Historia

Ezequiel Zamora Hombres Libres, Tierras Libres

01 de febrero 2017.

Desde que el ser humano comenzó a agruparse en comunidades primitivas, pero con una organización social con claras divisiones de clases y, por ende del poder sobre el resto del colectivo, desde ese mismo momento nacieron las desigualdades sociales.

En el largo peregrinar de la Historia, son muchos los personajes que han elevado un grito de protesta ante las injusticias derivadas de los abusos del poder y de las marcadas desigualdades sociales ocasionadas por la injusta distribución de las riquezas entre muy pocos, dejando al grueso de la sociedad únicamente como dueños de su fuerza de trabajo. Venezuela no se escapa a esta terrible y excluyente dinámica social, pero por fortuna también fuimos bendecidos con la voz y acciones insurgentes de personajes que, lucharon a brazo partido por reivindicar los derechos de los desposeídos. Entre estos personajes que han brillado como catalizadores de la historia encontramos al personaje al cual dedicamos este estudio introductorio, Ezequiel Zamora.

Resultado de imagen para ezequiel zamora

Ezequiel Zamora nace el 1 de febrero de 1817 en Cúa (poblado del actual estado Miranda). Desde su juventud, Zamora procuró educarse en temas como filosofía, historia universal y política. El abogado y amigo José María García, en conjunto con un cuñado del mismo Zamora le instruyeron en estas ramas tan importantes, así como nociones del derecho romano.

Para comprender en su justa dimensión los acontecimientos que, con posterioridad le tocó afrontar a Zamora, es importante situar cual era la realidad que vivía la Venezuela que le tocó vivir a nuestro personaje.

Después de la separación de Venezuela de la llamada Gran Colombia, la política nacional se fracturó visiblemente en dos grupos antagónicos en su manera de afrontar el devenir nacional. Por un lado se encontraba el sector más sólido, denominado conservador, el cual estaba integrado por muchos de los antiguos héroes de la independencia. Esta facción, conformada en su gran mayoría por militares veteranos sostenían que la posesión de la tierra debía estar bajo su administración como premio o botín de guerra, en gratitud de la patria por el valor que estos hombres de guerra habían demostrado en el campo de batalla. Los conservadores se mantenían con la figura de José Antonio Páez como principal caudillo.

En la acera contraria de las orientaciones políticas se encontraba el Partido Liberal, que aglutinaba entre sus filas a la mayor parte del campesinado, esclavizados y los sectores excluidos de las reparticiones de las tierras como haberes de guerra por las luchas independentistas. Esta facción tenía, desde sus orígenes como uno de los personajes más influyentes a Antonio Leocadio Guzmán (padre del futuro presidente Antonio Guzmán Blanco).

Ese panorama presente en el país desde 1830 fue gradualmente abonando el terreno para que se recrudecieran las manifestaciones de descontento de los campesinos ante las vicisitudes que se generaron por la distribución de las riquezas nacionales. En este contexto, Zamora se convierte rápidamente en uno de los líderes regionales más radicales y fervientes defensores del pensamiento del Libertador.

En 1846, un ya reconocido líder popular, Zamora se encuentra a la cabeza  de un importante movimiento conocido historiográficamente como Insurrección  Campesina. Este movimiento, bajo el lema “Tierra y Hombres Libres”, con los sectores desposeídos, con Zamora a la cabeza exigían la justa distribución de las riquezas y la eliminación de los “godos” (denominación que los liberales le daban a los conservadores). Tras este movimiento, a Ezequiel Zamora se le denominó “General del pueblo soberano”.

El 23 de febrero de 1859 en los albores de la Guerra Federal, Ezequiel Zamora, proveniente de su exilio en Curazao,, desembarca en la Vela de Coro. En ese lugar toma el nombramiento de Jefe de Operaciones de Occidente. Dos días después, el 25 de febrero,  hace a la ciudad de Coro  un Estado Federal y, el 26 de febrero constituye un gobierno de carácter provisional para el país.

Al mes siguiente, más específicamente el 23 de marzo, moviliza sus tropas y es victorioso en una batalla librada en el Palito. Desde allí emprende la toma de los llanos occidentales. El 28 de marzo anexa a la causa federal a San Felipe, con lo cual reordena la región y el mapa político/territorial federal ve nacer esa región bajo el nombre de Yaracuy.

Resultado de imagen para ezequiel zamora

Sin embargo, sin lugar a dudas, tanto el liderazgo como el genio militar y estratégico de Zamora se reconoce por su brillante participación en la batalla de Santa Inés el 10 de diciembre de 1859. En esta plaza, Zamora vence a los ejércitos centralistas para, en el concepto de numerosos especialistas darle una ventaja al bando Federal que, a la poste decantaría el vencedor de la guerra.

Una vez probado su genio militar, el victorioso general toma el camino de Barinas y Portuguesa para encaminarse a la capital, empero, en el camino decide tomar la plaza de San Carlos,donde, de manera misteriosa que, hasta la fecha no se ha podido dar respuesta veráz a lo ocurrido, el 10 de enero de 1860, a, tan solo un mes de mostrar su más brillante victoria para la causa federal, el General del pueblo soberano muere asesinado de un balazo en la cabeza que, muchos personajes de la época sostuvieron que no vino del lado enemigo, sino que fue mandado por Juan Crisóstomo Falcón o por Antonio Guzmán Blanco. Esta hipótesis se sostiene en la circunstancias en las cuales Zamora recibe el balazo, ya que no se encontraba en combate, sino que, por el contrario, el General se encontraba preparando el plan de batalla de una contienda en la que se sabía ampliamente superior porque contaba con 3000 combatientes por, tan solo 700 de su oponente.

Hoy, cuando celebramos el bicentenario del nacimiento del General del pueblo soberano, al cual se le rinden honores a la memoria de su legado en el Panteón Nacional desde el 13 de noviembre de 1872, nos queda una pregunta flotando en el aire, ¿Qué sería de los años posteriores a la guerra federal si Zamora no hubiese muerto?

 

Alexis Delgado Alfonzo

Historiador.          

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: