Curiosidades

Origen del Día de San Juan

24 de junio 2017.

La cultura venezolana es realmente rica y se nutre evidentemente de manifestaciones culturales provenientes de España, condición normal del proceso de transculturación derivado de la conquista y colonización de los territorios ultramarinos.

Una de las tradiciones que hemos copiado de España pero que, no obstante hemos dotado de nuestra propia manera de ser es las festividades de San Juan.

A lo largo de este artículo nos dedicaremos a exponer de manera resumida el origen de la fiesta de San Juan, para de este modo arrojar un poco de luz sobre los motivos que han contribuido a que esta manifestación cultural goce de tanto arraigo tanto en nuestro pueblo como en tantas otras naciones.

Para iniciar tenemos que decir que la fiesta de San Juan es una celebración cristiana pero con altísimos orígenes “paganos”, lo cual es algo muy frecuente de encontrar en las fiestas del cristianismo, el cual absorbió buena parte de las festividades religiosas “paganas” en un esfuerzo por ganar fieles entre los cultos pre cristiano.

La fiesta de San Juan no es otra cosa que la celebración que se hace para darle la bienvenida al solsticio de verano (llegada oficial de la temporada de verano en el hemisferio norte).

Aun cuando la fiesta de San Juan goza de una altísima aceptación mundial, en España y Portugal tienen un atractivo supremo, sobre todo para el caso del primero de éstos, para el cual, San Juan tiene una relevancia de vital trascendencia. En regiones como Cataluña, Andalucía, Valencia, León, Aragón, Castilla, Canarias, Baleares, País Vasco, Cantabria, Madrid, Galicia, en fin, a lo largo y ancho de todo el extenso territorio de España celebran con distintas variantes culturales el día de San Juan.

Un elemento que se puede encontrar en todas las celebraciones de San Juan es la reunión y compartir de los participantes alrededor de una hoguera, la cual tiene un importante valor simbólico que se puede entender en dos conceptos distintos e importantes. En primer lugar, por excelencia, el elemento fuego es asociado simbólicamente con el principio de la purificación, tras lo cual podemos entender que el fuego está presente en la festividad de San Juan con el claro propósito alegórico de purificar a los devotos. Empero, este no es el único elemento a considerar desde la perspectiva simbólica; el fuego de las hogueras presentes en las fiestas de San Juan también tienen otra denotación y es pedir a Dios, por medio de San Juan que, el poder calórico de la hoguera estimule al sol para que los días cálidos duren toda la temporada veraniega, lo cual es un gran obsequio para lugares que poseen 9 meses de frío.

Desde la antigüedad ha representado una verdadera controversia la fecha exacta en la cual se celebra el solsticio de verano y por ende la festividad de San Juan, debido a que la jornada difiere en los cálculos entre el 21 al 24 del mes de junio, sin embargo, de manera convencional se ha dejado como día festivo el 24 de junio.

En nuestra amada Venezuela, aún cuando el día de celebración es el referido 24, la festividad inicia el 23 en la noche con la denominada vigilia del santo. En esta parte del ritual se pasa toda la noche celebrando con cánticos al ritmo del más incansable sonido del tambor heredado de nuestros ancestros africanos. Con estos tambores se celebra el nacimiento de San Juan.

Después de una misa solemne en honor al santo se inicia con nuevos bríos el repique de tambores todo el día 24. Los fieles danzan con pañuelos de colores al ritmo frenético de los tambores de San Juan. De igual modo son tradicionales los versos que se le entonan al son de los cueros al santo, así como también se estila los bailes con movimientos sensuales de cortejo del hombre hacia la mujer.

Cada localidad tiene su propia figura de San Juan, la cual, en un momento determinado del día se coloca en una pequeña embarcación denominada Peñero y se trasladan a los diversos santos a un poblado llamado Ocumare de la Costa donde todas las embarcaciones portadoras de la figura sagrada de los santos de las regiones pernoctan en la mágica noche del día de San Juan, donde, teniendo como centro de las acciones a una inmensa hoguera, los devotos colocan los tambores alrededor de esta para iniciar el repique final de los tambores en honor a San Juan.

También existen un conjunto interminable de creencias populares y cósmicas derivadas de la festividad en honor a San Juan tales como: Cortarse el cabello en el día del santo hace que crezca de manera apresurada y sano, si un niño nace en ese día, el infante al llegar a la adultez será fiestero y, en el caso de las mujeres nacidas en esa jornada serán ardientes bailarinas, darse un baño en el mar durante la noche de San Juan garantiza la salud para todo el año.  En fin existen una cantidad inagotable de tradiciones alimentadas sobre todo en los pueblos referentes a las festividades de San Juan.

Como podemos notar, la fiesta del día de San Juan no es exclusivamente venezolana, ni tampoco es una manifestación de orígenes afrodescendientes, sino que en esta mágica tierra donde caben todos los colores y culturas, las tradiciones de orígenes europeos toman nuestras propias características adaptadas a nuestra idiosincrasia.

Alexis Delgado Alfonzo

Historiador.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: