Economía

Goldman Sachs sobre la compra de Bonos PDVSA: Creemos que la situación en Venezuela mejorará

31de mayo 2017.

El Grupo Goldman Sachs Inc. defendió su decisión de comprar 2.800 millones de dólares en bonos de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), acción que originó duras críticas por parte de los sectores de la oposición venezolana.

El diario Wall Street Journal, informó que  la empresa estadounidense compró la semana pasada papeles de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) con un descuento de un 69%. Goldman Sachs confirmó dicha adquisición en un comunicado en el cual se destacad que el grupo inversor considera que la situación en Venezuela “tiene que mejorar con el tiempo”.

El Grupo Goldman explica; “Hemos invertido en bonos de PDVSA porque, como muchos en la industria del manejo de activos, creemos que la situación en el país deberá mejorar con el tiempo. Compramos estos bonos, que fueron emitidos en 2014, de un corredor en el mercado secundario sin tener que interactuar con el gobierno de Venezuela. Están asegurados en fondos y cuentas que administramos en representación de nuestros clientes”.

“Muchos inversionistas hacen a diario inversiones similares a través de fondos mutuos, fondos de índice y ETFs (fondos de inversión cotizados) que también contienen fondos de PDVSA. Reconocemos que la situación es compleja y en proceso de evolución y que Venezuela está en crisis. Aceptamos que la vida allí tiene que mejorar con el tiempo y hemos hecho la inversión en parte porque así lo creemos”.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Andrés Borges, envió una carta a Lloyd  Blankfein, director ejecutivo de Goldman Sachs, en la misiva Borges condena la transacción y se manifiesta “Escandalizado por la decisión de Goldman Sachs de entrar en un compromiso de transacción de compra por $2.8 billones con el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, la cual provee sustento financiero a su régimen autoritario el cual está sistemáticamente violando los derechos humanos de los venezolanos. Su decisión de ayudar e incitar el régimen dictatorial de Venezuela es una clara violación del Código de Conducta y Declaración de Derechos Humanos de Goldman Sachs, los cuales supuestamente declaran que su institución financiera ‘reconocen y toman seriamente sus responsabilidades para ayudar a proteger, preservar y promover los derechos humanos en todo el mundo’. Es aparente Goldman Sachs decidió hacer buen dinero del sufrimiento del pueblo venezolano”.

Borges ha advertido que esta deuda carece de validez ya que no fue aprobada por el Poder Legislativo, adicionalmente el líder de la organización política, Primero Justicia, ha asegurado que ha enviado cartas a importantes bancos globales para exigirles que no hicieran ninguna operación con Venezuela. “Tengo la intención de recomendar a cualquier futuro Gobierno democrático en Venezuela a no reconocer ni pagar estos bonos”

Decenas de personas convocados por la plataforma “SOS Venezuela NY”, protestaron este lunes frente a la sede central de Goldman Sachs en Nueva York, calificando la transacción del banco como “inmoral” y una forma de apoyo al presidente Nicolás Maduro.

“Una cosa es que quieras aprovecharte del mercado. El dinero no tiene corazón y nadie le pide eso a los inversionistas. Pero es que las operaciones con la república están financiado delitos de lesa humanidad”, dijo a BBC Mundo Rafael Guzmán, diputado opositor y miembro de la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional.

La Venezuela de las administraciones Chávez y Maduro se ha caracterizado por ser buen pagador de una deuda que cada vez coloca en los mercados a mayor coste, en en ese sentido se enmarca la operación de Goldman Sachs, que la compró con un descuento del 69%.

“Es el rendimiento más grande de la historia de los mercado financieros internacionales”, dijo a BBC Mundo el economista Alejandro Grisanti, experto en deuda. Grisanti afirmó que el hecho que el Banco Central haya vendido “muy por debajo del precio de mercado” habla del mal momento por el que pasa la economía venezolana y la necesidad de liquidez del gobierno. El economista cree clave conocer quién fue el intermediario, ya que Goldman Sachs no compró los bonos directamente al Estado.

Grisanti afirma, sin embargo, que el banco no se puede escudar en que la operación fue en el mercado secundario. “Es muy difícil que unos banqueros con la experiencia que tienen en esta compra y venta de bonos no supieran que están financiando de manera indirecta al Estado”.

El economista venezolano Ricardo Hausmann, profesor en Harvard, exministro de Planificación durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez cuestionó las condiciones bajo las cuales se efectuó la transacción financiera y califica de “inmoralidad” la operación de Goldman Sachs. “Son nuevas heridas en la piel de Wall Street”, afirmó.

El economista alerta que el Gobierno de Maduro podría tener intenciones de no pagar la deuda, por lo que Venezuela se vería obligada pronto a una reestructuración. “No es oxígeno, es heroína. Es endeudarse al 48%. El que se endeuda y no tiene cómo salir del hueco se mete más hondo”, dijo a BBC Mundo y muy crítico con el gobierno de Maduro.

Sin embargo la reciente venta de bonos de la petrolera PDVSA supone una derrota para quienes se empeñan en desacreditar en el escenario internacional la estabilidad financiera del Estado venezolano. Las agencias de noticias EFE y EPA señalan que cuando se completó la operación de compra por parte de Goldman Sachs, las reservas internacionales del Banco Central de Venezuela pasaron de 442 millones de dólares a 10.800 millones.

La transacción entre la estatal petrolera venezolana PDVSA y el grupo Goldman Sachs confirma que en el mercado internacional, las empresas públicas venezolanas como PDVSA son percibidas como entes financieros sólidos pese a la situación económica que enfrenta actualmente la nación suramericana.

Rortz.

Con Información de EFE / EPA/ BBC MUNDO/Wall Street Journal/ Goldman Sachs Inc. 

 

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: