Política

Marcha de oposición llegó a la Conferencia Episcopal Venezolana en Montalbán

23 de abril 2017.

Vestidos de blanco, miles de opositores venezolanos se movilizaron este sábado sin inconvenientes hacia la Conferencia Episcopal en una “marcha del silencio”, tras el recrudecimiento de la violencia que dejó 20 muertos en tres semanas de protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro.

En medio de un amplio despliegue de seguridad, un grupo llegó primero con una gran bandera venezolana a la sede de la institución eclesiástica en Caracas –considerada por el gobierno como un “actor político” opositor–, donde un sacerdote y un pastor evangélico rezaron en un altar improvisado en la parte de atrás de una camioneta y usando un megáfono.

Otras marchas llegaban de otros puntos de la ciudad, luego que la oposición lograra negociar con las fuerzas del orden que abrieran el paso y les permitieran llegar a su destino.

Hubo solo un corto enfrentamiento en el este de Caracas, donde la policía usó bombas para impedir el paso de una de las marchas.

El silencio era a veces interrumpido en el recorrido por el himno venezolano, un rosario o un aplauso en honor a “los caídos” en estos 21 días de protesta.

Manifestaciones similares se realizaban en otras ciudades como Maracaibo, Barquisimeto y San Cristóbal, en el oeste del país.

Esto que logramos hoy es un ejemplo de lo que vamos a lograr en Venezuela, superar los obstáculos en paz y lograr que todos los venezolanos voten y logremos el cambio”, dijo Julio Borges, presidente del Parlamento, único poder controlado por la oposición.

Las protestas opositoras, convocadas casi todos los días desde el 1 de abril, se desataron después que el máximo tribunal se adjudicó temporalmente las funciones del Legislativo.

Maduro, con su popularidad minada por la severa crisis económica, asegura que combate una “guerra económica” promovida por la “derecha extremista venezolana” busca derrocarlo con el apoyo de Estados Unidos, pero la oposición insiste en que quiere sacarlo del poder por la vía electoral.

Henrique Capriles: Si todos nos unimos no habrá cúpula corrupta que pueda con nosotros

Líderes de la Unidad llegando a Montalbán

“Si todos nos unimos no habrá cúpula corrupta que pueda con nosotros”, dijo el gobernador Henrique Capriles, al concluir la Marcha del Silencio que tuvo como destino final la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana en Montalbán.

Argumentó además que la violencia es consecuencia de las órdenes de Nicolás Maduro y que el hecho de que la movilización se haya realizado con normalidad es un ejemplo de la voluntad pacifica del pueblo venezolano.

“Los venezolanos somos un pueblo pacífico que quiere salir adelante, que quiere que se acabe el dolor, que pare la represión, que haya alimentos y medicinas. Los que tenemos la razón no podemos sentir miedo. El país que queremos los venezolanos no se parece al que quiere Maduro”.

Ratificó que los venezolanos quieren expresarse libremente, es decir, ejercer su derecho al voto, además de que se respete a la Asamblea Nacional, cesen las inhabilitaciones, se abra el canal humanitario para alimentos y medicinas y se libere a los presos políticos; por lo pidió persistir en las acciones de calle.

Capriles finalmente pidió al pueblo estar pendiente de las próximas acciones que anunciará la Unidad con miras a la restitución del orden constitucional.

AFP/ Primero Justicia.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: