Deportes

Es como llorar sin las lágrimas. Por Lazaro “Papaito” Candal

12 de junio 2017.

Lazaro “Papaito” Candal.

Es como llorar sin lágrimas, querer pero no poder, como si te saliera la sangre sin heridas y tú las buscas hasta que te encuentras que las lágrimas están en tú corazón que llora pero para dentro porque para fuera no puede. Por eso tu cuerpo no encuentra como hacer para enfrentarse a la realidad, para encontrar lo que busca sin encontrarlo, porque no lo dejan los contrastes de la sinrazón del fútbol que logra disgustarte de lo que tanto te costó lograr para que lo perdieras en esos errores equivocados, como decía el poeta.

Tan bien que jugaste y que por eso ganaste Vinotinto de mi alma, sentimiento y corazón que hasta perdiendo eres victoriosa porque siendo segunda hiciste más por ser grande que por quedarte sin título. Todos sabíamos que sí, que en este final contra un Reino que es Unido, pero por reino y por unido ni fue más reino que tú ni más unido que tú.. Ese es el drama del llanto, de que el llanto no de lágrimas ni las heridas den sangre. Es curioso que pueda pensar que a veces las derrotas son más importantes que las victorias

Nunca una derrota fue tan triste, ni tan hermoso un esfuerzo, aunque no valga para compensar la grandeza de tu sacrificio, la generosidad de tú entrega el alcance de tu temple y la casta del sudor que te salía del alma. ¡Qué hermosura! Y ¡Qué Vergüenza! Qué lindo ser venezolano con esa entrega tan hermosa que todo el mundo vio y admiró y que, sin duda te valió para darte cuenta de que además de ser un futbolista de cuerpo entero, como nunca hemos tenido, eres un venezolano que tienes que sentirte muy orgulloso porque por encima de ser un gran futbolista, fuiste un hombre. Un reverendo macho.

Nunca tuvimos dudas de que, luego de derrotar a los germanos por aquel contundente dos a cero, las puertas del éxito se multiplicarían por más que un triunfo fue una sucesión de grandísimos valores humanos aplicados a la teoría del esfuerzo unido en defensa de los colores de la tricolor que eran los colores de la patria y de los millones que seguíamos impresionados la fantasía de tu grandeza futbolística testimonial.

No voy a decir nombres, solamente recordaros como hermanos del alma, que vale más que los nombres lo mucho que nos habéis dado, lo mucho que todo el grupo le regaló a la nación venezolana, para demostrarle hasta donde pueden llegar nuestros valores humanos cuando el pueblo es su denominador común de respeto, guía y superación.

Ser subcampeones del mundo, y ser como lo han obtenido todos ustedes, es mucho más importante, incluso, que haber sido campeones, por lo que tiene de transcendente y privilegiado esa inmensa ansia de triunfo, por hacernos felices y, por eso mismo, grito, emocionado, eufórico, agradecido, admirado y asombrado que viva la bendita madre que parió a todo el combinado de este grupo de venezolanos que le acaban de rendir un tributo y una demostración de amor, entrega a Venezuela que jamás en la historia había recibido.

América, Europa y el mundo, lo pueden creer, se está rindiendo a sus pies. Y, mañana, aaaaaaaayyyyyy mañana, a dónde llegarán jugando de esta manera al fútbol… Venezuela es suya, hermanazos del alma.

Lazaro Candal

Que Hiciste Papaito

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: