Deportes

Puerto Rico da ejemplo de amor a la camiseta y pasa a la final del Clásico Mundial derrotando a Holanda 4-3

21 de marzo 2017.

Un elevado de sacrificio de Eddie Rosario para remolcar a Carlos Correa en la undécima entrada le dio una dramática y emocionante victoria 4-3 a Puerto Rico sobre Holanda en la madrugada del martes para avanzar a la final del Clásico Mundial de Béisbol.

Al llegar empatado el partido (3-3) al undécimo inning se aplicó la regla que coloca corredores en segunda y primera base al inicio del episodio. Holanda tuvo la primera oportunidad en la parte alta del undécimo ante los envíos del relevista Edwin Díaz en su segunda entrada de labor, luego de llenar las bases con un out, Díaz obligó a Curt Smith a batear para una doble matanza para cerrar espectacularmente el inning sin carreras. La doble matanza fue de Báez a Lindor a Rivera.

En la parte baja de la undécima para Puerto Rico con Yadier Molina bateando, Carlos Correa y Kike Hernánez corriendo en segunda y primera base. Molina tocó de sacrificio y ambos corredores adelantaron a tercera y segunda con un out. Acto seguido, Báez recibió boleto intencional para llenar las bases. Eddie Rosario consumió el siguiente turno y se vistió de héroe al batear un elevado al central para remolcar a Correa con la  carrera de la victoria y dar paso a una eufórica celebración en las gradas y en el terreno. Fue un momento emocionante y dramático para los boricuas al asegurar su pase a la gran final.

Por segunda vez consecutiva, la selección boricua avanzó al encuentro por el título del Clásico Mundial de Béisbol, tras superar el lunes 4-3 a Holanda en una semifinal que requirió de 11 innings para dirimirse.

Los boricuas, que se tiñeron las cabelleras para disputar este torneo en una muestra de unión, saltaron sin parar una vez que concluyó el tenso duelo de 4 horas y 19 minutos.

Y en el graderío, numerosos fanáticos vestidos de rojo, blanco y azul desataron la escandalera con cencerros, trompetas y silbatos.

Kike Hernández, quien juega para los Dodgers de Los Ángeles, enarboló una bandera de Puerto Rico, y corrió por todo el terreno.

La selección boricua, invicta en el torneo más importante del beisbol mundial, se medirá el miércoles por el cetro mundial al bicampeón Japón o a Estados Unidos, también en el Dodger Stadium. Puerto Rico buscará dar el paso que le faltó en 2013, cuando sucumbió 3-0 ante República Dominicana en la final.

Rortz.

Con Información de AP, USATODAY.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: