Economía

La que se nos viene: la criptomoneda china y el nuevo orden financiero mundial

25 de julio de 2017

Resultado de imagen para JEANPIER ANAYA

El Banco central de China  ha anunciado  el desarrollo de una criptodivisa propia, a fin de facilitar el acceso a los servicios financieros a una parte de la población que aun se cuenta por miles de millones y que cada día está más conectada a la economía internacional.

En las grandes ciudades chinas, ya es más común el uso de mecanismos de pago como WeChat o Alypay , que utilizan aplicaciones para el teléfono celular que el uso de tarjetas y que incluso el efectivo. No es aun el caso en el interior del país donde la infraestructura se encuentra en un rápido, pero aun incompleto proceso de expansión.

Sin embargo, por convenientes que resulten estas tecnologías, siguen siendo servicios ofrecidos por terceros en cooperación con los bancos. Para disfrutar de los servicios es necesario no solo la aplicación sino también ser cliente de un banco universal.

La idea que el Banco del Pueblo quiere implementar es facilitar el uso de medios de pagos virtuales basados en la cadena de bloques o blockchain como parte de la masa monetaria al mismo tiempo que los billetes y monedas. La naturaleza del blockchain permite la emisión de una cantidad limitada de moneda, lo que aumentaría el valor del yuan chino como moneda de reserva en sintonía con los planes de Beijing de internacionalizar el yuan.

El sistema también facilitará a exportadores chinos cobrar fácilmente en yuanes y disponer una herramienta para el comercio a gran escala.

China es la primera economía importante en dar un paso en esta dirección. Hasta los momentos las economías desarrolladas habían apuntado sus aspiraciones reguladoras hacia la formalización del bitcoin como medio de pago o bien hacia su clasificación como activo con un valor de mercado y su declaración como “ingreso” ante las autoridades fiscales. La propia China prohibió el año pasado a sus bancos realizar operaciones con bitcoins. M

En Africa, Tunez ha dado pasos similares a los de China creando el e-dinar, una version digital de su moneda utilizada para pagos locales y remesas.

Hace unas semanas, el Banco Santander  junto a un consorcio de más de 70 bancos, inició la fase de pruebas de un sistema de pagos interbancarios basado en la cadena de bloques, que agilizará las transferencias interbancarias y los pagos internacionales.

La cadena de bloques, tecnología que hizo posible el desarrollo del bitcoin y las criptodivisas se presenta hoy como el principal elemento de las finanzas por venir y es necesario que las naciones en desarrollo den el salto a esta tecnología, si desean una efectiva incorporación a los mercados internacionales.

La jugada de China, nos dice mucho acerca de como se compraran las finanzas con la que pronto sera la economía de mayor alcance mundial.

La perdida de la posición relativa de Estados Unidos en el comercio internacional, el surgimiento de nuevas potencias y las necesidad cada vez mayor de transacciones internacionales rápidas y confiables hacen inminente que el uso de las criptodivisas sustituya el actual sistema de moneda fiduciaria que se hecho norman el mundo actual.

 

Jeanpier Anayajeanpieranaya

Internacionalista Egresado UCV,  Master en Mercados Financieros

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: