Opinión

El truco de la socialdemocracia: atacar la sombra mientras se entrega a la bestia. Por Toby Valderrama y Antonio Aponte

12 de diciembre 2016.

Toby Valderrama  Toby Valderrama y Antonio Aponte

La socialdemocracia, estafadora de vieja data, ha sofisticado una manera de “parecer y no ser”, así consigue garantizar la permanencia del sistema capitalista. El método se puede resumir en atacar la sombra, la imagen, y simultáneamente estimular a la bestia, a la esencia. Es un forcejeo que ocurre en la imagen y respeta la esencia. Es como los lobos que aúllan a la luna.

Este método impregna es dominante en toda la sociedad: lo aplican los sindicaleros, cuando consumen sus luchas sólo en lo reivindicativo, en lo economicista, olvidando su objetivo histórico, el Socialismo no aparece en sus berrinches teatrales. En realidad protegen al sistema y al capitalista, sólo lo pellizcan con el pétalo de una rosa, y nunca pasan de amenazas inocuas.

El gobierno lo usa con experticia, lo heredó de los sindicaleros, ataca a Lorenzo pero no al capitalismo, enfila contra Daka, captura juguetes, pero deja sueltos a los capitalistas. Se olvidaron de cuando Chávez les advirtió de la estafa de apagar el incendio y dejar suelto al incendiario.

Los políticos son diestros en el uso del método. Hace poco asistimos al sainete del diálogo, allí en esa mesa pasó de todo para que no pasara nada, el sistema salió de allí fortalecido, ni un rasguño, el culpable es la persona, la sombra del sistema, nunca el sistema. “Juicio político”, gritan unos, pero al Presidente, no al sistema capitalista, a la ética egoísta que da origen a todos estos males.

Ahora los voceros, ya era inocultable la barbarie, insoportable, hablan de los crímenes de Barlovento y Cariaco, buscan a los culpables, pero se cuidan de cuestionar el desastroso operativo que causó los crímenes. Y, lo que es peor, ni se acuerdan de las bases teóricas que dieron origen al operativo. Nadie habla de la ideología fascista que sustenta las razias contra los humildes, con la excepción del General Cliver que escribe cuestionando el operativo.

Nadie recuerda cuando a los delincuentes les dieron 72 horas para deponer las armas, y entre dientes se les amenazó con exterminio. Nadie habla de la pérdida de los derechos humanos de quien más los necesitan, los humildes, transformados en animales. No se pide la suspensión del operativo y la revisión de la doctrina que lo parió.

Sería bueno, enaltecería, si el Presidente se autocriticara de ese operativo, decretara una Misión para revisar la ideología que da origen al olp. Cómo se elevaría la imagen del Estado si el Defensor del Pueblo y la Fiscalía se autocriticaran por no haberse opuesto con tiempo a esa barbaridad.

Al asesinato del Comandante se le aplica el mismo método, se busca al criminal pero no al sistema, a la clase social, a los capitalistas que fueron sus autores intelectuales, esos van todas las semanas a Miraflores.

No hay dudas, la socialdemocracia es muy eficaz a la hora de proteger al sistema, pero no es infalible, la mentira no tiene alas y se agota, pierde efectividad, entonces deben reprimir, allí el circo busca nuevos enemigos, inventa invasiones, enemigos de papel y pantalla, en esa etapa entramos.

La socialdemocracia ha conseguido hacer del mundo un territorio capitalista casi unánime. Esta situación es muy favorable al capitalismo, pero no debe desalentar a los revolucionarios; al contrario, y aunque parezca paradójico, ahora hay condiciones excelentes para la Revolución: ya las patrañas socialdemócratas no engañan, ahora quien venga con pañitos calientes, con diálogos, con motores capitalistas, con ética del saqueador legal, con egoísmos, ese será fácilmente identificable. Ya se sabe que la socialdemocracia es camino hacia el capitalismo y hacia el fascismo, ya los revolucionarios han comprobado mil veces que Revolución que se detiene se pierde, ahora saben que las Revoluciones se pudren desde adentro y que el germen maligno es la socialdemocracia.

Estamos en los tiempos venturosos en los que se hizo imprescindible la consigna de Rosa Luxemburgo y de Chávez: ¡Socialismo o barbarie!

Toby Valderrama y Antonio Aponte

www.elaradoyelmar.blogspot.com

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: