Mundo

En Colombia se disparan los cultivos de coca (3era. Parte)

18 de marzo 2017.

En las dos entregas anteriores publicamos las dos primeras partes del reportaje EN COLOMBIA SE DISPARAN LOS CULTIVOS DE COCA donde se expone como se ha incrementado, en 180.000 hectáreas, los cultivos ilegales de la materia prima para la elaboración de la Cocaina.

Este alarmante aumento en los cultivos ilegales se produce a pesar de la presencia en territorio colombiano de la CIA, DEA y Bases militares de EEUU.

Puedes ver los dos primeras partes de este reportaje haciendo click en las imagenes:

En Colombia se disparan los cultivos de coca (Parte I)

1818

En Colombia se disparan los cultivos de coca (Parte II)

Nunca antes en la historia, Colombia había tenido tantas matas de coca como en este momento. En pocos días el Departamento de Estado de Estados Unidos, específicamente la CIA, anunciará una cifra que supera las 180.000 hectáreas. Desde 2013 se ha duplicado el área cultivada. El año pasado, esta misma entidad había situado los cultivos en 159.000 hectáreas. Un crecimiento del 39 por ciento respecto a 2014. La tendencia que muestra la CIA es consistente en porcentaje con la que presenta el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) de Naciones Unidas, cuya última medición para 2015 ubicaba los cultivos en 96.000 hectáreas (entregará las cifras de 2016 en un par de meses). La diferencia entre ambas mediciones se debe a que usan distinta tecnología, pero sus tendencias en los últimos 20 años han sido consistentes.

Colombia es el primer productor de cocaína y EE. UU. el consumidor número uno

El 90 % de la cocaína incautada en Estados Unidos tiene origen en Colombia. Con esa cifra, el Departamento de Estado de Estados Unidos volvió a agitar el debate por la estrategia contra las drogas que se implementa en el país que sigue ostentando el “primer lugar como productor de esa droga en el mundo”.

Las alarmas permanecen encendidas. El número de hectáreas sembradas sigue en ascenso y el viraje que dio la lucha contra los cultivos ilícitos sigue sin arrojar resultados. Al menos esa fue una de las principales conclusiones que arrojó el informe sobre la Estrategia Internacional para el Control de los Narcóticos, divulgado por el gobierno norteamericano.

De acuerdo con el estudio, que se elabora cada 12 meses desde hace 34 años y que el gobierno estadounidense pone en manos del Congreso, Colombia “sigue siendo uno de los mayores productores y exportadores de cocaína”, así como una “fuente de heroína y marihuana”. En ese sentido, el reporte afirma que el país norteamericano enfrentan la “peor crisis de drogas en la historia y les ha costado la vida a más de 33.000 personas en el 2015”.

“Tenemos también algunas áreas en las que necesitamos más diálogo, una de estas es la cuestión del consumo de cocaína en los Estados Unidos y por el otro lado el hecho de que se ven más cultivos en Colombia…En Estados Unidos tenemos una crisis de consumo. Pero se trata de un consumo de heroína y de opioides, la crisis está en comunidades donde nunca se había visto el abuso o el uso de heroína desde hace 60 años. Hay un aumento, pero bastante limitado, del consumo de cocaína. No digo que este consumo en Estados Unidos sea irrelevante, históricamente como ustedes bien saben, hay una estrecha relación entre la producción de cocaína en Colombia y el consumo en Estados Unidos. Eso no se ha roto. Pero lo que digo es que el aumento de consumo de cocaína en Estados Unidos es lento, se ve un aumento mucho mayor en otras partes del mundo, por ejemplo Europa, Suramérica, específicamente Argentina y Brasil”. William Brownfield, Subsecretario de Estado para Asuntos de Narcotráfico Internacional.

Resultado de imagen para William Brownfield

William Brownfield, Subsecretario de Estado para Asuntos de Narcotráfico Internacional.

Tumaco y Briceño: dos de las zonas con más cultivos en Colombia

En la primera se adelanta una erradicación forzada en medio de grupos criminales y protestas de los cocaleros. En la segunda, se está probando el nuevo esquema pactado en La Habana, consultado con la comunidad y con apoyo de las Farc.

El puerto de Tumaco, Nariño, es hoy un mar de contradicciones. Sus pobladores deberían festejar que casi 300 guerrilleros de la columna móvil Daniel Aldana de las Farc, están concentrados en una zona veredal y entregaron sus armas, pero la realidad es otra. Por el contrario, justo cuando los insurgentes llegaban a los campamentos, 1.300 campesinos cocaleros se enfrentaban en una batalla campal con efectivos del Esmad en la vía principal que une a Tumaco con Pasto. Tenían bloqueada la carretera más importante de ese departamento para protestar porque el Ejército había comenzado la erradicación forzosa de sus cultivos.

Tumaco es el municipio que más produce hoja de coca, pues concentra el 18 por ciento de todas las hectáreas sembradas en el país. Por décadas, guerrillas, paramilitares y bandas criminales se han peleado este puerto nariñense considerado el santuario cocalero de Colombia. Sus numerosos esteros, selvas tupidas y ríos que desembocan en el océano Pacífico, lo convierten en la ‘joya de la corona’ del narcotráfico. Como afirma el sacerdote Arnulfo Mina, encargado de la Diócesis, “desde Tumaco se llega a cualquier parte del mundo”.

Cultivos ilícitos en Colombia: informe del Departamento de Estado

Colombia es el primer productor mundial de cocaína.

Por ello ese municipio es el llamado a dar ejemplo sobre la efectividad de los programas de sustitución de cultivos ilícitos que promueve el gobierno, pactados en los puntos uno y cuatro del acuerdo de paz firmado en La Habana. Por ahora, es una de las cuatro zonas priorizadas por el Ministerio de Defensa para la erradicación forzosa. Pero este fin de semana se intentará un acuerdo con las comunidades para hacerla voluntariamente.

Es una política de ‘garrote y zanahoria’. El propio presidente Santos dijo el 28 de febrero, al concluir la tercera sesión del gabinete del posconflicto,  que en las regiones donde no logre acuerdos con los campesinos, el gobierno “mantendrá y va a intensificar las labores de erradicación que lidera la fuerza pública”. Este año ya han erradicado 5.000 hectáreas, 424 de ellas en Tumaco y la meta total para 2017 es de 50.000.

Resultado de imagen para JUAN MANUEL SANTOS

Si bien oficialmente en Tumaco hay 16.900 hectáreas sembradas con coca, la cifra podría llegar a 29.000, pues todas las fuentes coinciden en que en las mediciones hay subregistro. En promedio cada hectárea corresponde a una familia con ingresos trimestrales de 4 millones de pesos.

Alrededor de esos cultivos se mueve toda una economía que va desde jornaleros que raspan la hoja de coca hasta caseríos donde se instalan pequeñas ventas, “la migración de raspachines sostiene el comercio veredal”, explicó una mujer que vende almuerzos cerca del corregimiento de Llorente.

En efecto, un buen recolector de hoja de coca que en un día raspa hasta diez arrobas, puede ganarse 70.000 pesos; “mientras que si trabaja en un cultivo de aceite de palma, no le pagan más de 35.000 al día”, explicó Donaldo, un campesino que sembró 10.000 matas de coca en una hectárea.

Célimo Cortés, líder de Recompas, una asociación que agrupa a los 15 consejos comunitarios asentados en Tumaco, advierte que solo en sus territorios se estiman 21.000 hectáreas. Todo ello sin contar los resguardos indígenas y las comunidades campesinas que viven en las 363 veredas del puerto. “Nuestras bases firmaron la carta de intención de sustitución voluntaria, porque en los próximos tres meses se harán las asambleas para definir junto con el gobierno, los proyectos que requiere la comunidad”, argumentó el líder afro.

Walter Aldana, delegado de la Dirección de Atención Integral de Lucha Contra las Drogas, lo corrobora. Según el funcionario, 10.000 familias de Recompas ya firmaron esas cartas. Si eso es así, ¿por qué persisten las protestas?

Básicamente porque 5.000 familias campesinas aún están por fuera del proceso de sustitución voluntaria. Están agrupadas en tres organizaciones (Asominuma, Asoporca y Asocret) que en Tumaco consideran la base social de las Farc y que ahora se aglutinan en la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana, (Coccam), Nariño.

En la próxima edición edición la tercera entrega del reportaje de SEMANA:  En Colombia se disparan los cultivos de coca.

Semana

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: