Mundo

Comunicadores Mártires : Rodolfo Walsh

26 de marzo 2017.

comunicadores-martiresrodolfo-walsh

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información”. Rodolfo Walsh.

El 24 de marzo de 1976, las Fuerzas Armadas argentinas derrocaron a la presidenta Estela Martínez (mejor conocida como Isabelita o Isabel Perón), dando inicio al llamado Proceso de Reorganización Nacional, la Junta Militar aplicó censuras sobre los medios de comunicación, también intervino los sindicatos y promovió una política de Terrorismo de Estado que implicó el secuestro, la tortura y la desaparición de personas.

Argentina

Resultado de imagen

El dictador Jorge Rafael Videla junto a la Junta Militar de 1976.

Debido a la censura de los medios, en junio de ese mismo año, un valiente periodista y escritor Rodolfo Walsh ropuso a la organización Montoneros  un proyecto revolucionario, la creación de la Agencia de Noticias Clandestina (ANCLA), ideada como un medio para denunciar, revelar e informar al pueblo argentino el día a día de la represión, era la manera ideal para burlar el cerco mediatico de la dictadura,  los compañeros honestos y valientes escucharán las voces urgentes desde las catacumbas. “Derrotar el terror al acceso a la información de los que informan” era una de sus consignas principales.

Walsh era un destacado periodista y escritor, poseedor de una notable hoja de vida, autor de las novelas testimoniales como “Operación Masacre”,  “¿Quién mató a Rosendo?” y “El caso Satanovsky”, Ganó el Premio Municipal de Literatura de Buenos Aires, por “Variaciones en rojo” 1953, en Cuba  fundó la agencia Prensa Latina junto con su colega y compatriota Jorge Masetti.

Surge ANCLA, y la “Cadena Informativa”; la cual consistía en un sistema de difusión de información de mano en mano  a través de folletos, ANCLA denunció crímenes, torturas y desapariciones de la dictadura, las gacetillas decían:

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información.” Rodolfo Walsh.

ancla

Sello usado en la cabecera de los cables de la Agencia de noticias ANCLA.

Con medios materiales y humanos muy precarios, un reducido grupo de periodistas y militantes de Montoneros lograron desafiar la censura militar y la represión entre junio de 1976 y septiembre de 1977, informando en tiempo real el genocidio que se estaba perpetrando en ese momento en el país. ANCLA también intentó sembrar confusión entre las distintas instituciones que conformaban las Fuerzas Armadas, sembrando el virus de la desconfianza entre ellos. ANCLA logró generar dudas sobre un supuesto vínculo de la agencia con la Armada.

Resultado de imagen para rodolfo walsh joven

En cada uno de los cables de ANCLA,  se confirmaba una premisa acuñada por Rodolfo Walsh: es posible ejercer el periodismo aun en las peores condiciones posibles, incluso en la clandestinidad y en mitad de un cerco represivo criminal.

La agencia informaba sobre los campos de concentración, la aparición de cadáveres en lagos y descampados (incluso esboza sobre los vuelos de la muerte, aunque los atribuye no a aviones sino a buques de la Armada), las divisiones internas dentro de la Junta, la política económica, las persecuciones, amenazas, exilios y la repercusión de todo ello en el exterior.

La Muerte de su hija Maria Victoria

Maria Victoria Walsh, joven y combativa periodista, militó en las agrupaciones gremiales del peronismo revolucionario, delegada gremial en el diario “La Opinión” donde acumuló continuas disputas y enfrentamientos con su directiva.

Ante la represión y violación de DDHH de la Dictadura, Maria Victoria sigue los pasos de su padre y se enrola en la causa de los Montoneros donde llega a estar  a cargo del departamento de prensa en el frente sindical con el alias de “Hilda”.

Maria Victoria Walsh.

l 29 de septiembre de 1976  los cuerpos de seguridad de la Dictadura realizan un gigantesco operativo militar en Buenos Aires, 150 soldados con bazookas, un helicóptero y hasta un tanque, se apostaron frente a una casa antigua N° 105 de la Calle Corro, Alli se encontraban varios de los líderes de los Montoneros,entre ellos la joven hija de Rodolfo Walsh  junto con sus compañeros Alberto José Molinas Benuzzi, José Carlos Coronel, Ignacio José Bertrán e Ismael Salame. El cruento combate duró casi dos horas. Todos los Montoneros fueron abatidos. Los últimos rebeldes que quedaban con vida eran Maria Victoria Walsh y Alberto “Tito” Molina, Secretario Político Nacional de los Montoneros. Maria Victoria se subió a la terraza de la casa, dejó la metralleta a un lado y se asomó. Cuenta un soldado del Ejército atacante que “Dejamos de tirar sin que nadie lo ordenara y pudimos verla bien. Era flaquita, tenía el pelo corto y estaba en camisón. Empezó a hablarnos en voz alta pero muy tranquila. No recuerdo todo lo que dijo. Pero recuerdo la última frase, esa que en realidad no me deja dormir: ‘ustedes no nos matan –dijo- nosotros elegimos morir’. Entonces ella y el hombre se llevaron una pistola a la sien y se mataron enfrente de todos nosotros”.

La muerte de Maria Victoria fue un duro golpe para el valiente periodista y escritor que con la creación de ANCLA había enfurecido a la Dictadura. A continuación reproducimos la carta de Rodolfo Walsh dedicada a su amada hija Vicki al enterarse de su muerte:

Resultado de imagen para victoria walsh montoneros

Carta a Vicki

Querida Vicki: La noticia de tu muerte me llegó hoy a las tres de la tarde. Estábamos en reunión cuando empezaron a transmitir el comunicado. Escuché tu nombre, mal pronunciado, y tardé un segundo en asimilarlo. Maquinalmente empecé a santiguarme como cuando era chico. No terminé con ese gesto. El mundo estuvo parado ese segundo. Después les dije a Mariana y Pablo: “era mi hija”. Suspendí la reunión.

Estoy aturdido. Muchas veces lo temía. Pensaba que era excesiva suerte no ser golpeado, cuando tantos otros son golpeados. Sí, tuve miedo por vos, como vos por mí, aunque no lo decíamos. Ahora el miedo es aflicción. Sé muy bien por qué cosas has vivido, combatido. Estoy orgulloso de esas cosas. Me quisiste, te quise. El día que te mataron cumpliste 26 años. Los últimos fueron muy duros para vos. Me gustaría verte sonreír una vez más.

No podré despedirme, vos sabés por qué. Nosotros morimos perseguidos, en la oscuridad. El verdadero cementerio es la memoria. Ahí te guardo, te acuno, te celebro y quizás te envidio, querida mía.

Hablé con tu mamá. Está orgullosa en su dolor, segura de haber entendido tu corta, dura, maravillosa vida.

Anoche tuve una pesadilla torrencial, en la que había una columna de fuego, poderosa pero contenida en sus límites, que brotaba de alguna profundidad.

Hoy en el tren un hombre me decía: “Sufro mucho. Quisiera acostarme a dormir y despertarme dentro de un año”. Hablaba por él pero también por mí. Rodolfo Walsh.

La represión de la Dictadura de Jorge Rafael Videla y la Junta Militar  arreciaba en dureza y crueldad, la hija de Walsh había caído como tantas otras víctimas del régimen De facto, María Victoria prefirió morir de su propia mano antes que sufrir las salvajes torturas que le esperaban en las mazmorras de la tiranía que reinaba en Argentina.

Los tentáculos de la Dictadura emprenderían ahora la caza del valiente periodista y escritor, creador de la Agencia de Noticias Clandestinas ANCLA.

En próximas ediciones la segunda entrega de Comunicadores Mártires: Rodolfo Walsh.

Daniel Ruiz /Rortz.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: