilidad”.

Rortz

Con Información de EFE/ Reuters/ ABC/ Telesur/ AFP/ RT/ El Pais

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: