Mundo

Se reportan 248 fallecidos tras terremoto de 7.1 en México

20 de septiembre 2017.

El terrible terremoto de 7,1 grados que sacudió a México este martes ha dejado, hasta los momentos, el fatídico saldo de 248 fallecidos: 72 en Morelos, 117 en Ciudad de México, 43 en Puebla, 12 en Estado de México, 3 en Guerrero y 1 en Oaxaca.

En una macabra coincidencia el terremoto de magnitud 7,1 de este martes ocurrió exactamente en el 32do aniversario de un sismo de 1985 que dejó miles de fallecidos en la capital, y poco después de un simulacro a nivel nacional para recordar este hecho.

Según la alcaldía de Ciudad de México, unos 50 edificios colapsaron en zonas del centro y sur de la capital, donde cuando anochecía muchas personas observaban desalentadas sus hogares severamente dañados. Los barrios más afectados se encuentran sin energía eléctrica, interrumpida por las autoridades para evitar posibles explosiones ya que se reportaban fugas de gas natural, que corre en tuberías subterráneas.

El epicentro del terremoto fue ubicadoen Axochiapan, estado de Morelos, a 120 kilómetros de Ciudad de México.

Cientos de rescatistas, más de 3.600 militares y numerosos civiles voluntarios retiraban escombros con sus manos en edificios colapsados, sobre todo viviendas.“¡Silencio! ¡Parece que alguien grita!”, se escuchaba de manera repetida en edificios colapsados. Los aplausos y las vivas irrumpían cuando conseguían sacar a un sobreviviente.

Las autoridades han dispuesto albergues para que pasen la noche familias que han perdido su casa o registra severos daños estructurales, mientras que otras pernoctaban en la calle o donde familiares. Al colapsar las comunicaciones telefónicas, la mensajería por whatsapp se convirtió en la única forma de comunicación en el centro del país. Algunas personas que fueron rescatadas de los escombros consiguieron ser localizadas gracias a esa aplicación, según rescatistas.

Con un puño levantado o al grito de “¡Silencio!”, los rescatistas -desde los llamados Topos que se especializaron en recate con el sismo de 1985, hasta civiles voluntarios- no pararon durante la madrugada con la esperanza de escuchar algún ruido que indicara que había un sobreviviente entre los escombros. Mientras se excavaba y retiraban escombros en botes de plástico que son pasados de mano en mano, un Topo se internaba en un boquete en busca de sobrevivientes. Cuando lo conseguía, el silencio se rompía entre vivas y aplausos.

Gran parte de la ciudad no descansó. La AFP constató que en las calles circulaban numerosas camionetas de carga trasladando agua, alimentos, medicinas y otros artículos, mientras que en otras se observaban a rescatistas equipados con palas y picos. En parques públicos de la zona Roma-Condesa se instalaron campamentos en donde se reunía ayuda para rescatistas y damnificados.

Numerosas personas durmieron en la calle sobre cobijas o dentro de tiendas de campaña. Las clases en la capital y en los estados afectados fueron suspendidas por el gobierno hasta nuevo aviso mientras que empresas y oficinas públicas trabajarán con el personal esencial.

EL DRAMA DE LA ESCUELA ENRIQUE REBSAMEN

Entre las víctimas hay al menos 32 niños entre las 37 personas que murieron cuando colapsó la escuela Enrique Rébsamen, en el sur de Ciudad de México. En el colegio un ala del edificio de tres pisos se derrumbó convirtiendose en un enorme montón de losas de concreto. Los rescatistas tuvieron que apalancar las losas de concreto caídas con vigas de madera para evitar que siguieran derrumbándose y aplastaran cualquier pequeño resquicio de aire que quedara. Unos 14 niños han sido rescatados de las ruinas y se encuentran bajo observación médica. La mayoría de los estudiantes, de acuerdo a la versión de los directivos, logró salir antes de que el edificio se derrumbara.

Una mezcla de voluntarios del vecindario, policías y bomberos utilizaba perros entrenados y sus manos desnudas para buscar entre los escombros de la escuela.

El presidente Enrique Peña Nieto, que estaba fuera de capital al momento del sismo y regresó para coordinar las labores de rescate, visitó por la noche la escuela primaria Enrique Rebsamen, un edificio de tres pisos que se desplomó con el sismo. “Lamentablemente varias personas han perdido la vida, incluyendo niñas y niños, en centros educativos, edificios y viviendas. Quiero expresar mis condolencias a quienes perdieron un familiar o un ser querido”, “La prioridad en este momento es continuar el rescate de quienes aún se encuentran atrapados y dar atención médica a los heridos”, dijo Peña Nieto en su primer mensaje tras el terremoto.

Este miercoles en horas de la mañana equipos de rescatistas hacian desesperados esfuerzos para rescatar a una niña que se encontraba atrapada entre los escombrosde la la escuela Enrique Rébsamen

En Ciudad de México funciona un sistema de alarmas que se activa un minuto antes del sismo, pero periodistas de AFP dijeron que esta vez se escuchó la alarma al mismo tiempo que comenzó a sentirse el temblor toda vez que el epicentro estuvo a menos de 200 km de distancia de la capital. El pasado 7 de septiembre, un terremoto de 8,1, el más fuerte en un siglo en México, causó 96 muertos y más de 200 heridos en el sur del país, especialmente en los estados de Oaxaca y de Chiapas.

Foto: EFE.

Foto: EFE.

Resultado de imagen para escuela Enrique Rébsamen

Bomberos y equipos de rescate buscan entre los escombros sobrevivientes del terremoto de 7,1 que golpeó a México.

Foto:AFP.

Numerosas edificaciones resultaron dañadas en Ciudad de México.

Foto:AFP.

Foto: EFE.

Rápidamente cuadrillas se pusieron a trabajar en rescate de personas.

Foto:AFP.

Foto: EFE.

Foto: EFE.

ATERRADORES VIDEOS: Así colapsan varios edificios en la Ciudad de México tras el terremoto de 7,1

Rortz.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: