Economía

La que se nos viene: Bitcoin a la canasta

05 de octubre 2017.

La creación de una canasta de divisas como medio de relacionamiento con el exterior, resulta un paso fundamental en la creación de una economía independiente de dólar. Sin embargo, puede ser un error seguir amarrándose a las tradicionales monedas fiduciarias, emitidas con por bancos centrales, que tienen capacidad de creación de liquidez infinita y que pueden tomar actitudes hostiles. Es por ello que resulta fundamental la inclusos de otros activos como el oro o el petróleo y fundamentalmente las criptodivisas fundamentales para la creación de un sistema de pagos verdaderamente independiente.

En su alocución ante la Asamblea Nacional Constituyente, el presidente Nicolás Maduro mencionó los yuanes, las rupias y los yenes entre las monedas a utilizarse para la canasta de monedas que relacionará el bolívar con el resto del mundo. La idea no es novedosa pues se basa en los Derechos Especiales de Giro (DEG) unidad creada por el FMI en 1969 para equilibrar los intercambios mundiales y las reservas internacionales de los países miembros.

En la actualidad participan de los DEG el dólar de EE.UU., el euro, el renminbi chino (RMB), el yen japonés y la libra esterlina. Con una ponderación de 41,73% para el dólar de EE.UU.; 30,93% para el euro; 10,92% para el renminbi chino; 8,33% para el yen japonés; y 8,09% para la libra esterlina. Cada cinco años se revisa la composición de la canasta, cada semana se revisa la tasa desinterés aplicada para las deudas en DEG y todos los día se publica el valor de un DEG de acuerdo al funcionamiento de los mercados.

El bitcoin, la más importante de las criptodivisas, es un activo convertible a cualquier moneda en el mundo y su red representa un medio de pago independiente de los grandes bancos internacionales, lo que la hace inmune a cualquier tipo de sanciones, ataques o saboteos.

Para desarrollar este sistema de pagos independiente podemos echar mano de la tecnología de la cadena de bloques para dividir esta canasta de monedas en fichas o “tokens” que, al ser transmitidas por la red, sirvan como un medio de pago, mucho más seguro y barato que el SWIFT, pudiendo incorporar de manera automatizada herramientas de verificación de identidad y prevención de la evasión fiscal, las autoridades podrán verificar en tiempo real las operaciones para prevenir fraudes y detectar movimientos sospechosos. Al hacerlo de manera más rápida y segura muy pronto el opaco sistema de pagos entre bancos que existe en la autoridad, quedaría casi de uso exclusivo para criminales y contrabandistas.

A diferencia del oro, el bitcoin tiene una producción limitada pues en el año 2040 su circulante estará limitado a 21 millones de unidades, con una demanda creciente no es difícil imaginar que su precio alcance cotas superiores a las que hemos visto, beneficiando a nuestra canasta de monedas, con la ventaja de que seremos los primeros en entrar en este sistema financiero.

La tecnología de las criptomonedas hoy mueve al mundo, tenemos la oportunidad de convertirnos en el nuevo epicentro financiero internacional y permitir el nacimiento de la nueva economía.

Jeanpier Anayajeanpieranaya

Internacionalista Egresado UCV,  Master en Mercados Financieros

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: