Política

Perú retira su embajador de Venezuela, Kuczynski denuncia ruptura de la democracia

30 de marzo 2017.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, rechazó la decisión del Tribunal Supremo de Venezuela, de asumir las “competencias” de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora,  mientras “persista” su situación de desacato.

“América Latina es democrática. Es inaceptable lo que ocurre en Venezuela”, expresó en su cuenta en Twitter @ppkamigo. “Condeno la ruptura de la democracia en Venezuela. Retiro de manera definitiva a mi Embajador en ese país”, manifestó en otro mensaje publicado en la red social.

“Frente a la gravedad de estos hechos, el Gobierno del Perú ha decidido retirar de manera definitiva a su embajador en la República Bolivariana de Venezuela”, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores peruano en un comunicado.

El retiro definitivo del embajador implica un alto nivel de protesta de parte de un gobierno, pero no se trata de una ruptura de relaciones, explicó una fuente diplomática a la AFP.

La embajada sigue abierta en Caracas y queda bajo el mando del encargado de negocios, que dirige la sede desde el 6 de marzo cuando Lima llamó en consultas al embajador, Mario López, en rechazo a las “expresiones insolentes del presidente de Venezuela y de su canciller” sobre el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski.

La cancillería condenó la decisión del Tribunal Supremo venezolano “de atribuirse las competencias parlamentarias que le corresponden a la Asamblea Nacional, arbitraria medida que violenta el Estado de Derecho y constituye una ruptura del orden constitucional y democrático en la República Bolivariana de Venezuela”.

El gobierno peruano considera que la decisión adoptada por el mismo Tribunal, que otorga al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, facultades que corresponden constitucionalmente a otros poderes del Estado, “es un flagrante quebrantamiento del orden democrático en ese país”.

La cancillería informó que inició consultas con los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para que, “en el marco de la Carta Democrática Interamericana, se adopten con la mayor urgencia las medidas que correspondan ante la evidente ruptura del orden constitucional y democrático en Venezuela”.

El gobierno de Kuczynski ha sido especialmente crítico con la gestión de Maduro y ha realizado varias invocaciones a los países de la región para intervenir en lo que considera una “crisis humanitaria” en Venezuela, que puede ocasionar un éxodo de venezolanos hacia América Latina.

Perú otorga un visado especial a los venezolanos que llegan al país, huyendo de la grave crisis económica que atraviesa Venezuela, reflejada en la escasez de todos tipo de bienes básicos y la inflación más alta del mundo, proyectada en 1.660% para 2017 por el FMI.

RETIRO DE EMBAJADOR NO IMPLICA RUPTURA DE RELACIONES CON VENEZUELA

La retirada definitiva del embajador de Perú en Venezuela, tras la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de de asumir las competencias del Legislativo, “no implica” la ruptura de relaciones diplomáticas bilaterales, informó este jueves a EFE un portavoz de la Cancillería peruana.

La fuente indicó que la embajada peruana en Caracas “sigue abierta”, aunque ahora a cargo del encargado de negocios, Carlos Rossi.

A inicios de marzo, Perú había llamado a consultas a su embajador en Venezuela, Mario López Chávarry, y “con la nueva situación” en ese país “se tomó la decisión de retirarlo definitivamente”, remarcó.

“Esto implica que no va a volver el embajador López bajo ninguna condición”, enfatizó el portavoz antes de reiterar que, sin embargo, no existe una ruptura de relaciones bilaterales, “incluso si Venezuela pide retirar a su embajador en Perú como contramedida.”

La fuente precisó que la decisión “implica bajar el nivel de las relaciones” bilaterales y dijo que cuando se solucione el problema, Perú “tendrá que designar a otro” embajador en Caracas.

El Gobierno de Perú anunció hoy el retiro definitivo de su embajador en Venezuela, tras señalar que la decisión del Tribunal Supremo es una “arbitraria medida que violenta el Estado de Derecho y constituye una ruptura del orden constitucional y democrático en la República Bolivariana de Venezuela”.

Anunció, además, que “ha iniciado consultas con países miembros de la Organización de Estados Americanos para que, en el marco de la Carta Democrática Interamericana, se adopten con la mayor urgencia las medidas que correspondan ante la evidente ruptura del orden constitucional y democrático en Venezuela.”

“Dicha ruptura es incompatible con las normas del sistema interamericano”, concluyó.

Perú y Venezuela mantenían una relación tirante luego de que la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, calificara al presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, de “cobarde” y “perrito simpático del imperio”, lo que llevó al Gobierno de Lima a llamar a consultas al embajador López.

Las aseveraciones de Rodríguez fueron realizadas luego de que el gobernante peruano dijera en una conferencia en Estados Unidos que Latinoamérica es como “un perro dormido en la alfombra” para Washington, porque no causa problemas, a excepción de Venezuela.

 

EFE /AFP

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: