Reportajes

El reto de ser padre en Venezuela: Colas, Desabastecimiento, Inflación, Bachaqueros

09 de marzo 2017.

Un hijo es una bendición de Dios, pero en Venezuela además de ser una bendición; se ha convertido en una verdadera odisea, son muchas las madres y los padres que deben explotar su creatividad al momento de encontrar la forma de satisfacer las necesidades básicas de sus retoños. Y es que esto se debe a la escasez de productos y los altos precios de los revendedores, lo cual dificulta cubrir los requerimientos de los más pequeños de la casa.

Nuestro equipo reporteril les ha traído en esta entrega, los principales escollos que enfrentan las madres y padres a la hora de solventar las necesidades de sus hijos con edades entre 0 y 3 años:

EN BÚSQUEDA DE PAÑALES

Resultado de imagen para pañales en venezuela

Hoy día los padres no pueden darse el lujo de escoger que marca de pañal comprar, comparar precios y calidad, tampoco esperar mucho para adquirir la mercancía, tal y como relata Javier Padilla al diario La Nación, un padre afectado dentro de esta gran marea, Padilla comentó que “Hay que comprar las cosas de una, porque después están muy caras o no se consiguen”, prosiguió diciendo que “Cuando nació mi hija en 2012 se nos acababa un paquete de pañales y salíamos al mercado a comprar sin ningún problema. Hoy, tenemos que empezar a comprar desde que nos enteramos del embarazo e incluso repagar el precio de algunos artículos, porque intentar obtener fórmulas y pañales por el canal regular para cancelar al precio justo es una odisea que agota a cualquiera”

Muchas veces para controlar la adquisición de pañales, las autoridades y los comercios piden que sea mostrada la partida de nacimiento original del niño, sin embargo a veces esto no es suficiente para que todos los padres sean surtidos de pañales.

Resultado de imagen para pañales bachaqueros por redes sociales

Otra situación a la hora de adquirir pañales son las largas e interminables colas que hay que enfrentar, Jennifer Almao detalla a La Prensa de Lara que comprar pañales a precio regulado es imposible, porque los bachaqueros tienen el control de las colas, “Si yo quiero comprar pañales a precio justo, tengo que ir un día a Farmatodo, y comprarle un número a un bachaquero a mil bolívares para poder comprar”, sostiene Almao.

Resultado de imagen para cola en farmatodo

Margarita Díaz es otra venezolana que hace malabares para poder comprar pañales a su bebe, “pedí permiso en el trabajo porque estaban vendiendo pañales por la Plaza La Concordia, al llegar al local; funcionarios del CICPC comenzaron a poner orden en la cola, ellos se llevaron sus pañales y pasaron a quienes ellos les pareció, luego se fueron, el negocio nos dejó en cola desde las 12:00m hasta las 4:00pm, tuve que comprar algo para comer y no pude comprar pañales, en fin, la salida me generó pérdida”, y es que se ven casos en los cuales ambos padres están en sus puestos de trabajo y se les hace imposible ausentarse para poder adquirir los pañales, pues apersonarse en una cola puede significar medio día de espera sin poder comprar el producto.

María Echenique nos narra cómo hace para poder comprar pañales regulados, “debes irte desde muy temprano a El Hatillo, te vas a las 7:00pm de hoy para poder comprar mañana, y eso es una lotería, puedes comprar tú como también puede comprar un bachaquero”, cada pañal es ofrecido por los revendedores al detal entre mil y mil doscientos bolívares, con lo cual los bachaqueros pueden comprar hasta tres paquetes de 20.

Al nacer un bebe recién nacido puede llegar a utilizar 08 pañales (talla RN) por día, se necesitarían al menos 240 pañales, al llegar a talla P, pueden requerir 7 pañales, lo cual suma 450 pañales en promedio desde el nacimiento del bebé, las siguientes etapas requieren en promedio 7 pañales de sus respectivas tallas.

Según un estudio de Datanálsis de mayo de 2016, 77,6 % de los venezolanos no consigue o halla poco de lo que busca; mientras que 89,7 % debe realizar colas siempre o casi siempre cuando va a comprar. Además de una tasa estimada de inflación entre 800 y 900 %.

Reina-de-los-pampers

En el 2015 la GNB detuvo en el estado Bolívar a Yuletzy Josefina Salazar Caraballo, de 30 años de edad, conocida como “La Reina del Pampers”, quien en compañía de un grupo de mujeres se dedicaba agredir y amedrentar a las compradores que se encontraran realizando colas para comprar productos de la cesta básica, para someterlos y hacer que les entregaran sus productos, en especial, pañales desechables que luego revendería a mayor precio.

Madeline Azócar narra a El Tiempo de Puerto La Cruz, cómo desde la tienda Limpiatodo de vendieron pañales, “Fue un desastre. Vendieron los pañales sin partida de nacimiento. Los bachaqueros se dieron vida. Veías a hombres, que no tenían pinta de tener hijos, salir con los bultos y revenderlos en la esquina”, precisó Azócar. También explicó que ese mismo día los bachaqueros le ofrecieron 20 pañales desechables por 20 mil bolívares, “Y me dijeron que estaba barato, porque hay quienes piden más”.

Foto: Luna Perdomo.

Una joven que no quiso ser identificada relató cómo al llegar al Farmatodo de la avenida Río de Janeiro en Caracas a las 5:00am pudo comprar, dos paquetes de toallas sanitarias, una pasta de dientes Colgate, dos pastillas de jabones de baño y tres paquetes de pañales Pampers talla XXG de 32 unidades, todo sumaba 1736,60 bolívares. Llegar a estas horas de la mañana a estos lugares es igual a exponer la integridad de quien se apersona a hacer una cola y ponerse a expensas del hampa común.

Reinaldo Vargas nos contó cómo llegó en la búsqueda de pañales a un local en la avenida Andrés Bello, en el cual encontró de los importados, “estaba al borde de la locura porque a mi hijo sólo le quedaban dos pañales, caminando llegué a un local que tenía pañales importados, mi bebé usa talla M, pero los que tenían era talla G, tuve que comprarlos porque no encontré en ningún otro lado, y prefiero comprar importados antes de seguir alimentando a los bachaqueros, 20 pañales me salieron en 23mil, qué más puedo hacer, ando con el presupuesto súper recortado, pero realmente los necesitaba”.

En redes sociales, como el Facebook, hay quienes ofrecen bultos de pañales desechables (cuatro paquetes) por más de 100 mil bolívares.

Una revendedora ubicada en Barrio Unión (edo. Lara), declara que las ventas están “buenas” porque la gente no quiere que sus bebes anden con “pañales de tela o en rueda libre”.

“Siempre me vienen y me compran hasta 5 pañales, yo los vendo desde 800 hasta 1200 bolívares, dependiendo de la talla. Algunos se sorprenden, pero otros no, porque saben cómo es todo”, asevera la revendedora.

Los denominados pañales “ecológicos” no son una solución para el bolsillo de los venezolanos.

Creatividad Forzada

Un caso de creatividad a la fuerza es el de Patricia Colmenares, la cual nos comenta que se ha visto en la necesidad de colocarle a su hija toallas post parto en más de una ocasión, pues es lo que ha conseguido relativamente “accesible”, Colmenares nos explicó que “le corto las toallas clínicas para que no le queden tan largas, es la solución más viable que encontré, porque sino no me alcanza la plata”.

Tibisay González es otra usuaria de las toallas en su versión pañal; “uno dos de ellas y encima le coloco una pantaleta amarrada con ligas o tirro, así es que resuelvo con mi bebé que aún no puede ir al baño solo”. Sin embargo, esta práctica puede representar un riesgo para los infantes, porque pueden ocasionarles alergias y hasta infecciones urinarias.

Otra corriente dentro de este mar de creatividad son los pañales ecológicos, los que en ocasiones pueden resolver el asunto durante unas horas, sin embargo no prestan la comodidad que necesitan los bebes al momento de hacer su llamado popularmente “N°1” (necesidades líquidas) y “N°2” (necesidades sólidas o semi-sólidas). Este producto se puede encontrar en las tiendas de artículos para bebe, de la mano de algunos vendedores informales y hasta en internet, los precios pueden oscilar entre los 3.500 y 10.000 bolívares.

Reinaldo Vargas también nos relata cómo (luego de un ataque de creatividad y sondear en la calle como hacen otros padres para afrontar la situación), hace para ahorrar pañales, “cuando el bebé los usa sólo para N°1 les saco el gel interno, los lavo y les coloco pañal de tela para que retenga el líquido, prácticamente los ‘reencaucho’”, dijo.

En la próxima entrega la segunda parte del reportaje: EL RETO DE SER PADRE EN VENEZUELA: COLAS, DESABASTECIMIENTO, INFLACIÓN, BACHAQUEROS

Daniel Ruiz.

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: