Mundo

Juan Manuel Santos impone TOQUE DE QUEDA en Buena Ventura para frenar disturbios

24 de mayo 2017.

El presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, ante los disturbios que se han presentado  en el departamento del Valle del Cauca, impuso un TOQUE DE QUEDA  en la ciudad de Buenaventura, del mencionado departamento.

Las manifestaciones en el departamento del Valle del Cauca, se han presentado desde el pasado viernes, cuando en horas de la noche acontecieron saqueos y disturbios en Buenaventura, el principal puerto de Colombia sobre el Océano Pacífico, donde un paro cívico que exige mejoras para esta región empobrecida  ha dejado un policía muerto y varios lesionados.

El Presidente Juan Manuel Santos repudio el saqueo a comercios “Respeto y defiendo derecho a la protesta. Vandalismo y saqueos no son permitidos. Situación en Buenaventura, bajo control de fuerza pública”.

Las razones de la Protesta

Buenaventura sufre de grandes carencias de infraestructura y problemas de seguridad por la presencia en la zona de numerosas bandas criminales que se disputan las rutas para sacar droga de Colombia, primer productor mundial de cocaína según la ONU.

Buenaventura es una clara contradicción, por un lado es el puerto más importante de Colombia y por el otro uno de sus municipios más pobres. La riqueza que sale no entra. Por eso, los bonaverenses, que contados por el Dane suman casi 400.000, decidieron salir a las calles, parar el comercio y reclamar desde el pasado 17 de mayo.

Buenaventura no tiene un hospital de tercer nivel, ni siquiera uno de segundo nivel, el más importante es el Hospital Luis Ablanque de La Plata, el cual no tiene la capacidad para atender a toda la población. En Buenaventura literalmente “no hay cama pa’ tanta gente”, algunos enfermos incluso son atendidos en la Clínica Santa Sofía del Pacífico que es privada, pero allí tampoco dan abasto. Finalmente son remitidos a Cali pero esto trae consigo otras implicaciones. “La gente se muere en el camino, en la vía Cali están construyendo la doble calzada y a veces hay problemas de derrumbes”, explicó Jesús Hernando Rodríguez, personero. A quienes logran llegar se les atraviesa en el camino la dificultad para sobrevivir en la capital mientras su familiar es atendido.

“No tenemos agua potable en nuestras casas como en el mundo moderno, no, a nosotros nos toca luchar para tener agua”, explica un bonaverense. Y es que a pesar de la riqueza hídrica con la que cuenta el puerto, el agua llega de forma intermitente. Tal como explica el Departamento de Planeación Nacional (DPN), Buenaventura tiene un 60% de cobertura de alcantarillado, lo que traduce en un 76% de cobertura de acueducto urbano, con una continuidad de 9,8 horas cada dos días.

En Buenaventura la tasa de desempleo es del 62% y el empleo informal llega al 90,3%.

SOS para Buenaventura Esa fue la expresión que usó monseñor Héctor Epalza, arzobispo de Buenaventura, para pedir ayuda. “Lanzo un SOS al gobierno nacional, merecemos un trato mejor para que no se vuelva la situación social de Buenaventura peor de la que está. Pedimos al gobierno nacional que ordene a las fuerzas acabar con estas ofensivas a un pueblo que ha sufrido mucho y que quiere la paz”, manifestó. A este clamor se han sumado personas como Willy García, exvocalista de Grupo Niche, quien cantando invitó a su pueblo a continuar reclamando pues “son muchas las irregularidades, es mucho el maltrato, y como dijo alguien por ahí ‘Colombia necesita de Buenaventura, no solo Buenaventura de Colombia’”.

DENUNCIAN REPRESIÓN

Los habitantes de Buenaventura denunciaron que en vez de atención del Ejecutivo, reciben represión por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) del vecino país. Los agentes del Esmad usaron gases lacrimógenos para dispersar a los protestantes, a pesar de que en el sitio se encontraban personas de la tercera edad y niños. “La situación se desbordó y es necesario un puente internacional que sirva como intermediario entre fuerza pública y comunidad”, aseguró el Consejo Nacional Afrocolombiano de Paz (Conpaz), en un comunicado en el que solicita una “acción urgente” para resolver la situación de manera que no haya más represión, dicho colectivo realizó una movilización en el marco de la celebración del día de la afrocolombianidad. Miles de personas marcharon para exigir respuestas del Ejecutivo colombiano para esta marginada región.

El Toque de Queda

Luego de celebrar un Consejo de Seguridad en Buenaventura, las autoridades confirmaron que por orden del Gobierno el toque de queda, comprendido entre las 6:00 de la tarde y las 6:00 de la mañana (hora local), se mantendrá por tiempo indefinido, con el objetivo de evitar saqueos y preservar el orden público, refieren medios locales.

La gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, indicó además que la seguridad en Buenaventura fue reforzada con 1.500 policías y más de 700 militares, mientras que el ministro de Medio Ambiente de Colombia, Luis Gilberto Murillo, indicó que el puerto que da al océano Pacífico, se encuentra controlado.

El funcionario, designado por Santos para dialogar con los habitantes de la región, que ayer cumplieron una semana de un paro cívico, reiteró que es necesario una mesa de negociación que permita resolver los problemas que generaron esta protesta. “Buenaventura requiere de soluciones estructurales en términos de salud, vialidad, acueducto e infraestructuras en general”, indicó.

Rortz.

Con información de AFP/ El Espectador/ Semana.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: