Historia

24 de marzo de 1854: Abolición de la esclavitud o el inicio de una nueva modalidad de esta

24 de marzo 2017.

Desde el momento en el que los europeos llegan a nuestras tierras americanas, de inmediato se inicia un profundo acondicionamiento de los territorios del “nuevo continente” a la manera de administración imperante en el viejo continente.

El proceso de conquista y colonización del territorio del continente fue mucho más complejo de lo que se suele afirmar. Trasladar todas las instituciones militares, políticas, judiciales, administrativas y religiosas, en aras de hacer del vasto territorio recién adquirido una sede de la Metrópolis tardó muchas décadas. En algunos casos estas instituciones debieron trabajar de manera distinta a lo que se hacía en España ya que, debido a las condiciones reinantes en estas tierras, con frecuencia modificaron la dinámica social de los europeos.

Al momento del inicio de la colonización y conquista, los europeos implantaron el modo  de producción esclavista como el sistema económico con el cual mantener todo su aparato burocrático y su desmedida ambición. La primera servidumbre de aquellos voraces e implacables explotadores fueron nuestros aborígenes, después de las tesis de Fray Bartolomé de las Casas, el Papa dictamina que los indígenas si tenían alma, por ende eran obra de Dios, lo cual significaba que eran súbditos del Rey y no debían ser considerados esclavos, siempre y cuando juraran lealtad al Señor de los Cielos y a Su Majestad el Rey. En este momento, la mano de obra deja de ser la aborigen para convertirse en la africana, la cuales se convirtieron rápidamente en uno de los bienes muebles más traficados y apetecidos para todos aquellos que tuvieran tierras que trabajar.

Resultado de imagen para Abolición de la esclavitud

Esta despiadada dinámica social y económica se mantuvo desde el siglo XVI hasta el XIX. Tres siglos y medio de esclavitud y de abusos indiscriminados. En Venezuela, desde finales del siglo XVIII se dieron movimientos en aras de lograr la ansiada libertad de los esclavizados, sin embargo todos ellos llegaron a infortunados términos. En el proyecto político de Francisco de Miranda (que nunca llegó a cristalizarse), se contemplaba la liberación de todo tipo de relación de sometimiento o esclavitud.

Resultado de imagen para FRANCISCO DE MIRANDA

Francisco de Miranda

En el primer Congreso nacional instaurado el 2 de marzo de 1811 y que, estaba dominado en su inmensa mayoría de blancos criollos, descaradamente se obvió la iniciativa de la abolición de la esclavitud, ya que esto atentaba contra los intereses de la clase dominante.

En el terrible año de 1814, José Tomás Boves logra tener una importante adhesión entre los afro descendientes ya que, no solo les garantizó la libertad y el libertinaje indiscriminado, sino que les dejó dar rienda suelta a todo ese odio hacia los blancos criollos, lo cual derivó en esas crueles masacres que hicieron naufragar la Segunda República.

Cuando el Libertador Simón Bolívar inicia en 1815 la expedición de los Cayos, proclama la eliminación de la esclavitud. Pero esta medida no llegó a entrar nunca en la práctica, empero, desde ese momento, tanto desde el bando patriota como desde el realista se inició un proceso de prometer la libertad a todos los esclavizados que lucharan bajo su bandera.

Resultado de imagen para SIMON BOLIVAR

En el Congreso de Cúcuta se refrenda nuevamente la liberación de los afro descendientes sin tener una aplicación real de este decreto. Únicamente se logró que la edad de manumisión fuera a partir de los 21 años.

El 10 de marzo de 1854, bajo la presidencia de José Gregorio Monagas, el primer mandatario introduce los documentos para solicitar ante el Congreso la abolición de la esclavitud, en esta oportunidad de manera formal y amparada en la legislación nacional. La iniciativa presidencial causó cierto estupor en los sectores más rancios de la oligarquía venezolana, empero, dos semanas después de introducida formalmente la iniciativa, el 24 de marzo resuelve eliminar definitivamente la práctica del modo de producción esclavista en cualquier parte de los territorios de Venezuela.

Esta medida obedecía a dos principios legales fundamentales: El primero de ellos el derecho y reconocimiento humano, mediante el cual ningún hombre, mujer o niño puede ser propiedad de nadie. En segundo término, José Gregorio Monagas respetó el derecho a la propiedad, ya que, El Estado venezolano se comprometió a indemnizar a todos aquellos propietarios de esclavizados que dejaban de tener la propiedad sobre estos, hasta ese momento, bienes muebles.

Resultado de imagen para José Gregorio Monagas

José Gregorio Monagas

Sin embargo, como dice el argot popular, “no todo lo que brilla es oro” y, las motivaciones de la casta dominante para abolir la esclavitud, no fueron tan filantrópicas como parece.

Desde que terminaron las batallas de la guerra de independencia, la población había quedado diezmada y, por ende, los campos gradualmente quedaron en un relativo estado de abandono. En este contexto, el mantener a un grupo de esclavizados (vestido, alimentación, vivienda, entre otros gastos), representaba una cantidad considerable, por lo que los grandes terratenientes obtenían más ganancias al darle la libertad a los esclavizados, ya que, al hacerlo esto, los antiguos dueños, ahora patrones, se quitaban la responsabilidad de mantener a los otrora esclavizados, ahora trabajadores. Estos tenían que pagar por su libertad el alto precio de ser despojados de las tierras que cultivaban ya que no eran dueños de estas. Percibían un salario ínfimo que quedaba a criterio del patrón que cantidad le pagaría.

Resultado de imagen para Abolición de la esclavitud

Por lo cual, en esas primeras largas décadas que le sucedieron a aquel 24 de marzo de 1854 en el que se abolió la esclavitud, los únicos grandes beneficiados fueron los grandes terratenientes, ya que tenían la misma mano de obra pero debían pagar menos por tenerla, de lo que se derivó en que ese período se superó la esclavitud solamente para introducirse en una nueva modalidad de esclavitud que se prolongaría varias décadas más y que, contrario  a lo que se piensa, desgraciadamente tiene resonancia hasta nuestros días en algunos sectores.

 

Alexis Delgado Alfonzo

Historiador

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: